Lo destacado de la Noche Inaugural

La campaña de las Grandes Ligas, pospuesta y abreviada por la pandemia, se puso en marcha al fin el jueves, en donde destacaron: Stanton, Cole y Betts. Fotos: MLB

El tablazo de Stanton, el gran debut de Cole como Yankee y la actuación de Betts con los Dodgers destacan en la Noche Inaugural.

WASHINGTON (MLB) –La campaña de las Grandes Ligas, pospuesta y abreviada por la pandemia, se puso en marcha al fin el jueves. Sin espectadores, con un pelotero dominicano marginado por una infección de COVID-19 y con actos que lo mismo hicieron referencia a la injusticia racial que a la propia crisis mundial de salud.

“Es difícil describir esto. Es como el 2020 representado en un momento”, dijo el relevista de los Nacionales, Sean Doolittle. “Un día mucho muy emotivo”.

Cole luce en su debut con N.Y.

En cuanto al béisbol, éste no llegó a abarcar los nueve innings. Los Yankees de Nueva York vencieron 4-1 a Washington, en un duelo que se dio por concluido en la sexta entrada tras una larga interrupción por una lluvia torrencial.

Lo que comenzó como una tarde nublada con una temperatura cercana a los 32 grados centígrados (90 Fahrenheit) se convirtió en una noche tormentosa, con relámpagos y ráfagas de viento, lo que obligó a detener el encuentro en la parte alta del sexto inning.

HR de dos carreras de Giancarlo Stanton.

Tras una espera de una hora y 58 minutos –15 minutos más de lo que había durado el juego hasta entonces–, se decretó la victoria de los Yankees, apoyada en las actuaciones de Gerrit Cole, Giancarlo Stanton y Aaron Judge, así como en las condiciones meteorológicas.

“Hubo mucha diversión. Nadie pudo haber vislumbrado el tipo de año que íbamos a tener pero, con esos parámetros, esto superó mis expectativas”, dijo Cole. “Sólo me conectaron un gran batazo”.

Antes del duelo, los Nacionales y los Yanquis se arrodillaron al mismo tiempo, antes de enfrentarse.

La ceremonia previa al encuentro incluyó referencias al movimiento “Black Lives Matter”, a la pandemia de coronavirus –el doctor Anthony Fauci hizo el primer lanzamiento– y al título de la Serie Mundial conseguido por los Nacionales en 2019.

Los peloteros de ambos clubes vistieron camisetas que decían “Black Lives Matter” durante la práctica de bateo. Las siglas de ese movimiento (BLM), que coinciden con las de las Grandes Ligas pero invertidas (MLB), fueron estarcidas en la parte posterior del montículo.

En una alusión a las protestas contra el racismo en Estados Unidos, los peloteros y otros integrantes de los dos equipos sostuvieron una larga tela negra, mientras montaban guardia de pie sobre las dos líneas de foul.

Aaron Judge remolca con doble.

Tras colocar la tela en el terreno, todos pusieron una rodilla en tierra. Luego, se levantaron para escuchar una grabación del himno nacional.

Los Yankees decidieron el miércoles que deseaban arrodillarse durante 60 segundos antes del himno. Dirigentes de Nueva York preguntaron a los de Washington si podía añadirse ese tiempo en el libreto de la ceremonia previa al encuentro.

Y los Nacionales respondieron que querían unirse a los Yankees.

“Hemos sostenido conversaciones como organización y como equipo. Hemos tenido conversaciones entre grupos pequeños y entre dos personas”, dijo el manager Aaron Boone horas antes del encuentro. “Y en cierto modo hemos decidido que… bueno, como equipo, íbamos a manifestar algo en el terreno”.

El acto siguió a una serie de videos mostrados en la pantalla gigante detrás de los jardines: Acerca de la equidad racial, con imágenes de Aaron Judge de Nueva York y Howie Kendrick de Washington, sobre la coronación de los Nacionales y en referencia a la pandemia.

Sin espectadores presentes para apreciar las celebraciones, se izaron banderines que conmemoran el primer título de la franquicia, más allá del jardín derecho y encima de la pantalla.

“Campeones Mundiales de 2019”, decía un tapete rojo colocado en la caja de bateo durante la ceremonia anterior al encuentro.

Fauci, el principal experto de Estados Unidos en enfermedades infecciosas, fue invitado por los Nacionales para hacer el primer lanzamiento. Con una mascarilla, el reputado médico hizo un tiro muy desviado del plato.

La pelota se le escapó al relevista de Washington, Sean Doolittle, quien hizo las veces de cátcher.

En contraste, Cole (1-0) lució como el abridor estelar que esperaban los Yanquis cuando lo contrataron como agente libre por nueve años y 324 millones de dólares –el mayor convenio de la historia por un pitcher.

Cole toleró sólo un hit en sus cinco entradas de labor: un jonrón solitario de Adam Eaton en el primer inning.

La pelota cayó sobre una de las lonas con publicidad, que ahora se extienden por buena parte de las butacas no utilizadas del Nationals Park.

Éste fue el comienzo de una campaña reducida de 162 a 60 juegos, y sin espectadores –al menos al comienzo.

Max Scherzer (0-1) había ponchado a 11 rivales y seguía en el juego por los Nacionales cuando la acción se detuvo. Permitió un jonrón de dos carreras y de 459 pies a Stanton en la primera entrada y un doblete productor a Judge en la tercera.

Stanton añadió otra carrera en el quinto acto, con un sencillo remolcador ante Scherzer.

Los Nacionales no contaron con el astro dominicano Juan Soto, quien dio positivo de coronavirus.

Por los Yanquis, el venezolano Gleyber Torres de 2-0. El dominicano Gary Sánchez de 3-0. El colombiano Gio Urshela de 2-1 con una anotada.

Por los Nacionales, los dominicanos Starlin Castro de 2-0, Víctor Robles de 2-0. El venezolano Asdrúbal Cabrera de 1-0.

Kike produce 5 y Dodgers debutan ganando

Kike Hernández impulsa cinco.

LOS ÁNGELES — Kike Hernández disparó un jonrón y produjo cinco carreras para que los Dodgers de Los Ángeles arrollaran el jueves 8-1 a sus archirrivales Gigantes de San Francisco, en un parque sin público, al inaugurarse la campaña abreviada por el coronavirus.

Mookie Betts, quien puso una rodilla en tierra durante la interpretación del himno nacional, bateó de 5-1 en el encuentro que marcó su debut con los Dodgers.

Betts se ponchó tirándole en su primer turno, un día después de firmar un contrato por 12 años y 365 millones de dólares.

Justin Turner bateó una roleta. En jugada de selección, Betts superó el tiro al plato para que los Dodgers tomaran la ventaja por 2-1 en la séptima entrada.

Betts vence el tiro y anota.

Los Gigantes desafiaron la marcación del umpire, quien declaró que Betts llegó safe al deslizarse de cabeza en home. La repetición avaló la decisión original.

Betts se ponchó con las bases llenas para poner fin a un inning que incluyó cinco carreras y que dejó a los Dodgers en ventaja por 6-1.

Adam Kolarek (1-0) se llevó la victoria en una entrada y un tercio de relevo.

Dustin May se convirtió en el primer novato de los Dodgers en abrir un juego inaugural desde 1981, cuando lo hizo el mexicano Fernando Valenzuela.

La decisión de colocar a May en la lomita se tomó cuando Clayton Kershaw resintió un problema de espalda. Fue algo similar a lo ocurrido con Valenzuela, quien sustituyó de última hora al lesionado Jerry Reuss.

Dustin May poncha a cuatro.

Tyler Rogers (0-1) fue el derrotado. El dominicano Johnny Cueto abrió por los Gigantes, permitiendo una carrera y cinco imparables en cuatro episodios, con tres ponches y un boleto.

Por los Gigantes, los venezolanos Wilmer Flores de 4-1, Pablo Sandoval de 3-1 con una remolcada. El hondureño Mauricio Dubón de 3-0. El colombiano Donovan Solano de 1-0.

Por los Dodgers, el puertorriqueño Hernández de 5-4 con dos anotadas y cinco producidas.

 

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …