Estrellas Del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com

RON NECCIAI, HARVEY HADDIX Y CASEY STENGEL

Por Héctor Barrios Fernández

  RON NECCIAI          HARVEY HADDIX    Y      CASEY STENGEL.

La noche del 13 de mayo de 1952, los Twins de Bristol se encontraban en primer lugar y estaban jugando contra sus más cercanos perseguidores los “Mineros”, de West Virginia.

El lanzador inicialista por Bristol fue Ron Necciai, un joven de 19 años de edad con una gran curva, una bola rápida que le había quebrado unas costillas a un compañero de escuela y una úlcera.

Estaba preocupado antes del juego porque no venía por ahí en su control.

Uno tras otro, inning tras inning, los Mineros vinieron y fueron ponchados.

En un momento dado, la úlcera de Necciai lastimaba tanto que pidió tiempo y el batboy le trajo un vaso con leche hasta la loma de lanzar.

El juego continuó y Ron se mantuvo ponchando rivales.

Veinticinco, veintiséis, veintisiete outs, veintisiete ponches, ningún hit. Nadie en la historia del béisbol profesional lo había hecho antes, nadie lo ha hecho desde entonces.

En su siguiente salida ponchó “solamente” a veinticuatro y eso lo preocupó.

Unas semanas después estuvo “peor” ya que solamente ponchó a catorce y pensaba que había decepcionado a los aficionados.

Los Piratas de Pittsburgh lo subieron al final de la temporada.

Fue apodado “Rocket Ron,” permitió siete carreras y perdió en su primer juego; su record al final de la temporada fue de 1 ganado, 6 perdidos.

El siguiente año, fue seleccionado para participar en el ejército, tuvo un dolor constante por su úlcera, no podía mantener la comida en su estómago y perdió más de once kilogramos de peso.

El ejército le dio incapacidad médica.

Regresó a la sucursal de los Piratas, se lastimó el brazo y finalmente perdió toda esperanza de volver a lanzar.

Tan pronto como se retiró del béisbol, su úlcera desapareció. Preocupón el hombre.

MÁS PERFECCIÓN

Su nombre, Harvey Haddix, mejor conocido como “El Gatito”, había sido un sólido lanzador, aunque nada especial en siete años de carrera, hasta que su equipo los Piratas de Pittsburgh se enfrentaron a los Bravos de Milwaukee el 26 de mayo de 1959.

Ese día él hizo algo extraordinario.

Uno tras otro, por nueve innings, retiró a los bateadores de los Bravos: veintisiete en fila.

Pittsburgh tampoco había anotado y él siguió al décimo inning, después el onceavo, el doceavo.

Treinta y seis outs consecutivos, uno tras otro.

Ningún hombre en la faz de la tierra había lanzado perfecto tantas entradas como Haddix en ese juego y nadie lo ha hecho de nuevo.

Entonces pasó lo que pasó. Su propio equipo lo “traicionó”.

El tercera base, hizo un mal tiro, permitiendo que el bateador-corredor se embasara.

El corredor se movió a segunda mediante un toque de sacrificio.

Hank Aaron recibió la base y Joe Adcock conectó la pelota contra la barda.

El sin hit ni carrera y los doce innings perfectos de Haddix, terminaron en derrota.

Al menos por una tarde, había parecido ser el mejor lanzador en la historia del béisbol.

De todos es conocido que Yogi Berra es el autor de un mundo de frases célebres, pero también Casey Stengel tiene lo suyo.

Mire.

-“En mis inicios en el juego, un día conecté cuatro hits y los periodistas rápidamente declararon que habían visto al nuevo Ty Cobb.

Me tomó unos cuantos días para corregir esa impresión”.

-“¡Muy bien! Se forman todos por orden alfabético de acuerdo con su estatura”. Les dijo un día a los jugadores de los Yankees.

-Escuchando que un manager rival estaba tratando de ganar el campeonato con solamente tres lanzadores, declaró:

“Bueno, bueno, bueno, también escuché que esto no pude ser, pero no siempre funciona”.

-Sobre un jugador que no toma:

“Esto solamente ayuda si ellos pueden jugar”.

-“El secreto de manejar a un equipo, es mantener a los jugadores que te odian, lejos de los que están indecisos”.

-Después de ganar la Serie Mundial de 1958.

“No podría haberlo hecho sin mis jugadores”.

-Cuando le preguntaron sobre cómo les estaba yendo a los Mets.

“Bueno, tenemos a Johnny Lewis en el jardín. El otro equipo bateó un elevado por su rumbo, él corrió a la izquierda, luego a la derecha, después fue directo hacia atrás y atrapó la pelota. Hizo tres buenas jugadas en una sola. Tenemos también a Greg Goossen, tiene solamente 20 años de edad y tiene buenas posibilidades de que en diez años más cumpla 30”.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

 

Léa también

Estrellas Del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com ESTADIO DE LOS YANKEES, PRIMERA PARTE Por Héctor Barrios Fernández Ningún estadio en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *