Castigo sin precedentes a los Santos

La NFL anunció la suspensión por un año y sin salario del entrenador Sean Payton, y la salida indefinida de la liga del coordinador de la estrategia defensiva Gregg Williams, que ahora se desempeña para la escuadra de San Luis. Foto: nfl.com
La NFL anunció la suspensión por un año y sin salario del entrenador Sean Payton, y la salida indefinida de la liga del coordinador de la estrategia defensiva Gregg Williams, que ahora se desempeña para la escuadra de San Luis. Foto: nfl.com

Nueva York (ANN).- La Liga Nacional de Futbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés) anunció la suspensión de entrenadores del equipo Santos de Nueva Orleáns que ofrecían a sus jugadores recompensas económicas por lastimar y sacar del juego a rivales.

En un comunicado, el organismo anunció la suspensión por un año y sin salario del entrenador Sean Payton, y la salida indefinida de la liga del coordinador de la estrategia defensiva Gregg Williams, que ahora se desempeña para la escuadra de San Luis.

“Todos somos responsables y rendimos cuentas por la salud y seguridad de los jugadores, y por la integridad del juego. No toleraremos una conducta o cultura que socave estas prioridades”, afirmó Robert Goodell, comisionado de la NFL.

La Liga también anunció la suspensión del administrador general Mickey Loomis y del asistente del entrenador, Joe Vitt, por los primeros ocho y seis juegos de la próxima temporada, de manera respectiva.

Asimismo, Santos ha sido multado con 500 mil dólares, además de que se determinó que perderían la primera y segunda ronda para elegir jugadores colegiales durante la temporada de 2012 y 2013.

El organismo también expresó que considera los castigos que impondría a los jugadores involucrados en este programa, y que investiga qué otros equipos podrían tener programas similares de recompensa.

La NFL explicó que sus investigaciones determinaron la existencia de un programa de recompensas que operó de 2009 a 2011, en violación a las reglas de la liga.

De acuerdo con reportes de prensa, entrenadores ofrecían a sus jugadores dinero para noquear o lastimar a contrarios que eran piezas claves en el juego.

Incluso, ofrecían dinero a quien pudiera lastimar a jugadores específicos, como mariscales de campo, a los que incluso se identificaba por su nombre.

De acuerdo con el diario “The New York Times”: “El castigo sin precedente fue un sorprendente golpe a uno de los más exitosos equipos de la NFL, pero también manda un fuerte mensaje sobre qué tan seriamente la liga toma la amenaza a la seguridad de los jugadores”.

Léa también

‘Estoy cansado de que me falten al respeto’: Derek Carr

Mientras se dirige a la temporada 2020 de la NFL, Derek Carr es el mariscal …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *