Halladay vs. Lincecum, el gran desafío

Tim Lincecum (Gigantes) y Roy Halladay (Filis) en su esperado duelo al arrancar la Serie de Campeonato de la Nacional. (Foto: mlb.com)
Tim Lincecum (Gigantes) y Roy Halladay (Filis) en su esperado duelo al arrancar la Serie de Campeonato de la Nacional. (Foto: mlb.com)

* Este sábado mostrarán sus repertorios cuando los Gigantes de San Francisco y los Filis de Filadelfia, dos veces campeones de la Liga Nacional, se midan en el primer partido de la Serie de Campeonato de la Liga en el Citizens Bank Park

Filadelfia — Roy Halladay y Tim Lincecum tienen poco en común, aunque destacan con actuaciones similares en el montículo.

Apodado el “fenómeno”, Lincecum es un joven delgado de pelo largo que parece más un muchacho que recoge bates que uno de los mejores lanzadores en las mayores.

Conocido como Doc, Halladay –de barba corta– es más alto, fuerte y podría pasar por profesor.

Lincecum es estrafalario. Tiene actitudes peculiares: no se aplica hielo en el brazo y le entra a bocadillos como emparedados de carne o helados antes de abrir.

Halladay es una máquina. Tiene un movimiento perfecto en la lomita, una tenaz ética laboral y jamás permite que nada le impida cumplir su rutina.

El dilema es determinar quién es mejor pitcher.

El sábado mostrarán sus repertorios cuando los Gigantes de San Francisco con los Filis de Filadelfia, dos veces campeones de la Liga Nacional, en el primer partido de la serie de campeonato de la liga en el Citizens Bank Park.

“Va ser un duelo formidable”, anticipó el viernes el piloto de los Gigantes, Bruce Bochy. “Ahí estarán los dos mejores lanzadores en las mayores. Tenemos el más alto respeto por Halladay. Un control tremendo en la zona de strike, gran repertorio, un gran competidor”.

“Y nosotros tenemos también a uno bueno. Dos estilos diferentes. Su chico es posiblemente un poco más convencional que Tim con su actitud singular. Pero cuando se trata de jugar, está en la misma posición. Tienen más de cuatro variaciones que pueden lanzar en cualquier momento con buen control”, indicó.

Ambos lanzadores tuvieron una aparición sensacional cuando debutaron en la pretemporada la semana pasada.

Halladay consiguió el segundo partido sin hit en la historia de las postemporadas cuando Filadelfia venció 4-0 a Cincinnati. Un día después, Lincecum lanzó pelota de dos hits con 14 ponches en el triunfo 1-0 de San Francisco sobre Atlanta.

Ninguno espera una repetición. Eso no significa que no lo vayan a intentar.

“Eso es lo bello de esto. No me parece que sea una presión. Lo veo como un reto”, señaló Halladay. “Ya en esta etapa, le pones tanto esfuerzo para llegar hasta allá que cuando lo logras, no es otra cosa mas que emoción”.

Lincecum, por su parte, seguramente no será apabullado por la gran atención generada.

Uno ya ha probado lo que es jugar en postemporada. Creo que eso no puede hacer mas que ayudarme”, dijo sobre el éxito en su primera apertura. “Me parece que el Juego de Estrellas del año pasado me ayudó a preparar un escenario de playoffs … Pero mi enfoque en este partido es el mismo que cualquier otra apertura … (aunque) es un partido importante”.

Halladay satisfizo las enormes expectativas en su primera campaña en Filadelfia después de 12 años con Toronto. El derecho, de 33 años, terminó de 21-10 con un promedio de 2.44 en efectividad. Empató con CC Sabathia en el mayor número de victorias y encabezó las mayores en partidos completos (nueve), blanqueadas (cuatro) y entradas (250 dos tercios).

Halladay lanzó un juego perfecto en mayo, llegó a su séptimo Juego de Estrellas y es el principal candidato a ganar su segundo Premio Cy Young.

Lincecum, poseedor del Cy Young por segunda vez, tuvo un año de altibajos luego se surgir como el lanzador más dominante en la liga durante sus dos primeras temporadas completas. El derecho, de 26 años, se recuperó en septiembre luego el peor tropiezo en su carrera al perder cinco aperturas consecutivas en agosto, y terminó de 16-10 con un promedio de 3.43 en eficacia.

El enfrentamiento Halladay-Lincecum es el duelo descollante en una serie notable por un puñado de ases. San Francisco cambió los tiempos de sus abridores dos y tres, y enviará para el segundo partido al puertorriqueño Jonathan Sánchez contra Roy Oswalt, con tres presencias en el Juego de Estrellas. Matt Cain enfrenta a Cole Hamels, el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2008, cuando la ronda por el campeonato de la Nacional se traslade el martes al AT&T Park.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *