Estrellas Del Béisbol

Lou Piniella.

www.beisboldelosbarrios.com

NOVATOS DEL AÑO EN 1969

Por Héctor Barrios Fernández

Con esta entrega terminamos con la Serie de: “Novatos del Año de la Década de los 1960s.” Espero haya sido de su agrado.

Por supuesto no es una regla que, por obtener tal distinción, se asegura una carrera exitosa o lo contrario.

Verá a continuación qué clase de novatos en el fin de la década.

Los aficionados al béisbol tienen diferentes imágenes de Lou Piniella: Manejador de alto temperamento, con suerte y a la vez inteligente jardinero derecho en el momento clave en el juego de postemporada de 1978, en el cual los Yankees vencieron a los Medias Rojas para ganar la División Este de la Liga Americana; estable bateador que jugó un papel importante en cuatro equipos que participaron en Series Mundiales en un lapso de seis años.

Piniella fue, por supuesto, todas esas cosas.

Pero también fue en 1969 el Novato del Año de la Liga Americana.

Piniella tuvo una ruta un poco tortuosa antes de alcanzar el éxito en las Grandes Ligas.

Debutó con los Orioles de Baltimore en 1964, se fue de 1-0 en el plato, pero no resurgió en las mayores sino hasta 1968, cuando se fue de 5-0 con los Indios de Cleveland.

Un poco de madurez en la menores lo ayudó a lograr el éxito con un equipo de expansión, los Royals de Kansas City en 1969.

El día de apertura, Piniella conectó un hit doble y tres sencillos en 5 turnos al bat y los Royals vencieron a los Mellizos de Minnesota 4-3 en 12 innings.

En 1969 el “Dulce Lou,” como fue conocido, empujó 68 carreras y conectó para .282 con 11 cuadrangulares, 21 hits dobles y 6 triples.

Todo esto lo llevó a obtener el nombramiento de Novato del Año por la Liga Americana.

Piniella continuó su carrera después de su sólida temporada de novato con una mejor temporada en 1970, cuando conectó para .301 con 88 carreras producidas, 11 cuadrangulares y 24 hits dobles.

Este fue más o menos el patrón de juegos de Piniella en su carrera en las Ligas Mayores. Nunca fue considerado un hombre de poder y nunca empujó 100 o más carreras en una temporada, pero con frecuencia bateó para un respetable porcentaje y jugó a toda máquina en el béisbol profesional.

Fue un estudioso del juego, particularmente con Billy Martin como su manejador con los Yankees de New York, donde Lou jugó más de la mitad de sus 18 años de carrera y con todo derecho, llegó a ser un excelente estratega.

Guio a los Rojos de Cincinnati a obtener la Serie Mundial en 1990.

Por su parte Ted Sizemore aprovechó su capacidad y versatilidad defensiva durante sus doce años de carrera en las Ligas Mayores, resaltando su temporada de novato en 1969.

A los 24 años de edad, como un jugador de cuadro con los Dodgers de Los Angeles, Ted bateó para .271, anotó 69 carreras, produjo 46 y conectó 20 hits dobles.

Estos números no fueron tan deslumbrantes pero, fueron suficientemente buenos que combinados con su actuación en el fildeo, la Asociación de Cronistas de Béisbol, votó por él para honrarlo con el nombramiento de Novato del Año por la Liga Nacional en 1969.

El número de hits de extra base y el total de carreras impulsadas, decayeron en 1970, en gran parte porque estuvo lesionado la mayor parte de la temporada, a pesar de eso, terminó con mejor porcentaje de bateo que el año anterior, .306 y continuó demostrando su habilidad defensiva tanto en segunda base, en las paradas cortas y en los jardines.

Aparentemente eso no fue suficiente para que los Dodgers lo mantuvieran en el equipo para el siguiente año.

Los Angeles lo cambió a los Cardenales después de la temporada de 1970 por el bateador de poder Dick Allen.

Sizemore rápidamente se hizo querer por los aficionados de San Luis y permaneció como Pájaro Rojo hasta la temporada de 1975. Durante su estadía en San Luis, bateó para .282 y dos veces para .264.

De regreso con los Dodgers en 1976, Sizemore jugó poco, bateando solamente para .241 con 18 carreras impulsadas y 9 extra bases.

En 1977, con los campeones de la División Este de la Liga Nacional, los Filis de Filadelfia, Ted alcanzó alturas mucho más altas; conectó para .281 con 20 hits dobles y 47 carreras impulsadas, además de 6 carreras anotadas.

Jugó la mayor parte de la temporada en la segunda base, su mejor posición de cuantas jugó en Ligas Mayores como las paradas cortas, tercera base, receptor y los jardines.

Durante la temporada de 1978, Sizemore luchó contra las lesiones, aún así en postemporada, bateó para .385 para los Filis en una causa perdida contra su ex equipo, los Dodgers, en la serie de campeonato de la Liga Nacional ese octubre.

Después de una corta estancia con los Cachorros, Ted terminó su carrera en las Grandes Ligas con los Medias Rojas de Boston en 1980. Su promedio de por vida fue de .262.

En lo particular en 1969 por fin terminé la instrucción primaria y asistí a mi primer juego de Grandes Ligas, el cual recuerdo como si hubiera sido ayer.

Le invito a escuchar este y todos los sábados en programa beisbolero “Detrás de Home” en Fiesta Mexicana 97.9 FM Ensenada, de siete a ocho de la noche tiempo del Pacífico, bajo la conducción del maestro Marco Antonio Amador Ojeda.

Click en: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=648534208949622&id=100013791451221&sfnsn=mo

A partir de mañana miércoles 17 y por los siguientes 10 días, este servidor andará moviéndose entre las ciudades de San Francisco y Oakland, echándole un vistazo a los Gigantes y Atléticos. Ya les contaré.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Léa también

Con talento para cambiar en las GL

Los equipos que pretenden mejorar a nivel de Grandes Ligas tienen que ceder talento joven …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *