Lanzando Para Home

Alfonso Araujo Bojórquez

Durante seis años la Liga Nacional fue la única en Estados Unidos que era reconocida como Liga Mayor, hasta que en 1882 apareció la Asociación Americana que se formó con franquicias que ya habían estado en la Nacional como Cincinnati, Filadelfia, Lousville y San Luis, más dos nuevas que fueron Pittsburgh y Baltimore. Al triunfar los Medias Blancas de Chicago en la Nacional y Medias Rojas de Cincinnati en la Asociación Americana, concertaron una serie para ver cual de las dos era superior. Cuando llevaban apenas dos partidos, el Presidente de la Asociación Americana, Denny McNight, prohibió a Cincinnati que siguiera jugando y éstos desafiaron a su presidente y estaban dispuestos a seguir jugando, pero el manager de Chicago, Cap Anson, prefirió salirse de la competición para evitar problemas más grandes. Esa misma causa impidió que Boston de la Nacional y Filadelfia de la Asociación se enfrentara en 1883.

Jim Mutrie que era el manager de los Metropolitanos de Nueva York, campeones de la Asociación Americana retó a los ganadores de la Nacional que fueron los Grays de Providence y el manager Frank Bancroft aceptó el reto. Con una asistencia de 2,500 aficionados en el original Polo Grounds el 23 de Octubre de 1884 los Grays vencieron 6-0 a los Metropolitanos con pitcheo de Hoss Radbourn, que en la temporada regular había ganado 60 juegos, si leyó bien, 60 juegos y todos completos. Al día siguiente los volvió a vencer por 3-1 y por tercer día consecutivo los derrotó 11-2 en un juego que solo duro seis entradas por las condiciones del tiempo.

Por primera vez fue llamada “The World Champioship Series” por el fundador del Sporting News, Alfred Spink en 1885, enfrentándose los Browns de San Luis y los Medias Blancas de Chicago, quedando empatada la serie con tres triunfos por bando y un partido empatado. A los jugadores les dieron un penny porque jugaran muy sucio y los umpires estuvieron infumables. Los mismos conjuntos ganaron en sus respectivas ligas y por primera vez se terminó una serie pactada a un máximo de siete juegos, ganando los Cafés por 4-1 a los Medias Blancas.

Los Cafés cambiaron de dueño, volvieron a ganar la Asociación Americana y éste señor de nombre Chris Von Der Ahe, dijo que solo que la serie se fuera a quince juegos, aceptaría que su equipo compitiera. El otro dueño que era Frederick Stearns de los Wolverines de Detroit, no le quedó otra y aceptó, dándole una repasada a los Cafés con ocho victorias por solo tres derrotas. Se cobró un dólar la entrada y se pusieron dos umpires de reconocida solvencia como eran John Kelly y John Gaffney que les decían los “Honestos”. Por cuarto año seguido los Cafés ganaron en su liga y se enfrentaron a los Gigantes de Nueva York que fueron los ganadores por seis juegos a dos. Ese año empezó a darse una copa que llevó el nombre de Dauvray.

En 1889 los ganadores de la Asociación Americana fueron los Bridegrooms “Novios” de Brooklyn, que perdieron ante los Gigantes de Nueva York por 6 juegos a 3. El equipo de Brooklyn se cambia a la Liga Nacional y se coronan en 1890, siendo los representantes en la llamada Serie Mundial contra Louisville, pero no hubo vencedor, pues ambos ganaron tres y cuando se estaba jugando el séptimo, vino la lluvia y como la entrada era malísima con 300 aficionados, dejaron por la paz la Copa Dauvray.

Aunque las dos ligas funcionaron en 1891 no se enfrentaron, porque tenían un pleito grande y eso trajo consigo que al año siguiente la Asociación Americana desapareciera y nunca más se le consideró como Liga Mayor. Con la llegada de la Liga Americana en 1901, vino el primer enfrentamiento en 1903 como Serie Mundial, no se llevó a cabo en 1904, pero a partir de 1905 no se ha dejado de celebrar el Clásico de Octubre… Después más lanzamientos.

 

Léa también

Al Bat

PUJOLS SIGUE HACIENDO HISTORIA Así de fácil: el tocayo pegó tres hits incluyendo su doble …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *