Que cambien votación del Guante de Oro

* Esta semana, cuando Derek Jeter fue declarado como el mejor campocorto defensivo por quinta vez, el sitio dedicado a las estadísticas Baseball-Reference.com respondió con ironía. Al colgar la lista de ganadores, los editores del portal escribieron al lado del apellido Jeter: “Tampoco podemos creerlo”

NUEVA YORK — Tal vez no exista un premio en las Grandes Ligas que suscite tantas críticas y burlas como el Guante de Oro.

Esta semana, cuando Derek Jeter fue declarado como el mejor campocorto defensivo por quinta vez, el sitio dedicado a las estadísticas Baseball-Reference.com respondió con ironía. Al colgar la lista de ganadores, los editores del portal escribieron al lado del apellido Jeter: “Tampoco podemos creerlo”.

¿Quiénes votan por estos premios que se reparten desde 1957?

Lo hacen los managers de los 30 equipos, con la única salvedad que no pueden hacerlo por jugadores de sus novenas.

Cuando se le cae encima a las decisiones, el principal reproche es que los premios se conceden como si fuesen un concurso de popularidad, en el que la reputación y la fama de determinado candidato se impone.

El caso más famoso se dio en 1999 cuando Rafael Palmeiro recibió el premio como mejor primera base, pese a que en ese año sólo se desempeñó en 28 partidos en la posición mientras lo hizo en 135 como bateador designado.

Jeter no es un mal torpedero y es un mérito que a sus 36 años haya tenido un porcentaje de fildeo de .989, el mejor de su carrera.

Pero recurrir a esa estadística como única justificación es un pecado, porque se ha hecho notorio que el alcance de Jeter en su posición ha ido mermando.

Y lo avala la nueva estadística UZR, que sirve para medir la capacidad del fildeador de llegar a pelotas en su “zona” de juego. Resultó que Jeter quedó séptimo este año en su circuito, sideralmente lejos del primer lugar, ocupado por el cubano Alexei Ramírez de los Medias Blancas de Chicago.

Alguien debe levantar la mano y pedir un cambio en la votación. En vez de los managers, una opción válida es crear un grupo de expertos que le pase revista a todas las estadísticas para evitar caer en criterios subjetivos.

Dos jardineros venezolanos, Franklin Gutiérrez (Seattle) y Carlos González (Colorado) ganaron por primera vez un Guante de Oro.

El recibido por González sorprendió al considerarse que este fue apenas su primer año completo como titular con los Rockies. Apenas cometió un error y tuvo ocho asistencias, jugando en los tres jardines: titular en el izquierdo en 63 ocasiones, 58 en el central y 40 en el derecho.

“Si tuviese que comprar un boleto para ir a ver un jugador en algún lugar, este es el jugador que seguramente quisiera ver porque hace de todo”, comentó su compañero de equipo Troy Tulowitzki, quien ganó un Guante de Oro al mejor campocorto de la Liga Nacional.

“Nunca había visto o jugado con un pelotero que fuera tan consistente en todo el año. Casi ni tuvo malas rachas, fue impresionante”, añadió.

Aparte de los Guantes de Oro, González y Tulowitzki recibieron también el premio equivalente a la ofensiva, los Bates de Plata.

METS: Con su presupuesto para 2011 esencialmente comprometido de antemano con aproximadamente 130 millones de dólares en salarios, se entiende por qué los Mets no suenan en la discusión por los servicios de los mejores agentes libres. También se están tomando buen tiempo para designar su nuevo manager. Pero Nueva York puede presumir de haber armado un equipo de todos estrellas en sus despachos ejecutivos desde que Sandy Alderson asumió el puesto de gerente general tras el despido del dominicano Omar Minaya. Alderson se ha rodeado de dos ex gerentes generales, Paul De Podesta y J.P. Ricciardi.

De Podesta, ex gerente de los Dodgers, se encargará de las operaciones de búsqueda de nuevo talento. Ricciardi, ex de Toronto, será asistente de Alderson.

Antes de sus funciones con los Dodgers, De Podesta fue parte de la gerencia de Oakland cuando se hizo famosa la filosofía “Moneyball”, producto de un libro que próximamente llegará al cine con Brad Pitt como protagonista. Pese a un presupuesto modesto, los Atléticos encontraron una fórmula ganadora al recurrir a las estadísticas para sacarle el máximo provecho a sus nóminas.

De Podesta advirtió que esto no necesariamente se verá en Nueva York y que más bien el experimento será saber usar los recursos más amplios de los Mets, que el año pasado tuvieron la quinta nómina más cara en las mayores.

Una señal sobre a dónde se dirigen los Mets se verá en el proceso de selección de su nuevo manager. En “Moneyball”, los pilotos de los Atléticos esencialmente seguían las instrucciones de los ejecutivos en cuanto a alineaciones. Bob Melvin, Terry Collins, Chip Hale y Wally Backman han sido entrevistados por el puesto y todo indica que el nombramiento tomará un par de semanas de más.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *