Estrellas Del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com
NOVENA ENTRADA
La mayoría de nosotros habla en frases, algunos en oraciones, incluso unos cuantos en párrafos.
Vin Scully habla en historias.
La voz de los Dodgers de Los Ángeles hasta el final de la temporada 2016.

En el estadio de los Dodgers, dice la historia de un juego a la vez.
Su narración de los tres outs finales del juego perfecto de Sandy Koufax, 27 de 27, contra los Cachorros en 1965 es un modelo de narrativa virtuosa, llena de tensión, descripción, información y animosidad, construye un clima de tal tensión que es difícil creer que él esté en ese lugar diciendo lo que describe.
Por 67 temporadas, el gran arte de Vin Scully ha descansado en dejarnos ver con cuanta dulzura logra lo que dice día tras día, temporada tras temporada.
Los cuatro juegos sin hit ni carrera lanzados por Koufax en cuatro años, eclipsan totalmente cualquier juego lanzado contra él por brillante que éste hubiera sido.
En una derrota de 1-0 que realmente descorazona, el pitcher de los Cachorros Bob Hendley, lanzó un hermoso juego de un hit, tristemente para él, el mejor juego de su carrera no competía contra la perfección.
Pasa a los libros de records sólo como una derrota más.

Me imagino frente al radio y escuchar:
“Nuestros micrófonos hasta el estadio de los Dodgers, con nuestro compañero Vin Scully, adelante Vin” y enseguida la inconfundible voz de Vin Scully.
– Tres veces en su sensacional carrera Sandy Koufax ha caminado hacia el montículo para lanzar un fatídico noveno inning en un juego que convirtió en uno sin hit ni carrera.
Pero esta noche, septiembre 9 de 1965, él hizo el viaje más difícil de su carrera hacia la loma, estoy seguro, porque a través de ocho innings ha lanzado un juego perfecto.
Ha ponchado a once bateadores y ha retirado a 24 en forma consecutiva.
Y el primer hombre al cual enfrentará será el cátcher Chris Krug, esbelto bateador derecho, elevó al centro y roleteó al short.
Dick Tracewski cubre ahora la segunda base, Koufax listo, lanzamiento en curva, strike, 0-1 la cuenta para Chris Krug.
En el círculo de espera uno de los hombres que mencionamos como “posibles”:
Joe Amalfitano.
Siguiente lanzamiento en cuenta de 0-1, lanzamiento rápido, le tira y abanica, segundo strike.
Y puedes casi sentir la presión ahora.
Koufax se quita la gorra, recorre los dedos por su cabello negro, se coloca la gorra de nuevo.
Krug debe sentirla también, se retira, suspira, se quita el casco, se lo pone de nuevo y regresa al plato.
Tracewski está a su derecha para cubrir el hueco.
Kennedy está profundo para proteger la línea.
Lanzamiento en cuenta de dos strikes, pelota rápida por fuera, una bola, Krug comenzaba a irse pero se detiene y Torborg mantiene la pelota alta en el aire tratando de convencer a Vargo, pero Eddy dice, “no señor”.
Uno y dos en la cuenta de Chirs Krug.
Son la 9:41 p. m. septiembre 9.
Lanzamiento en 1 y 2, pelota en curva, conecta y saca foul a la izquierda del plato.
En estos momentos en que tenemos los pelos de punta, los Dodgers defensivamente:
Sandy Koufax y Jeff Torborg, los muchachos que tratarán de detener todo lo que vaya por su lado:
Wes Parker, Dick Tracewski, Maury Wills y John Kennedy, en los jardines, Lou Johnson, Willie Davis y Ron Fairly.
Hay 29 000 personas en el parque de pelota y un millón de mariposas; 29 139 con boleto pagado.
Koufax lanza en cuenta de 1-2: pelota rápida, foul hacia atrás fuera de juego.
En el dugout de los Dodgers Al Ferrara se levanta y camina cerca de la pasarela y comienza a ser difícil hasta para sus compañeros, se sientan en el dugout y tienen solamente que mirar.
Sandy de regreso a la placa de caucho, pies juntos.
Todos los muchachos en el bullpen se estiran para conseguir una mejor vista a través de la cerca de alambre que está por el jardín izquierdo.
Uno y dos la cuenta para Chris Kreug.
Koufax, pies juntos, inicia sus movimientos y el lanzamiento en cuenta de 1-2, bola afuera, dos bolas. (la multitud abuchea).

Muchas personas en el estadio ahora comienzan a ver los lanzamientos con el corazón.
El lanzamiento fue afuera.
Torborg trató de jalarla hacia el plato, pero Vargo, un experimentado umpire, no se iría con eso.
Dos y dos la cuenta para Chris Krug.
Sandy leyendo las señas, inicia sus movimientos, 2-2 la cuenta, lanzamiento rápido, ¡swinging!
Sandy Koufax ha ponchado a doce.
Está a dos outs de un juego perfecto.
Aquí está Joe Amalfitano para batear de emergente por Don Kessinger. Amalfitano es del sur de California, de San Pedro.
Fue adquirido por los Gigantes como agente libre del béisbol amateur (bonus baby).
Ha andado de aquí para allá y de allá para acá.
Como lo mencionamos temprano, ha ayudado a ganarle a los Dodgers dos veces.
Y Harvey Kuenn en el círculo de espera.
Kennedy está pegado a la base de tercera.
Bola rápida, strike.
0-1 con un out en el noveno inning.
1-0 Dodgers.
Sandy listo, inicia movimiento, cuenta de 0-1, pelota en curva, conecta de foul, 0 y 2, Amalfitano se retira, se sacude un poco, hace algunos swings con el bat.
Y Koufax, con una pelota nueva, se ajusta el cinto y camina atrás del montículo.
Yo pensaría que ahora el montículo en el estadio de los Dodgers es el lugar más solitario en el mundo.
Sandy, se exige, toma la señal, 0-2 para Amalfitano, el lanzamiento en 0 y 2 para Joe, pelota rápida, le tira y abanica, strike tres!
Está a un out de la tierra prometida y Harvey Kuenn viene a batear.
Harvey Kuenn batea por Bob Hendley.
La hora en la pizarra 9:44, fecha, 9 de septiembre de 1965.
Y Koufax trabajando sobre el veterano Harvey Kuenn.
Sandy en su movimiento, pelota rápida, un strike.
Ha ponchado hasta ahora a cinco bateadores consecutivos y esto ni se ha notado.
Sandy listo, lanzamiento en cuenta de un strike, muy alto, pierde su gorra. Realmente lo hizo con toda intención.
Esta es la segunda vez en la noche que he sentido que Koufax tira en lugar de pitchear, tratando de lograr el extra, y esta vez él intentó tan fuerte que su gorra se cayó.
Dio un paso extremadamente largo hacia el plato, Torborg tuvo que pararse para atrapar la pelota.
Uno y uno para Harvey Kuenn.
Ahora él listo, pelota rápida alta, bola dos.
No puedes culpar al hombre por presionar un poco ahora.
Sandy retrocede, se limpia la frente, recorre su dedo índice sobre su frente, se seca en el pantalón en su pierna izquierda.
Todo esto mientras Kuenn está esperando.
Ahora Sandy fija su vista, entra en movimiento, lanzamiento en 2 y 1 para Kuenn: le tira y falla, dos strikes.
Son la 9:46 p. m. dos y dos para Kuenn, a un strike de distancia.
Sandy en su movimiento.
Aquí está el lanzamiento.
Le tira y abanica, ¡juego perfecto!
(Larga espera y el ruido de la multitud toma lugar)
En la pizarra del jardín derecho son la 9:46 p. m. en la ciudad de los ángeles, Los Ángeles, California, y la multitud de 29 139 toma asiento para ver al único pitcher en la historia del béisbol en lanzar cuatro juegos sin hit ni carrera.
Él lo ha hecho en cuatro años seguidos y ahora ha cerrado esto con su cuarto juego de no hit y lo hizo con juego perfecto.
Sandy Koufax de quien su nombre siempre te recordará los ponches (strikeouts), lo hizo con broche de oro.
Ponchó a los últimos seis bateadores.
Y cuando escribió su nombre con letras mayúsculas en el libro de los récords, la “K” resaltaba aún más que “O-U-F-A-X -.
Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …