Estrellas Del Béisbol

YANKEES DE NEW YORK

Por Héctor Barrios Fernández

Los Yankees de New York fueron establecidos en 1901, en la era de Derek Jeter nunca estuvieron debajo de .500 durante un lapso de 162 juegos.
Quiérase o no, los Yankees son “el equipo de los Estados Unidos” en las Ligas Mayores.

Con un record de 18 títulos de división, 40 títulos de la Liga Americana y 27 series mundiales en la bolsa, es difícil rebatir eso con argumentos valederos. Pero en un principio no parecía que las cosas fueran a ir bien para los Yankees.

Los actuales Yankees se iniciaron como los Orioles de Baltimore en 1901, pero no los Orioles que conocemos ahora.

A ellos les fue negado el acceso a la Gran Manzana por los Gigantes, en ese tiempo de New York en 1901 y tuvieron que establecerse en Baltimore. Quizás de manera fortuita para la franquicia, rápidamente las cosas fueron muy mal.

Fue una franquicia horrorosamente administrada en sus primeras dos temporadas y le fue entregado el control de ella a la liga después de un record de 50-88 en 1902.

Antes de comenzar la temporada de 1903, la liga hizo caso omiso de la objeción de los Gigantes y consiguió que la franquicia se moviera a Manhattan, con nuevos dueños y con el nombre de Highlanders de New York. La franquicia en Baltimore prácticamente se retiró y entonces fue vendida a otra localidad y a otro grupo de inversionistas, no está claro si el equipo en sí desapareció o la Liga Americana le asignó otra ciudad.

Actualmente la mayoría de los historiadores consideran que son dos franquicias completamente diferentes, puesto que solamente cinco jugadores (13%) permaneció en el equipo después del cambio.

De cualquier modo fue un tambaleante comienzo.

Los Highlanders/Yankees no fueron muy espectaculares en sus primeros 17 años, promediando 72-76 por temporada, nunca llegaron a una Serie Mundial. Entonces llegó Babe Ruth.

Babe Ruth.

Ruth había sido uno de los mejores lanzadores del juego y un bateador de tiempo parcial, todo esto con el equipo de los Medias Rojas de Boston, antes de ser vendido a New York.
La adquisición de Ruth por parte de los Yankees, cambió las fortunas de ambos equipos, llevando a los Medias Rojas a una maldición que provocó una sequía de 86 años, mientras que a los Yankees los convertía en la figura más dominante de todos los deportes, al menos en los Estados Unidos.

Por supuesto que Ruth fue de gran ayuda.
En 1920, con Babe Ruth bateando más cuadrangulares por él mismo (54) que cualquier otro equipo en la Liga Americana.
En un período de 12 años (1921-1932), los Yankees fueron uno de los más dominantes y balanceados equipos en la historia, llegando a siete Series Mundiales y ganando cuatro (1923, 1927, 1928 y 1932).

Después de todo, un sólo jugador no explica casi un siglo de excelente consistencia.
Los Yankees han sido siempre maestros en re-cargarse.

Después de Ruth y Gehrig vinieron Joe DiMaggio, Whitey Ford, Mickey Mantle, Reggie Jackson, Don Mattingly, Derek Jeter y Mariano Rivera.

Sólo por mencionar a unos cuantos.

Hay una leyenda (o dos…o cinco) por cada era de los Yankees y cada una añade un encanto.

Pero todo esto comenzó con el “Babe.”
Cuando se concretó el famoso envío de Babe Ruth de los Medias Rojas a los Yankees por la miserable suma de 100 000 dólares, los Yankees no solamente conseguían a uno de los mejores pitchers y bateadores.

También conseguían a uno de sus más formidables oponentes.
Los números del gran Bambino contra los Yankees hasta la fecha del famoso cambio eran: .337 de porcentaje de bateo, .438 con corredores en las bases, .663 de slugging, en 194 apariciones al plato.
Además, como lanzador, Ruth compilaba un record de 17 ganados, 5 perdidos y 2.21 en carreras limpias admitidas en 23 juegos iniciados contra los Yankees.
Ruth solamente lanzó en cinco juegos de temporada regular después de llegar a los Yankees, recordemos que Babe Ruth fue uno de los mejores lanzadores del juego.
Fue líder en la liga en porcentaje de carreras limpias admitidas con los Medias Rojas en 1916 (23-12, 1.75) y su porcentaje de 2.28 (con un mínimo de 1 000 innings lanzados) ha sido mejorado solamente una vez desde 1927, el valiente que lo mejoró fue quien seguramente ingresará al Salón de la Fama y que toda su carrera fue Yankee, Mariano Rivera (2.21).

Por supuesto el Babe no acumuló apodos como “el Sultan de Swat” o “el Coloso de Clout” sólo porque sí, sino porque hacía cosas increíbles con su bat de béisbol.
Ruth es famoso por sus 714 cuadrangulares, buenos para ocupar el tercer lugar de todos los tiempos, es líder en porcentaje de slugging de todos los tiempos con .690.
Solamente algunos records de Babe Ruth:
a.- Bateó .401 en un tramo de 255 juegos contando de abril 24 de 1923 al 8 de agosto de 1924.
b.- Su mejor marca en una temporada fue de 60 home runs, pero conectó 71 en 162 juegos, del 24 de julio de 1927 al 30 de julio de 1928.
c.- Ruth tiene el record de 365 home runs con gente en base, nueve más que Hank Aaron y 53 más que Barry Bonds.
d.- En cinco ocasiones terminó la temporada con al menos .350/.500/.725. Los que más se acercan lo han hecho o hicieron cuatro veces.
e.- Durante nueve diferentes temporadas, Ruth tuvo porcentaje de slugging de al menos .700.

Eso es más de lo que Barry Bonds, Ted Williams, Stan Musial, Mickey Mantle y Sammy Sosa tienen en combinación.
f.- Si Babe Ruth regresara del más allá y volviera al béisbol de Grandes Ligas y se ponchara 3 187 veces seguidas, aún tendría un porcentaje de slugging de .500, esta es la marca que tiene el actual miembro del Salón de la Fama Ernie Banks.

Además si se fuera de 1 147 veces al bat, 0 hits, su porcentaje de slugging apenas caería por debajo del de Barry Bonds .6069 contra .6070.
g.- Tendría que irse de 0 hits en 1 501 veces al bat o no conectar hit en más de dos temporadas jugando regularmente para que su OPS cayera debajo de 1.000.
h.- Tuvo 10 robos de home.

Esa cifra es mayor que la que consiguieron juntos Rickey Henderson, Lou Brock y Tim Raines (9).
i.- Tuvo tres temporadas en las cuales bateó por lo menos .375/.500/.750. Ningún otro jugador en la historia del béisbol ha tenido ni siquiera una.
j.- Su WAR (183.6) combinado entre lanzador y jugador de posición, es mayor que el de Derek Jeter y Tom Seaver combinados.
k.- De sus 714 cuadrangulares, 603 fueron para establecer nuevo record.

Cada que conectaba uno rompía su propio record.
Para muestra, solamente un botón.
Joe DiMaggio llegó cuando Babe Ruth se fue, el Clipper arribó a los Yankees en 1936 y empató con Ruth con cuatro Series Mundiales ganadas…en sólo cuatro años.

Tuvo .341/.391/.622 en ese período al comenzar su carrera, para ganar cuatro anillos de campeones.

Históricamente esa fue su segunda racha más famosa.
Los 56 juegos bateando de hit en forma consecutiva de Joe DiMaggio es una de las historias más comentadas en los deportes y cuando esta racha finalizó el 17 de julio de 1947, el Clipper de los Yankees comenzó otra de 16 juegos consecutivos pegando de hit, tomando en cuenta el juego en que fue parado, en esos 73 juegos bateó para .408 de porcentaje.
Con esta hazaña, el record anterior perteneciente a Willie Keeler de 45 juegos en los años de 1896-97, se posicionaba en segundo lugar.

De manera interesante, Dominic, el hermano de Joe, ocupa el lugar número 16 entre las mejores rachas de juegos pegando de hit en forma consecutiva con 34 en 1949.

También el hermano mayor de Joe, Vince DiMaggio, tuvo una racha de 12 juegos consecutivos conectando de imparable en 1941 jugando para los Piratas de Pittsburgh, curiosamente durante la misma temporada en que Joe logró su grandiosa hazaña.
Salvo en dos temporadas Joe DiMaggio y su rival Ted Williams de los Medias Rojas de Boston, jugaron cada uno con su equipo de 1939 a 1951, en ese tramo no hubo una elección para el jugador más valioso que no incluyera a los dos en la lista de candidatos, entre los dos se dividieron 5 MVPs.

Los argumentos de quién de los dos fue mejor jugador, aún existen.

Durante la racha, DiMaggio tuvo un porcentaje de bateo de .463 con corredores en base, mientras que Ted Williams tuvo uno de .482 pero en toda su carrera, además Ted es el bateador más reciente en terminar una temporada bateando un porcentaje superior a los .400, temporada en la que Joe DiMaggio resultó nombrado el jugador más valioso.

Como dato curioso mencionaré que los lanzadores Ted Lyons y Lefty Grove, permitieron un home run de Babe Ruth durante su temporada de 60 y también permitieron un hit de Joltin’ Joe DiMaggio durante su tremenda racha.

En muchas ocasiones he escuchado que el record más difícil de romper en el béisbol, es precisamente este de DiMaggio. ¿Será?

Estadísticas Yankees:
-Los Yankees han sido participantes en 225 de los primeros 653 juegos de serie mundial, el 34.45 %.
– Cuatro fue el número de temporadas en las que Lou Gehrig por lo menos tuvo 15 triples, 15 home runs y 100 bases por bolas.

Dos jugadores más han alcanzado estas marcas en un par de ocasiones cada uno, ambos fueron Yankees.

Babe Ruth en 1921 y Charlie Keller en 1940.
– 55 veces el short stop de los Yankees Frank Crosetti fue golpeado por un lanzamiento del pitcher, esto ocurrió entre 1932 y 1938, record en la Liga Americana.

Con poco menos de la mitad de esa cantidad (27) en el mismo periodo, Lou Gehrig fue segundo en la liga.
– El 14.7 % de las 102 bases robadas en la carrera de Lou Gehrig, fueron robos de home.
– .350/.470/.640 en una temporada con por lo menos 700 apariciones al plato, solamente Lou Gehrig tiene estos promedios.

Y lo hizo en cuatro ocasiones.
Babe Ruth alcanzó una base 379 veces en 1923, todo un record.

En 1957 Mickey Mantle alcanzó base 319 veces, la mayor cantidad para un bateador ambidiestro.
– Entre Mickey Mantle (54) y Roger Maris (61) se combinaron para conectar 115 home runs entre los dos.

Los Medias Rojas de Boston ese año conectaron 112 como equipo.
– Jugando en juegos de Serie Mundial, Mickey Mantle tuvo 40 carreras producidas, record de todos los tiempos.
– Mickey Mantle se robó 21 bases en la temporada de 1959.

Esa fue la mayor cantidad de robos bajo el mando de Casey Stangel como manager de los Yankees (25) temporadas.
– En 2002, Alfonso Soriano se convirtió en el único jugador en conectar por lo menos 90 hits de extra base y robarse 40 bases en una temporada.
– 5 es la cantidad de temporadas en las que un receptor o catcher, tuvo más home runs que ponches desde 1940, su nombre Yogi Berra.
Por supuesto que esto es sólo una pequeña probadita de la historia de los Yankees, si en un libro es imposible plasmarla completa, menos en un modesto artículo.
Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

 

 

 

Léa también

Los Astros congelaron el Bronx (4-1)

Con una nueva joya de Gerrit Cole y un HR de José Altuve, los Astros …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *