Estrellas Del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com

NOVATOS DEL AÑO EN 1963

Por Héctor Barrios Fernández

Siguiendo con los novatos del año de los 1960s y que no por ganar ese nombramiento aseguraron una carrera exitosa, toca el turno a los de 1963 en cada una de las dos Ligas Mayores.

Parece irónico que la peor campaña del lanzador de los Medias Blancas de Chicago Gary Peters, fuera la de 1968, la que fue llamada “de los lanzadores.”

Por otra parte, los bateadores de los Medias Blancas, quienes produjeron y  anotaron el menor número de carreras ese año en la Liga Americana, hicieron la parte que les correspondía en el “año de los lanzadores contrarios,” fallando en dar a sus propios lanzadores el apoyo necesario para ganar juegos.

Ese año los aficionados de los Medias Blancas pudieron bien haberlo llamado: “el año de los lanzadores, excepto para Gary Peters y algunos otros.”

Por otra parte, Peters tuvo una excelente carrera de catorce años, la cual pasó con los Medias Blancas entre 1959 y 1969 y con los Medias Rojas de Boston entre 1970 y 1972.

Debido a sus escasas intervenciones en los primeros años, aún calificó como novato en 1963.

Con 20 triunfos en la campaña de 1964, junto con Dean Chance de los Angelinos de Anaheim, lideraron la Liga Americana en triunfos ese año, en el cual Chicago hizo un gran esfuerzo por alcanzar a los Yankees quienes terminaron la temporada con un juego de ventaja sobre los “Patipálidos” y dos sobre los Orioles de Baltimore.

Dos años después, Peters tuvo 1.98 en promedio de carreras limpias admitidas para ser el mejor en la Liga Americana.

También en dos ocasiones tuvo temporadas de 16 victorias y ponchó a 200 o más bateadores.

Pero la mejor temporada del zurdo pudo haber sido la de novato en 1963.

Ese año ganó 19 juegos a cambio de 8 derrotas, liderando a la liga con 2.33 en carreras limpias, lanzó 13 juegos completos, incluyendo 4 blanqueadas, permitió solamente 192 hits en 243 innings, permitiendo solamente 9 cuadrangulares y ponchando a 189 bateadores, otorgando 68 bases por bolas.

Debido a ese excelente desempeño se hizo merecedor del título de Novato del Año en 1963.

Finalizó su brillante carrera con 124 juegos ganados contra 103 derrotas, con 3.25 en porcentaje de carreras limpias admitidas y 1420 ponchados con 706 bases por bolas otorgadas.

Uno de los aspectos más admirables y adorables del béisbol, es la habilidad de juntar generaciones diferentes, tanto en el campo de juego como en las gradas de los estadios.

Cuando la leyenda de los Cardenales de San Luis, Stan Musial, conectó dos hits sencillos al jardín derecho contra los Rojos de Cincinnati en su juego final en las Grandes Ligas el 29 de septiembre de 1963, el novato Pete Rose fue el segunda base de los Rojos. Fue precisamente Rose, en el curso de su larga y estelar carrera quien, rompiera algunos de los records de bateo de Musial en la Liga Nacional.

Nadie supo en esos días, pero esto fue como si el bastón hubiera sido pasado al siguiente corredor en un relevo generacional.

La primera temporada de Rose en la mayores, apenas alcanzó a mostrar lo que vendría en el futuro.

Presentando, .273 de porcentaje de bateo, 25 dobletes, 9 triples y 6 cuadrangulares, aderezados con sus 41 carreras producidas y 101 carreras anotadas.

Esos números fueron suficientemente buenos para que la Asociación de Cronistas Deportivos, lo nombrara Novato del Año para la campaña de 1963.

Rose fue un altamente promocionado novato que enseñó grandes cosas en su temporada de novato.

El entusiasmo de Pete por el juego, su estilo de jugar fuerte a cualquier costo y su conocimiento de los lanzadores oponentes, lo ayudaron a ser uno de los bateadores más talentosos que el béisbol ha conocido jamás.

Casi todos los aficionados al béisbol sabemos que Pete es el líder de todos los tiempos en hits conectados con 4,256.

Sin embargo es menos conocido que durante sus 24 años de carrera en las mayores recibió más de 400 bases por bolas (1566) que ponches (1143).

Rose ocupa el segundo lugar, atrás del miembro del Salón de la Fama Tris Speaker, en hits dobles conectados en todos los tiempos.

Durante el curso de su carrera, Pete fue primero o empato por el primer lugar en hits durante la temporada en siete ocasiones; en carreras anotadas, cuatro veces; en hits dobles, en cinco y en porcentaje de bateo, en tres.

Tuvo número de doble dígito en cuadrangulares en ocho temporadas y en hits triples conectados en tres campañas.

Las pelotas bateadas hacia él, difícilmente se salían de su guante, tal y como lo indica su porcentaje de fildeo, outs y asistencias.

La selección de Pete Rose como Novato del Año en 1963 fue el perfecto preludio de la carrera de uno de los jugadores más grandes del juego.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

 

Léa también

Yankees vuelven al triunfo ante los Rays

El manager Aaron Boone enfureció con un umpire novato, pero los Yankees de Nueva York …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *