¡Pumas, monarcas; 28-16 a los Tigres!

Los Pumas de la UNAM acabaron con la hegemonía que los norteños y se proclamaron monarcas. Foto: unam.mx
Los Pumas de la UNAM acabaron con la hegemonía que los norteños y se proclamaron monarcas. Foto: unam.mx

Monterrey, Nuevo León (Exclusivo).- Los Pumas de la UNAM CU se coronaron en la Conferencia Los Ocho Grandes de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA), al derrotar a los Tigres de la UANL por 28-16 la noche del reciente viernes en el estadio Universitario (El Volcán ) de esta ciudad.

Con ese resultado, los felinos de la UNAM lograron deshacerse de la hegemonía que los norteños les impusieron dos años consecutivos (2011 y 12), pero que esta temporada fueron perdiendo contundencia en su ataque, lo que se pudo apreciar en algunos de sus duelos de la temporada regular que ganaron con algunas dificultades.

Los Pumas estuvieron en desventaja dos veces, pero supieron venir de atrás para transitar por el sendero que habría de llevarlos a la cima de los consagrados, la que intentarán defender en 2014 de sus predadores que a toda costa querrán echarlos de ahí.

Bruno Márquez (13), quarterback estelar de los Pumas, podrá decir satisfecho misión cumplida en su temporada del adiós dejándole un difícil paquete a José Miguel Chávez (19), su posible sucesor, u otro comandante de ataque que muestre tamaños en esa posición.

Márquez fue uno de los motores que impulsaron a los suyos al trono, con dos pases de anotación en el último cuarto, sin hacer menos la labor de Herminio Rojas (35) quien se lució en jugadas terrestres, así como su compañero Heriberto Salazar (88) en acciones aéreas, quien, al igual que Bruno, también escuchó las golondrinas al término del partido.

El jugador con el número 13 en el jersey se hizo cliente de Héctor Yáñez (8) con tres capturas en el primer cuarto, temiéndose que perdiera la brújula como en otros encuentros. Pero Bruno iba decidido a ponerle un hasta aquí a los Tigres y se saló con la suya, sin importar esas detenciones atrás de su trinchera.

A la defensiva, Jerónimo Arzate (18) también mereció elogios por los dos pases que interceptó cuando los Tigres amenazaban con invadir las diagonales de sus huéspedes que llegaron al estadio Universitario decididos a regresar al Pedregal de San Ángel con el título en su poder, como sucedió a final de cuentas.

El Rector de la UNAM, José Narro Robles, contento con lo jugadores auriazules. Foto: unam.mx
El Rector de la UNAM, José Narro Robles, contento con lo jugadores auriazules. Foto: unam.mx

Las anotaciones

Luego de un primer cuarto en que las defensivas de los dos equipos evitaron la violación de sus sagradas diagonales, en el segundo los Tigres tomaron la delantera 6-0 con pase de Jesús Mata (18) a Diego Maldonado (84) de 36 yardas, sin extra ya que dos defensivos de la UNAM le bloquearon el balón a Jesús Villanueva.

La respuesta de los Pumas se produjo de inmediato con un acarreo de Herminio Rojas de tres yardas, aprovechando un castigo contra el perímetro de los Tigres por interferencia. Alan Paoli anexó el punto extra para propiciar la voltereta de los suyos en la pizarra, 7-6.

Tras fallar los Tigres en su afán de ampliar sus cifras, los chilangos sí pudieron hacerse presentes otra vez en la zona de anotaciones, 14-6, mediante un vistoso offtackle izquierdo de Irving Alamilla (27) de 55 yardas, remachado con el segundo extra de Paoli.

En respuesta, los anfitriones se acercaron 13-14 con un ataque de 69 yardas en tres jugadas, culminado por Joaquín Borrado González (22) en entrada por línea de 13 yardas, con extra de Villanueva. En el tercer cuarto los Tigres se fueron al frente por segunda vez, 16-14, con gol de campo de 38 yardas a cargo de su especialista en pateo de lugar.

En el último cuarto los Tigres fueron por más puntos, pero su ilusión se quedó en eso al soltar el ovoide Américo González (35), recuperado por René Espinosa (29) en la yarda 10 de los de la Sultana del Norte y desde ahí Bruno Márquez envió su primer pase de anotación de la noche, a Heriberto Salazar (88) de tres yardas más el adicional de Paoli para dejar los números en 21-16 a su favor.

Faltaban seis minutos para el silbatazo final cuando los Pumas les dieron a sus viejos conocidos la estocada definitiva para establecer el definitivo 28-16, producto del segundo obús de Márquez pero a las manos de Gerardo Aguilar (29) de 28 yardas, seguido del cuarto pilón de Alan Paoli.

En su desesperación por producir más a notaciones, los Tigres fracasaron al respecto debido a la oportuna intervención de Jerónimo Arzate, quien dos veces les robó el balón ante la algarabía de los seguidores que desde la tribuna no dejaban de alabar a sus Pumas.

Bruno Márquez redondeó una gran temporada como guía de los Pumas. Foto: onefa.org
Bruno Márquez redondeó una gran temporada como guía de los Pumas. Foto: onefa.org

Léa también

La ONEFA cancela sus torneos de 2020

Debido a la crisis sanitaria que todos enfrentamos; priorizando el bienestar general, la Organización Nacional …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *