Vencen los Tigres 20-8 a los Cheyennes

Los Auténticos Tigres se mantienen con paso perfecto en la temporada de Intermedia. Fotos: twitter

Por ERIC LEMUS

Con tres touchdowns de Carlos Valadez Martínez (28), los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) dieron cuenta de los Cheyennes de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) del IPN por 20-8, en juego de la cuarta jornada intermedia de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA), disputado el sábado en el estadio Wilfrido Massie.

Esto les permite a los neoleoneses mantenerse a la vanguardia de la Conferencia Jacinto Licea Mendoza, con marca de 3-0, posición que seguramente mantendrán hasta el fin de la temporada regular.

Por su parte, la tribu de Zacatenco (1-2) complicó sus posibilidades de hacerse presente en los playoffs, por lo que está obligada a ganar sus siguientes compromisos para tener derecho a uno de los cuatro boletos para participar en esa etapa.

Los Tigres impusieron su mayor tonelaje ante los Cheyennes.

Los Tigres, que parecen más un equipo de categoría mayor y no de intermedia, por su impresionante talla, dejaron ir la posibilidad de anotar en su primer ataque de la tarde, al fallar su especialista Francisco José Villatoro Mata (1) un intento de gol de campo de 20 yardas.

Independientemente del mayor peso y estatura de los norteños, los Cheyennes exhibieron fallas de tackleo y no pocos avances de aquéllos tuvieron éxito por esa debilidad, entre otras, de sus contrincantes.

Carlos Valadez llegó por primera vez a las diagonales, impulsado por un pase lateral de Alejandro Limón Soto (10) de cinco yardas, yéndose por la banda izquierda, y punto extra del emperador Francisco José para el 7-0, en el segundo cuarto.

Valadez se hizo presente nuevamente en la zona de anotaciones para ampliar la ventaja de su equipo a 14-0, en el mismo periodo en una jugada similar a la del primer touchdown, con la diferencia de que el pase, de 10 yardas, llevó el sello de Patricio Quiroga Espinoza (11) y el tanto adicional, de Francisco José.

La defensiva norteña se impuso sin muchos problemas.

Los bravos que comanda Roberto tepo Ríos nunca dejaron de luchar por la anotación, pero fue hasta el cuarto periodo cuando la lograron, a cargo de Ángel Lara Cardona (10) en carrera de 12 yardas partiendo por su lado derecho para continuar por el centro. La conversión fue un pase de Julio César Hurtado Castillo (23) a Bruno Quijano Espinosa (2), para dejar el marcador en 8-14.

La respuesta de los Tigres se produjo de inmediato al emprender con éxito una incursión de 81 yardas en la que abundaron los acarreos de Marco Antonio Briones Gutiérrez (20) y Carlos Valadez, quien llegó a la yarda seis con primero y gol, para que en la siguiente acción el mismo portador del jersey número 28 llegase a su destino en carrera de esa distancia para el 20-8, ya que fallaron la conversión.

En los últimos instantes del desigual encuentro, el linebacker felino Omar Alatorre García (58) se apropió del ovoide tras ser bateado accidentalmente por Hurtado Castillo, cuando intentó completar con una mano el pase dirigido por Axel Medina Padilla (1), mariscal de campo estelar de los Cheyennes.

Para entonces quedaban aproximadamente 15 segundos de juego efectivo, lo que les impidió a los Tigres intentar otro zarpazo, quedándose a 39 yardas de asestarlo.

Léa también

Corsarios vapulean a los Bisontes (66-8)

Bajo el liderazgo del QB Rodrigo Trangay Mesta (10), quien tuvo cinco pases y dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *