Estrellas Del Béisbol

A Propósito de Series Mundiales

www.beisboldelosbarrios.com
SERIE MUNDIAL 1919
Por Héctor Barrios Fernández

Supe desde un principio de que para conseguirlo, algo estaba pasando…
Los rumores estaban volando sobre el lugar…
Ed Roush, jardinero central de los Rojos de Cincinnati.
Cuando toco el tema o tomo un libro que habla del béisbol de principios del siglo XX, termino poniendo la película con Kevin Costner, “El Campo de los Sueños”.

Los rumores ¡ay! fueron verdad.
Ocho jugadores de los Medias Blancas, incluyendo el más grande estrella del equipo, el jardinero Joe “el Descalzo” Jackson, el tercera base Buck Weaver y el pitcher Eddie Cicotte, se habían confabulado con los apostadores para entregar la Serie Mundial, dejarse ganar.

De esta manera es como entran a la historia como los infames “Medias Negras”.

También estuvieron envueltos el jardinero central Oscar (Happy) Felsch, el primera base Arnold (Chick) Gandil, el parador en corto Charles (el sueco) Risberg, el utility jugador de cuadro Fred McMullin y el lanzador Claude (el zurdo) Williams.
Los apostadores, iban a dividir una bolsa de más de 50 000 dlls con pagos en efectivo, presumiblemente proporcionados por el Sr. Arnold Rothstein, el principal o uno de los principales apostadores.
Esto era mucho dinero para los jugadores mal pagados por el dueño de los Medias Blancas y ex pelotero Charles Comisky.

Joe Jackson, uno de los mejores bateadores en Grandes Ligas, (.356 de porcentaje en su carrera, tercero de todos los tiempos), estaba ganando solamente 6 000 dlls en 1919.
Las posibilidades en las apuestas favorecían por mucho a los Medias Blancas, los Rojos ganaron cuatro de los primeros cinco juegos.
Suficientes para ganar la serie hoy en día.
Pero este año fue programada para un máximo de nueve juegos o el primero en ganar cinco, para compensar de alguna forma a los dueños de los equipos, porque la temporada se acortó a 140 juegos por las secuelas que dejara la primera guerra mundial.
Enojados por el incumplimiento en el pago acordado, los ocho jugadores en cuestión, ganaron los siguientes dos juegos, antes de perder el noveno y decisivo, 10 a 5.
El rumor tomó alas, pero fue hasta cerca de un año más tarde que un Cicotte sumido en la tristeza y Joe Jackson, confesaron ante el Gran Jurado del Condado Cook.
Los ocho fueron acusados junto con algunos de los supuestos secuaces de Rothstein, pero Rothstein, quien reportó haber ganado unos pocos despreciables 270 000 dlls apostando contra Chicago, no tuvo cargos en su contra.
Ninguno de los jugadores fue declarado culpable en la corte, pero los ocho fueron expulsados del juego de por vida por el ex juez federal y que ahora fungía como Comisionado del Béisbol de las Grandes Ligas, Kenesaw Mountain Landis, quien fue contratado para limpiar el juego de este tipo de actos que eran muy comunes en la época.
La solución que le dieron a este asunto fue una mezcla de muchas cosas.
Buck Weaver, estaba involucrado desde el principio, pero rechazó tomar parte en el trato, en la serie bateó para .324 de porcentaje, fildeando sin problema alguno.
De todas maneras Landis lo expulsó por no denunciar a sus compañeros. Jackson tomó el dinero sucio, como 5 000 dlls, él bateo para .375 durante la serie, con un home run, y seis carreras impulsadas.
Una actuación como para no perder la serie.
Risberg fue más leal a sus empleadores los apostadores, cometió cuatro errores y bateo para sólo .080 y no recibió ni un centavo por su dudosa actuación.
Gandil, el organizador original, cobró 30 000 dlls.
Y pronto anunció su retiro del béisbol.
Cicotte, perdió dos de sus tres aperturas como lanzador, le pagaron 10 000 dlls.
Pero dijo después que no valió la pena el esfuerzo:
“Ahora he perdido todo, trabajo, reputación, todo.”

Con el permiso de Ustedes, ahora me voy a ver la película “El Campo de los Sueños.”
Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

 

 

Léa también

Estrellas Del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com SERIES MUNDIALES DE LOS 1970s Por Héctor Barrios Fernández Los Atléticos de Oakland, los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *