Las curvas más venenosas en las MLB

Éstas son las curvas más venenosas de MLB. Fotos: MLB

En la continuación de nuestra serie sobre los mejores pitcheos en Grandes Ligas, analizamos las curvas más venenosas de las Mayores para empezar el 2020.

Por David Adler, Thomas Harrigan, Matt Kelly, Sarah Langs y Andrew Simon/MLB.com @SlangsOnSports y @HarriganMLB y @_dadler y @AndrewSimonMLB y @mattkellyMLB

El hecho de que la temporada 2020 no haya empezado todavía no significa que los fanáticos del béisbol tengan que olvidarse de cómo se siente ver a los mejores jugadores del mundo.

Las curvas más venenosas.

Esta semana, MLB.com va a repasar algunos de los mejores lanzamientos en el béisbol de hoy, un pitcheo diferente cada día. Tras empezar el lunes con las mejores rectas, hoy toca el turno de los ganchos más venenosos de Grandes Ligas.

Las curvas

La curva bien podría ser el pitcheo más bonito de todos. Una gran curva es una obra de arte y éstos son cinco grandes “artistas” activos.

Clayton Kershaw

Por qué es tan bueno: 68 pulgadas de caída promedio

Esta selección no está basada del todo en los números, aunque Kershaw sin duda ha sido excelente. Durante su carrera, los rivales batean .134 con .192 de slugging contra su curva, con más de 600 ponches y una tasa de swings fallados cercana al 37%.

Pero no, esto se trata más de estética. La curva de Kershaw es un espectáculo, un gancho que pareciera caer lentamente del cielo. Han pasado 12 años desde que el zurdo lanzó aquella curva para dejar congelado al veterano Sean Casey en un juego de pretemporada en el 2008 (antes de su campaña de novato), lo que llevó al legendario narrador Vince Scully a bautizar aquel pitcheo como “el enemigo público número 1”. La curva del gran zurdo no ha parado de maravillar desde entonces. Y eso que no es su principal envío rompiente – ése es el slider—pero es el lanzamiento que todos recordarán años después de su retiro. — Andrew Simon

Charlie Morton

Por qué es tan bueno: 8.1 pulgadas más de movimiento horizontal que el promedio

Morton lanzó su curva con más frecuencia que cualquier otro pitcheo en el 2019, y con razón. Con una rotación (2,886 revoluciones por minuto, rpm) bien por encima de la curva promedio en MLB (2,523 rpm), Morton utilizó su gancho contra zurdos y derechos, ayudando al derecho veterano a terminar tercero en la votación para el Premio Cy Young de la Liga Americana.

Generando una tasa de swings fallidos de 38.1% con dicho pitcheo, Morton utilizó su curva para sumar 136 de los 240 ponches que consiguió en el 2019, un tope personal. Y cuando los rivales lograron pegarle a esa curva, rara vez le hicieron daño. Los contrarios le batearon .151 de promedio y .228 de slugging contra dicho lanzamiento. — Thomas Harrigan

Tyler Glasnow

Por qué es tan bueno: Promedio de 2,907 rpm; la media de MLB en el 2019 fue de 2,523 rpm

Desafortunadamente, sólo pudimos ver 12 aperturas de Glasnow en la temporada regular debido a las lesiones, pero cuando lanzó, demostró lo bueno que es. Y su curva es una razón muy importante. Dicho lanzamiento tuvo una tasa de rotación de 2,907 rpm, bien por encima del promedio de MLB de 2,523. Eso lo ubicó cuarto entre los lanzadores que tiraron al menos 250 curvas el año pasado.

Cuarentaicinco de los 76 ponches de Glasnow el año pasado fueron con su curva, o el 59% de sus abanicados. En total, cuando soltó dicho pitcheo los rivales fallaron el 43.9% de sus swings, la séptima mejor cifra entre los abridores que consiguieron al menos 50 swings contra la brisa ante sus curvas en el 2019, y bien por encima del promedio de la tasa de swings fallados de las Grandes Ligas ante curvas, 31.9%.

No importa qué estadística miremos, el mensaje es el mismo: Buena suerte bateando la curva de Glasnow. — Sarah Langs

Aaron Nola

Por qué es tan bueno: 445 strikes cantados + swings fallidos con las curvas

La curva de Nola tiene mucho rompimiento –su movimiento vertical del año pasado fue de tres pulgadas por encima del promedio, mientras que el horizontal fue de dos pulgadas por encima—pero lo que lo realmente lo separa del resto es el buen comando que tiene incluso con tanto movimiento.

El as de los Filis utilizó la curva de nudillos para producir un total de 445 strikes cantados y swings fallidos en el 2019, la mayor cantidad para cualquier lanzador. Nola, Charlie Morton (431) y Stephen Strasburg (422) fueron los únicos con más de 400. Nola ponchó a más de 100 contrarios con su curva por segunda temporada seguida, y sus 109 curvas para ponche fueron la segunda mayor cantidad, por detrás de las 136 de Morton. — David Adler

Ryan Pressly

Por qué es tan bueno: 10 pulgadas más de movimiento horizontal que la curva promedio en Grandes Ligas

Pressly mueve su pitcheo de un lado a otro más que nadie, cuando se comparan las curvas lanzadas a una velocidad y puntos desde donde se suelta la pelota. Además, tiene un quiebre que se ubica entre los 50 mejores y sólo 20 curvas llegan más rápido que la de él. Traducción: Es lo máximo en lo que al movimiento se refiere y es tan resbaladiza como cualquier otro lanzamiento en las Mayores.

Pressly, quien alguna vez fue elegido en el Draft de Regla 5, desarrolló su devastador pitcheo y se convirtió en un relevista estelar. El año pasado, tiró 100 curvas cuando llevó el conteo a dos strikes, y los contrarios se poncharon en 37 ocasiones, mientras que sólo le dieron dos dobles y tres sencillos. Si estás preparado para las 90 millas por hora que puede lanzar y te sorprende con este pitcheo, ve preparándote para regresar al dugout. — Matt Kelly

David Adler es reportero para MLB.com con base en Nueva York.

Sarah Langs es reportera/editora para MLB.com con base en Nueva York.

Andrew Simon es investigador de análisis para MLB.com.

Thomas Harrigan es reportero para MLB.com.

Matt Kelly es reportero para MLB.com con base en Nueva York.

 

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …