Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ

Hay jugadores en las Ligas Mayores, que sus números en ofensiva y defensiva a nivel general, son muy parcos, pero en cambio hay otros que están en el libro de records, con hazañas fuera de lo común. Era un Domingo 10 de Julio de 1932, cuando en el League Park se enfrentaron los Atléticos de Filadelfia, que derrotó en 18 innings a los Indios de Cleveland, quedando el marcador 18-17.

Ese día, el parador en corto de los Indios de Cleveland, Johnny Burnett, se paró en la caja de bateo en 11 ocasiones y conectó la friolera de 9 hits, siendo dos dobles y siete sencillos, anotó 4 carreras y produjo dos, no recibió base por bolas y lo poncharon en dos ocasiones.

Los Indios batearon 33 imparables y cometieron 5 errores, mientras Atléticos sumaba 25 incogibles. En ese momento, el promedio de bateo de Burnett, subió a .323, pero al terminar esa temporada su promedio de bateo fue de .297. Bateaba por el lado de los zurdos, pesaba 175 libras y su altura de 5.11 pies.

Tres años más tarde terminó su carrera de 9 temporadas, 8 con Cleveland y la última en 1935 con los Cafés de San Luis. Hay cuatro jugadores que batearon 7 imparables en un juego y mañana los daremos a conocer.

En nuestro béisbol de invierno la marca es de 6 hits en un juego y la tienen Baldemar Carmona y Jerry Remy, ambos con los Yaquis de Obregón.

En la pelota de verano, también el record es de 6 y el primero en hacerlo fue el pitcher Martín Dihigo, que lo hizo con el Águila en 1937. Después han sido, nada menos que 41 jugadores. El último fue Bernardo López del Saltillo en el 2013… Después más lanzamientos.

 

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ En Ligas Mayores hay récords de todos colores y sabores. Uno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *