Fallas de primera ronda en el Draft de MLB

Las mayores fallas de primera ronda en el Draft. Fotos: MLB

En el Draft de MLB, siempre existen equivocaciones que se pueden apreciar unos años después. Aquí, las mayores fallas en la historia de la primera ronda.

Por Andrew Simon/MLB.com @AndrewSimonMLB

Siempre duele cuando una selección de primera ronda en el draft no cumple con las expectativas. Pero cuando una de esas decepcionantes selecciones es seguida inmediatamente por otra que florece, duele mucho más.

Estas situaciones son una inevitable parte de un draft en el que el encontrar estrellas es una ciencia poco precisa, y hasta decisiones sabias suelen dar resultados indeseados. Pero con el lujo de la retrospectiva, podemos analizar estas fallas — la clase que los equipos esperan evitar cuando inicie el draft del 2020.

El Draft 2020 de MLB presentado por T-Mobile comenzará el miércoles a las 7 p.m. ET y se trasmitirá en vivo por MLB Network y ESPN.

A continuación, las mayores fallas en cada uno de los 30 turnos del draft, que ahora conforman la primera ronda. Estas selecciones son basadas tanto en las carreras del jugador elegido en dicho turno, como el que fue elegido inmediatamente después. Para el primero, solamente los que registraron un bajo o ningún bWAR (WAR según Baseball-Reference), fueron tenidos en cuenta.

Ambos jugadores son incluidos en la lista con el bWAR de su carrera de cara al 2020, mientras los que nunca ascendieron a las Grandes Ligas son designados “NJ” (No Jugó).

No. 1) Padres (2004): Matt Bush (2.6)

No. 2) Tigres: Justin Verlander (72.1)

Lo curioso es que los Frailes aparentemente ni siquiera iban a tener como alternativa a Verlander, el derecho de la universidad Old Dominion. En vez, el club de San Diego estaba observando a otros tres peloteros universitarios: los lanzadores Jered Weaver (No. 12, Angelinos) y Jeff Niemann (No. 4, Devil Rays) junto al torpedero Stephen Drew (No. 15, D-backs). Preocupados de que no firmarían, los Padres en lugar optaron por Bush, quien buscaba un contrato más favorable para el club y oriundo de la ciudad, desde la preparatoria Mission Bay. “Hubo algunos jugadores de universidad que hubieran llegado a las Mayores antes”, explicó el en ese entonces gerente general de los Frailes, Kevin Towers. “Pero nos agradó la idea de agregar a alguien de nuestro patio”. Bush eventualmente subió a la Gran Carpa, pero fue como relevista de los Rangers en el 2016, después de enfrentar obstáculos, dentro y fuera del terreno.

En otra selección desacertada, los Mets eligieron al receptor de preparatoria Steven Chilcott — quien nunca llegó a las Grandes Ligas debido a una lesión en el hombro — por encima de Reggie Jackson en 1966.

Verlander gana 2do Cy Young Nov 13, 2019 0:31

No. 2) Rockies (2006): Greg Reynolds (-1.7)

No. 3) Devil Rays: Evan Longoria (56)

Longoria jugó con Troy Tulowitzki en la universidad Long Beach State, y ambos también pudieron haber compartido el lado izquierdo del cuadro interior en el Coors Field. Pero Colorado aparentemente pensó que tenían a dos afianzados antesalistas en Garrett Atkins e Ian Stewart, y fijaron su atención en el pitcheo. Reynolds, un zurdo de la universidad de Stanford, terminó con efectividad de 7.01 en 123.1 entradas de Grandes Ligas.

No. 3) Astros (1968): Martin Cott (NJ)

No. 4) Yankees: Thurman Munson (46)

Houston eligió al receptor de preparatoria desde Buffalo, Nueva York, en lugar del receptor universitario de Kent State. Cott disputó dos partidos sobre el nivel de Clase-A y jugó por última vez como profesional a los 19 años en 1970, el mismo año que Munson fue reconocido como el Novato del Año de la Liga Americana con los Yankees.

No. 4) Mellizos (1982): Bryan Oelkers (-0.9)

No. 5) Mets: Dwight Gooden (48.2)

Oelkers fue un buen zurdo universitario, reconocido como el Lanzador del Año en 1982 con Wichita State. El elegirlo “fue una decisión obvia”, le dijo el en ese entonces vicepresidente de escuchas de Minnesota, George Brophy a Associated Press en 1989. Pero fue Gooden, quien era una apuesta como lanzador de preparatoria, el que se convirtió en una superestrella en las Mayores dos años después. Oelker lanzó 103.1 entradas en la Gran Carpa.

No. 5) Medias Blancas (1985): Kurt Brown (NJ)

No. 6) Piratas: Barry Bonds (162.8)

Como receptor, Brown fue señalado por el periódico USA Today como el Jugador de Preparatoria del Año en 1985, y fue elegido después de otras estrellas universitarias B.J. Surhoff, Will Clark, Bobby Witt y Barry Larkin — y justo por encima de otra (Bonds de Arizona State). “Bonds es la selección famosa y yo la desacertada”, le expresó Brown a USA Today en el 2007, mucho después de una carrera de siete años como profesional en la que tuvo OPS de .631.

No. 6) Cardenales (1989): Paul Coleman (NJ)

No. 7) Medias Blancas: Frank Thomas (73.8)

Coleman fue un jardinero de preparatoria en el pequeño pueblo de Frankston, Texas. “Hemos estado buscando por un bateador con trueno y pensamos que Coleman es la clase de muchacho que cumple con ese requisito”, declaró el director de escuchas de San Luis, Fred McAlister, al diario St. Louis Post-Dispatch, comparando el físico del catcher con el de nada menos que Bo Jackson. Coleman pegó 19 jonrones en cinco campañas de Ligas Menores; Thomas sacudió 521 en las Mayores.

Thomas pega su 1er HR en G.L. Aug 28, 1990 0:19

No. 7) Rangers (1995): Jonathan Johnson (-1)

No. 8) Rockies: Todd Helton (61.8)

Johnson, quien fue una estrella como derecho en la universidad Florida State, llamó la atención de Texas porque parecía estar más listo para las Grandes Ligas. Logró ascender en 1998, pero para apenas un partido, y terminó lanzando 77.1 entradas en un trecho de seis temporadas en la Gran Carpa. Helton jugó 17 campañas como el estelar inicialista de Colorado.

No. 8) Dodgers (1987): Dan Opperman (DNP)

No. 9) Reales: Kevin Appier (54.9)

Opperman aparentemente había experimentado problemas en el brazo durante la preparatoria y se sometió a la operación Tommy John antes de debutar como profesional. Las lesiones persistieron, limitándolo a apenas 300 entradas de Ligas Menores, mientras que Appier lanzó más de 2,500 episodios en 16 años en la Gran Carpa.

No. 9) Gigantes (1984): Alan Cockrell (-0.1)

No. 10) Atléticos: Mark McGwire (62.2)

McGwire, el toletero de la universidad USC, se perfilaba a ser elegido por los Mets de primero en general. En vez, Nueva York seleccionó al guardabosque Shawn Abner, y McGwire cayó a la 10ma selección, después de que sus vecinos de la Bahía adquirieron a Cockrell, un jardinero que fue estrella como mariscal de campo de la universidad de Tennessee. Los únicos nueve partidos de Cockrell en MLB llegaron cuando tenía 33 años.

No. 10) Padres (2011): Cory Spangenberg (4.6)

No. 11) Astros: George Springer (25.4)

Spangenberg, un infielder de universidad de iniciación, era visto como una selección dispuesta a firmar. Y participó en 387 partidos con San Diego hasta el 2018, antes de jugar con los Cerveceros y ahora en Japón. Los abanicados de Springer en la universidad de Connecticut alarmaban a algunos, pero eventualmente trabajó en dicho problema en el equipo grande y ha sido convocado tres veces al Juego de Estrellas.

No. 11) Piratas (1994): Mark Farris (NJ)

No. 12) Medias Rojas: Nomar Garciaparra (44.3)

Farris fue una estrella de dos deportes en su preparatoria de Texas y se había comprometido a jugar béisbol y fútbol americano con la universidad Texas A&M. El gerente general de los Bucaneros, Cam Bonifay, proyectó a Farris como un tercera base para la parte gruesa del lineup similar a Robin Ventura. En vez, el bate nunca se desarrolló, y Farris decidió dejar atrás su carrera como pelotero para ser el mariscal de campo de Texas A&M de 1999 al 2002. Por su parte, Garciaparra resultó siendo en Novato del Año de la Liga Americana en 1997.

No. 12) Astros (1971): Neil Rasmussen (NJ)

No. 13) Angelinos: Frank Tanana (57.1)

Rasmussen fue un torpedero en una preparatoria de California que duró apenas tres temporadas en la organización de Houston. Su mayor nivel fue Doble-A y tuvo OPS de .611 en liga menor. Tanana lanzó más de 4,000 episodios en un trecho de 21 temporadas de Grandes Ligas, incluyendo ocho por los Angelinos.

No. 13) Indios (2007): Beau Mills (NJ)

No. 14) Bravos: Jason Heyward (36.9)

Mills es el hijo del actual coach de la banca de la Tribu, Brad Mills, quien en ese momento fungía en dicho puesto con los Medias Rojas, también bajo Terry Francona. Mills hijo fue un cañonero en la universidad de Lewis-Clark State, donde fijó un récord de su división con 38 jonrones en una temporada. Lo más lejos que Mills llegó fue Triple-A, mientras que Heyward pasó desde una escuela secundaria en Georgia a los Bravos y participó en el Juego de Estrellas sólo tres años después.

No. 14) Orioles (2000): Beau Hale (NJ)

No. 15) Filis: Chase Utley (64.4)

Baltimore estuvo decepcionado que no logró elegir a Rocco Baldelli, quien pasó a Tampa Bay con la sexta selección, pero el equipo tuvo la grata sorpresa de encontrar a Hale — un derecho lanzallamas de Texas — aún disponible. Luego Hale enfrentó problemas en el hombro y nunca pasó de Doble-A. Utley borró las interrogantes a la defensa que enfrentó tras su tiempo en la universidad UCLA para convertirse en la estrella con talento completo en Filadelfia.

No. 15) Medias Blancas (1997): Jason Dellaero (-0.9)

No. 16) Astros: Lance Berkman (52)

Dellaero, un campocorto con trueno en la universidad del Sur de la Florida, bateó .349 en liga menor y llegó a las Mayores para apenas 11 partidos con los Medias Blancas en 1999. “Creo que perdí mi confianza”, le dijo el infielder al diario Chicago Tribune en el 2001. “Es difícil recuperarla”. Berkman, una estrella en la universidad de Rice, se convirtió en la selección local de Houston, donde pegó 326 vuelacercas.

No. 16) Gigantes (1995): Joe Fontenot (-0.6)

No. 17) Azulejos: Roy Halladay (64.2)

Ambos fueron derechos en la preparatoria, pero hasta ahí llegan las similitudes. Fontenot fue enviado a los Marlins a cambio de Robb Nen en noviembre de 1997, realizó ocho aperturas con promedio de carreras limpias de 6.33 en 1998 y lidió con problemas en el hombro, lanzando por última vez en 1999. Halladay tuvo algunos contratiempos a comienzos de su carrera, pero se desarrolló para ser dos veces ganador del premio Cy Young y un miembro del Salón de la Fama.

La carrera de Halladay en los Filis Nov 7, 2017  1:14

No. 17) Mets (1974): Cliff Speck (0.3)

No. 18) Reales: Willie Wilson (46.1)

Speck tuvo problemas en el sistema de los Mets, fue dado de baja en 1978 y se convirtió en un viajero en el béisbol. Duró 15 temporadas como profesional, que incluyeron apenas 13 presentaciones (una apertura) por los Bravos de 1986. Por su parte, los Monarcas apostaron a Wilson — un excelente atleta con una beca para jugar fútbol americano en la universidad de Maryland — y resultó en un primer bate por un buen tiempo.

No. 18) Dodgers (1983): Erik Sonberg (NJ)

No. 19) Medias Rojas: Roger Clemens (139.2)

Los Ángeles quería a un zurdo y eligieron a Sonberg desde la universidad de Wichita State. Batalló con problemas en el brazo y registró 6.20 de efectividad en seis campañas de Ligas Menores. Clemens, un derecho de la universidad de Texas, llegó a Boston en apenas un año y fue reconocido con el premio Cy Young y JMV en 1986.

No. 19) Gigantes (1990): Eric Christopherson (NJ)

No. 20) Orioles: Mike Mussina (82.8)

Mussina fue toda una estrella en la universidad de Stanford, pero los Gigantes optaron por un receptor de la universidad de San Diego State que nunca llegó a las Mayores. Los Orioles agregaron a Mussina, quien anteriormente había sido elegido jugador desde preparatoria en la 11ma ronda del draft de 1987, y en Baltimore fijó la base para una carrera que lo llevó al Salón de la Fama.

No. 20) Medias Rojas (1974): Eddie Ford (NJ)

No. 21) Dodgers: Rick Sutcliffe (31.2)

Ford es el hijo del miembro del Salón de la Fama y lanzador de los Yankees, Whitey Ford. El bateador ambidiestro jugó apenas cuatro temporadas en liga menor y tuvo OPS de .594. Sutcliffe, un derecho de escuela secundaria en Missouri, fue el Novato del Año de la Liga Nacional en 1979 con los Dodgers y luego ganó el Cy Young.

No. 21) Tigres (1987): Steve Pegues (-0.7)

No. 22) Astros: Craig Biggio (65.5)

Esta duele en partida doble porque Detroit tenía las selecciones 20 y 21, empleando la primera para elegir al receptor de preparatoria Bill Henderson, quien nunca llegó a las Grandes Ligas. Pegues, un veloz guardabosque de preparatoria en Mississippi, le dijo al periódico Detroit Free-Press que esperaba seguir disponible hasta la segunda ronda. Para el momento en que Pegues llegó a las Mayores para 100 encuentros en 1994-95, Biggio ya se había establecido como una estrella en Houston, donde hizo la transición de receptor a intermedista.

No. 22) Rangers (2010): Kellin Deglan (NJ)

No. 23) Marlins: Christian Yelich (31.8)

Texas también eligió a Jake Skole, un jardinero de preparatoria, de 15to. Deglan, un receptor de preparatoria canadiense, fue el siguiente. Ninguno ascendió al equipo grande, aunque Deglan todavía juega en el sistema de los Yankees. Yelich, un primera base de preparatoria con un hermoso swing, fácilmente pudo haber sido el No. 1 en general si ese draft se realiza otra vez.

No. 23) Cardenales (2015): Nick Plummer (NJ)

No. 24) Dodgers: Walker Buehler (5.5)

Para esta todavía no se puede tomar un fallo, pero Buehler a los 25 años ha surgido como uno de los abridores más talentosos en MLB durante los últimos dos años, pese a necesitar la cirugía Tommy John después de que los Dodgers lo eligieron desde la universidad Vanderbilt. Plummer, un jardinero de preparatoria en Michigan, todavía tiene apenas 23 años, pero lleva promedio de .199 en cuatro campañas como profesional.

También vale la pena señalar que en el 2009, los Medias Rojas seleccionaron de 23ro al guardabosque Jared Mitchell desde la universidad LSU. Los Angelinos luego emplearon la primera de dos selecciones consecutivas para agregar a Randal Grichuk antes de adquirir a Mike Trout en el 25to turno.

No. 24) Mets (1989): Alan Zinter (-0.8)

No. 25) Mellizos: Chuck Knoblauch (44.6)

Si Zinter se destacó por algo fue por su persistencia. Finalmente hizo su debut de Grandes Ligas en junio del 2002, un mes después de cumplir 34 años — y apenas unos meses después de que Knoblauch jugara su último partido de una carrera en la que fue convocado a tres Juegos de Estrellas. Zinter, un receptor de la universidad de Arizona, al final jugó 18 temporadas en liga menor y una en Japón.

No. 25) Astros (1976): Phil Klimas (NJ)

No. 26) Tigres: Alan Trammell (70.7)

Este era el comienzo de la segunda ronda en ese entonces y Houston eligió a Klimas, un antesalista de la universidad de St. Xavier. Pese a tener un buen desempeño con el bate en las menores (OPS de .828), Klimas nunca pasó de Doble-A, mientras que Trammell jugó 20 temporadas con los Felinos y fue inmortalizado en el Salón de la Fama.

No. 26) Astros (1967): Jay Schlueter (0)

No. 27) Atléticos: Vida Blue (44.9)

Schlueter terminó con promedio de .333 en su carrera de Grandes Ligas, pero fue en apenas tres turnos en 1971. Aparte de eso, el jardinero de preparatoria en Arizona jugó nueve temporadas en Ligas Menores. La mayor interrogante en torno a Blue era si el zurdo lanzallamas de Luisiana optaría por jugar béisbol o fútbol americano. El primer camino lo llevó a un premio Cy Young de la Liga Americana y un premio al JMV en 1971.

No. 27) Tigres (1975): John Murphy (NJ)

No. 28) Cachorros: Lee Smith (28.9)

Murphy, un zurdo de preparatoria en Brooklyn, Nueva York, llegó hasta Triple-A en la organización de Detroit en 1978 pero nunca ascendió al equipo grande. Smith tuvo que ser firmado para que no jugara baloncesto en la universidad Northwestern State pero se desarrolló en el cerrador de los Cachorros, consiguiendo 478 rescates en una carrera que eventualmente lo llevó a Cooperstown.

No. 28) Expos (1971): Dan Warthen (1.4)

No. 29) Reales: George Brett (88.6)

Warthen llegó a causar un mayor impacto en las Mayores como coach de pitcheo en vez que serpentinero, lanzando 307 episodios en un trecho de cuatro campañas por Montreal, Filadelfia y Houston. Fue una falla doble para los Expos, teniendo en cuenta que las siguientes dos selecciones — Brett y Mike Schmidt — se convirtieron en dos de los mejores antesalistas en la historia de las Grandes Ligas.

Lo mejor de George Brett Nov 22, 2019  2:00

No. 29) Medias Rojas (1982): Kevin Romine (-1.4)

No. 30) Azulejos: David Wells (53.6)

Romine, quien fue una estrella en la universidad de Arizona State, jugó siete temporadas con los Patirrojos como un guardabosque suplente, aunque registró OPS de .631 en 331 encuentros. En la actualidad es mejor conocido como el padre de otros dos ligamayoristas: Andrew y Austin. Las primeras dos estadías de Wells con Toronto tuvieron resultados mixtos, pero al final lanzó 21 campañas en MLB y fue convocado tres veces al Juego de Estrellas.

No. 30) Marineros (1984): Mike Christ (NJ)

No. 31) Cachorros: Greg Maddux (106.6)

Maddux fue un talentoso lanzador de una preparatoria en Las Vegas, pero como un derecho delgado y de baja estatura, enfrentó bastante interrogantes sobre su tamaño y durabilidad. Esas dudas obviamente no tenían fundamentos. Christ, un derecho de la universidad de Jacksonville, lanzó cinco años en el sistema de Seattle, principalmente por debajo de Triple-A.

Andrew Simon es analista e investigador de MLB.com.

 

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …