Ganan las Águilas Blancas en CU, 29-21

Israel Jiménez Mendoza (19) fue una de las armas principales de los politécnicos. Foto: twitter

Por ERIC LEMUS

Con otra actuación por nota del mariscal de campo Israel Jiménez Mendoza (19), las Águilas Blancas del IPN (2-0) se llevaron el Clásico al superar a los Pumas de la UNAM CU (0-2), en juego de la segunda fecha de la campaña intermedia 2019 de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA), Grupo Jacinto Licea Mendoza.

El juego tuvo lugar en el estadio Roberto Tapatío Méndez de la UNAM, donde los dueños del escenario nunca dejaron de pelear y se fueron al descanso con ventaja de 15-13.

Sin embargo, las probabilidades de éxito de los Pumas se desvanecieron en la segunda parte, en la que su defensiva en general fue arrastrada por el ataque de sus rivales, quienes mostraron reunir lo necesario para estar presentes en los próximos playoffs y tener éxito en los mismos.

El quarterback de los felinos, Omar Guazú Rodríguez Urbina (14), movió bien el ataque de su equipo pero sus integrantes necesitan madurar más y evitar infracciones, o no tendrán éxito sus intentos de producir puntos.

Respecta a Omar Rodríguez, tiene que superar algunas fallas. Por ejemplo, cuando sus receptores están muy vigilados titubea para decidirse a correr con el ovoide.

Las Águilas Blancas mostraron enjundia y gran velocidad. Foto: twitter

Por su parte, los coaches de la defensiva celeste deberán trabajar más de la cuenta, después de que las Águilas Blancas la resquebrajaron para avanzar a su antojo por aire y tierra.

En su primer ataque de la tarde, las Águilas Blancas hicieron funcionar la pizarra del inmueble, 7-0, por medio de José Ángel Cu Pérez (21) filtrándose a las diagonales por el offtackle izquierdo desde la yarda uno, con punto extra de Israel García León (17).

Los pupilos de Pavel Tosky respondieron para dejar los números en 6-7, encargándose Fernando Moreno Rodríguez (10) de anotar por el offtackle izquierdo de tres yardas, sin éxito de Luis Alberto Altamirano Rodríguez (21) en el intento del punto extra.

En el segundo cuarto los universitarios tomaron ventaja de 12-7 por medio de Yael Zavala Camacho (28), quien visitó las diagonales escarlatas por el centro de la línea en acarreo de una yarda, pero Altamirano fallaba otra vez en su afán de hacer su trabajo.

Poco les duró a los Pumas ese gusto porque Ariber Morales Guerrero (6) burló la vigilancia de los defensivos de azul y oro en su recorrido de 25 yardas por la banda izquierda, recuperando así la ventaja para las Águilas Blancas, 13-12.

En su siguiente ofensiva, los Pumas llevaron a cabo avances por tierra a través del chaparrito Moreno Rodríguez (10), Zavala Camacho y el Guazú, y Joel Gómez Sánchez (6) quien tocó las puertas de las diagonales albiguindas con un acarreo de 11 yardas, para el primero y gol en la nueve.

Tocó el turno a Fernando Moreno de llegar a su destino en una resbalada por su lado izquierdo, pero fue detenido a dos yardas de la tierra prometida, en tercera oportunidad, por lo que el alto mando de los Pumas ordenó un gol de campo, acertado por Juan Pablo Rivera Funes (2) de 20 yardas para el 15-13 a su favor.

Los politécnicos enseñaron buenas cosas. Foto: twitter

Los sometimientos a la defensiva felina por medio de Arath Ríos Hernández (1), Cu Pérez, Daniel García Espinosa (3), Abimael Quezada Rodríguez (7) y Jesús Emmanuel Alcalá Nava (10), resultaron importantes en la consecución de su tercer touchdown, a cargo del quarterback Jiménez Mendoza en un salto de seis yardas sobre la línea defensiva de Pumas. La jugada adicional fue un pase de él a García Espinosa, para irse arriba, 21-15.

La escuadra del coach Lavanderos no se conformó con lo anterior y fue por el touchdown caminero, obra de Arath Ríos en escapada de 24 yardas y conversión de Fernando Quintero (82), para el 29-15.

Los Pumas reaccionaron y fueron por lo que sería su última anotación del partido, para el definitivo 21-29, con envío de Rodríguez Urbina a Patrick Kevin Fernández Arzate (19), de seis yardas, sin tanto adicional al fallarlo Rivera Funes.

Después de dos derrotas al hilo (la primera frente a los Linces de la UVM-Lomas Verdes por 23-30), los inquilinos de la Ciudad Universitaria están obligados a evitar más descalabros, o tendrán que esperar otro año en busca de estar presentes en la postemporada.

Las Águilas Blancas, por su parte, parece que seguirán viento en popa.

 

Léa también

Corsarios vapulean a los Bisontes (66-8)

Bajo el liderazgo del QB Rodrigo Trangay Mesta (10), quien tuvo cinco pases y dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *