Bloqueo 2 Vs. 1

Ricardo Strevel Roche en su época de corredor.
Ricardo Strevel Roche en su época de corredor.

* Exitosa reunión fraternal

* Épocas pasadas, mejores

* Que se realice otro evento

Por Ricardo García Estrada

Aproximadamente 750 personas, entre ex jugadores y jugadores de diferentes equipos, acudieron a la primera reunión de la Fraternidad Guinda y Blanco-Azul y Oro, para conmemorar los 75 años del futbol americano en el Instituto Politécnico Nacional y el Centenario de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Con ese acto, efectuado en medio de gran ambiente en las postrimerías del año pasado en un hotel de la Colonia Anzures, aquí en la Ciudad de México, el Comité Organizador de Ex Jugadores y Ex Porristas de Futbol Americano del IPN puso fin a sus actividades de 2010.

La primera reunión de la Fraternidad atrajo a ex jugadores que dejaron huella en el emparrillado con sus inolvidables actuaciones. Por ejemplo José Guzmán Vera, el mejor pateador de lugar que han tenido las Águilas Blancas y el Poli en general.

Armando cadete Camargo, Omar Fierro, Raúl López Valdés, Víctor Martínez (Jugador del Año 1963 y 64), Guillermo Picapiedra Ontiveros Tarango (ganador de la misma distinción en 1965) y Mario Yáñez Correa, por citar sólo a unos cuantos ases del campeonísimo Poli Guinda, en esa década.

Es importante destacar que el segundo de ellos inició su ciclo de categoría mayor en 1952, con los Burros Blancos, antes de alejarse de esta actividad para dedicarse de lleno al atletismo, lucha grecorromana y futbol soccer (con la oncena del IPN en segunda división), deportes en los que también se hizo notar.

De los Cheyennes del Poli Blanco ahí estuvieron, entre otros, Víctor Manuel Meme Cervantes, Rubén Maturano, quien después se convirtió en preparador físico del Cruz Azul, dirigido entonces por Nacho Tréllez; Miguel Tagle, Edmundo Tejeda, Sergio Villamar y Félix Zurita.

De Tejeda seguramente muchos aficionados no saben que brilló como quarterback en los años 60 con los gallos de Comercio y pumas de la UNAM, dirigidos ambos escuadrones por Manuel Neri. Sin embargo, con los felinos ese quarterback tuvo debut y despedida, no sin antes haberlos acercado a un título.

Eso aconteció el 20 de noviembre de 1965, en la final entre los Pumas y el Poli Guinda, duelo que iba ganando el conjunto de Santo Tomás (13-7) en el último cuarto.

Los universitarios, que habían tenido ese año una estupenda temporada con Jorge Mercado (+),  Alfredo Araña González, José Luis Villela y Joaquín Castillo, entre sus principales jugadores, sólo necesitaban el empate para coronarse. Y parecía que eso habría de suceder, ya que en los últimos minutos del trepidante partido, Edmundo le envió un pase a  González para registrar el touchdown del 13-13.

"El poeta" Omar Fierro (45).
"El poeta" Omar Fierro (45).
Alejandro "canario" Morales.
Alejandro "canario" Morales.

Pero instantes después el Poeta Omar Fierro atrapó un pase corto de Eliud Dávila (+) para emprender una dramática jugada que culminó exhausto en las diagonales y darle al Poli Guinda la victoria por 19-13, una corona más en su historia y culminar su elegibilidad de manera inolvidable.

A partir de 1966 Edmundo Tejeda se unió a los Cheyennes, comandados por Mario San Román y César Luque (+), pero al parecer las lesiones le impidieron sobresalir como lo hiciera en la UNAM.

En la reunión de la Fraternidad Guinda y Blanco-Azul y Oro, se dieron cita por la UNAM: Joaquín Castillo, Mario Durán, Julián Fajardo, Eduardo Lozada, Alejandro canario Morales, Gustavo Medina, presidente de la Hermandad Puma, A.C.; Marco Ramos, el titular de la ONEFA (ya de salida), Carlos Rosado…

Por cierto, Fierro, Castillo, Rosado y Jesús Mena (ex clavadista olímpico y dirigente deportivo en el Estado de México), entre otras personas, ocuparon la mesa de honor sobre la cual los dos primeros firmaron el testimonio de la reunión inicial de la Fraternidad en cuestión.

El magnífico centro y linebacker Mauro Gómez, de los Toros Salvajes de la UACH en los años 60, se sumó también al convite con los antes citados, lo mismo José Luis Martínez, ex astro de los Pieles Rojas de Acción Deportiva y Jugador del Año 1977.

No podían faltar en ese acto ex miembros de los grupos de animación del IPN (Silvia Cervantes, Gabriela Guerrero, Herlinda y Rosa María Nava y Luis Felipe Pollo del Portillo) y de la UNAM (La Güera María de los Ángeles Escandón, Teresita Flores, Arcelia Castellanos; Gonzalo Doppy Dávila, Mario Moi Aragón, Mario Tin Madinabeitia, Jorge Delgado El Cayos, José Luis Castor González y Agustín Pimentel, entre otros).

Ayer, llenos; hoy sólo 15 mil aficionados

Al término de la festividad, y mientras varios de los presentes posaban para la obligada foto del recuerdo, Raúl López Valdés, el famoso Quito, quarterback del Poli Guinda hace casi medio siglo, y más tarde asistente de Jacinto Licea en la conducción del mismo equipo, opinó así del evento:

“Esta reunión representa para mí una emoción increíble y fuera de serie. Llegar aquí ha sido como ingresar al estadio, oír el Huelum, el Goya y sentirse el hombre más importante del mundo”.

El también ex presidente de la Asociación Mexicana de Futbol Americano (AMFA) y miembro del comité directivo de la Liga Nacional Colegial, recordó que en los años 60 “había llenos en los escenarios, en tanto hoy día metes difícilmente 15 mil personas en el estadio Cuauhtémoc del IMSS o en el de prácticas de CU. Creo en este caso que épocas pasadas fueron mejores”.

Otros puntos de vista

Joaquín Castillo.
Joaquín Castillo.

Joaquín Castillo, quarterback de los Pumas (1964-69).- “A los organizadores les salió bien esta espectacular reunión que me hizo volver a ver caras conocidas. Por ejemplo las de Edmundo Tejeda y Mario Yáñez Correa. Creo que este evento debe hacerse por lo menos una vez al año, de preferencia al término de la temporada de categoría mayor”.

Castillo vivió épocas de esplendor con los Gatunos del Pedregal, por ejemplo cuando se coronaron invictos en 1966 y 67, así como en 69 año en que dividieron triunfos (20-22 y 20-6) con el trabuco de los entonces Cheyennes de Acción Deportiva, antes de que adoptaran el apodo de Pieles Rojas.

Víctor Martínez, corredor de lujo del Poli Guinda (1960-64).- “Este ha sido un bonito evento que me hizo recordar mis años en liga mayor y cuando nos enfrentábamos a equipos estadunidenses de la talla del de la base naval de Pensacola, Lamar College y Tulane University, entre otros”.

Recordó que “en un juego precisamente entre el Poli Guinda y Pensacola,  le avanzamos a éste con pases de Mario Yáñez Correa a tu servidor. Actualmente ya no nos enfrentamos a esa clase equipos porque nos ganarían y feo. Sólo se organizan encuentros con algunos de la División III de Estados Unidos”.

Gustavo Medina, defensivo de los cóndores (1971-75).- “Este acto trajo a mi mente mis días de jugador, de sueños que muchas veces se hicieron realidad; de la disciplina y la formación de un carácter que adquirimos a través del futbol americano”.

Ricardo Strevel Roche (jugador fuera de serie de las Águilas Blancas y miembro del Comité Organizador de Ex Jugadores y Ex Porristas de Futbol Americano del IPN, lo mismo Gaby Guerrero, el Meme Cervantes, Rubén Córdova y el Pica Ontiveros), opinó así al término del acontecimiento:

“Esta reunión resultó muy padre porque no es tan fácil que nos veamos Pumas y Polis de esta manera, en el mejor ámbito de nuestro deporte. En el presente año el IPN conmemorará 75 años de su fundación (1936) y la ocasión será propicia para festejar ese hecho y, en su momento, promover a los jugadores activos del Politécnico y la UNAM”.

Léa también

La ONEFA cancela sus torneos de 2020

Debido a la crisis sanitaria que todos enfrentamos; priorizando el bienestar general, la Organización Nacional …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *