Édgar Rentería, el Jugador Más Valioso

El colombiano Édgar Rentería escribió su historia con letras de oro como el cuarto jugador en las Grandes Ligas en decidir dos Series Mundiales. Foto: mlb.com
El colombiano Édgar Rentería escribió su historia con letras de oro como el cuarto jugador en las Grandes Ligas en decidir dos Series Mundiales. Foto: mlb.com

* El short-stop de los Gigantes, cuyo cuadrangular de tres carreras en la séptima entrada del quinto juego de la Serie Mundial, rompió un gran duelo de pitcheo entre Tim Lincecum y Cliff Lee, fue elegido como el Jugador Más Valioso del Clásico de Octubre

Arlington, Texas — Édgar Rentería guarda sus momentos memorables para la Serie Mundial.

Después de conectar el imparable que ganó el título en 1997 para Florida y de realizar el último out para San Luis en la victoria de Boston en el 2004, llevó a los Gigantes a su primer título en 56 años.

El cuadrangular de tres carreras del pelotero colombiano contra Cliff Lee en la séptima entrada conmocionó a los Rangers de Texas y a sus aficionados, guiando a San Francisco a una victoria de 3-1 el lunes en el quinto juego. Su inesperada ofensiva en el octavo sitio del orden al bate le valió ser nombrado Jugador Más Valioso de la Serie Mundial.

Nada mal para un tipo que inició la postemporada en la banca.

“Fue un año difícil para mí”, dijo Rentería. “Me dijo que tenía que seguir trabajando duro y mantenerme en forma porque algo bueno iba a ocurrir este año”.

Cuando empezaron los playoffs, Rentería dio a entender que contemplaba el retiro a sus 35 años y tras 15 campañas.

“No sé. Voy a pensarlo y ver qué sucede”, expresó la noche del lunes.

Por lo pronto, puede presumir de una carrera con momentos únicos.

En los cinco juegos de la serie, el nacido en Barranquilla bateó para .412 (siete hits en 17 turnos). Disparó dos jonrones, remolcó seis carreras y anotó seis veces.

Apenas disputó 72 partidos esta campaña, en la que salía de una lesión y caía en otra. Acusó molestias en el muslo, codo y la ingle, inclusive al inicio de los playoffs.

El domingo, admitió cándidamente que no fue sino hasta hace una semana y media que empezó a sentirse saludable.

Entre los laureles de su trayectoria figuran dos campeonatos de Serie Mundial, el primero con los Marlins de la Florida en 1997 y ahora como el Jugador Más Valioso, cinco selecciones al Juego de Estrellas, dos Guantes de Oro y siete postemporadas.

Fue el campocorto de los Marlins entre 1996-98, y quien conectó el hit decisivo que remolcó a Cragi Counsell con la carrera de la victoria en la 11ma entrada del séptimo y decisivo juego del clásico de 1997 para vencer a los Indios de Cleveland y llevarse la Serie Mundial de 1997. El encuentro representó apenas la cuarta ocasión en que el séptimo partido llega a extrainnings.

Eso ocurrió justo cuando tenía 21 años y cumplía su segunda temporada en las mayores.

Siete años después, Rentería fue a otro clásico con los Cardenales de San Luis. Su roleta al pitcher fue el último out y los Medias Rojas de Boston completaron una barrida para conquistar su primer campeonato en 86 años.

Rentería conectó sólo tres cuadrangulares e impulsó 22 carreras en una temporada regular plagada de lesiones que envió al campocorto a la lista de inhabilitados en tres ocasiones y lo llevó a considerar abiertamente el retiro.

Pero está acostumbrado al gran escenario: Rentería es uno de los dos únicos jugadores que han conectado un imparable para terminar la Serie Mundial y ha sido el último out de una Serie Mundial, según la empresa de estadísticas deportivas STATS LLC. El otro es Goose Goslin, quien se ponchó por Washington contra Pittsburgh en 1925, y después bateó un sencillo por Detroit contra los Cachorros de Chicago en 1935.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *