Damático 4-3 de Yanquis sobre Boston

Robinson Cano con imparable trajo la carrera del empate.
Robinson Cano con imparable trajo la carrera del empate.

* Gran duelo de pitcheo y victoria neoyorquina. Redujeron a  uno el Número Mágico

*Para Alma Rosa Conde, Mujer Periodista

Por Víctor M. Rodríguez Ocádiz

NUEVA YORK.- (Exclusivo).- Los Yanquis de Nueva York sufrieron de más para vencer 4-3 a los Medias Rojas de Boston en un excelente juego en donde el pitcheo predominó por parte de Daisuke Matsuzaka  (9-6) quien se enfrascó en tremendo duelo con Phil Hughes (17-8).

El encuentro en donde los neoyorquinos evitaron la barrida, el estupendo pitcheo contrastó con el 10-8 del primer juego de esta serie, en donde los Yanquis conectaron seis cuadrangulares, dos de ellos de Alex Rodríguez para convertirse en el sexto jonronero de todos los tiempos. No Obstante los del Bronxs sucumbieron.

En la parte baja de la décimo rollo Curtis Granderson abrió con sencillo, Brett Gardner tocó la esférica, la atrapó el cátcher Víctor Martínez quien se lanzó al frente y al tratar de completar el out en primera, mandó la bola al jardín izquierdo y se lesionó. La acción la aprovechó Curtis para llegar a tercera.

Derek Jeter recibió base intencional para llenar la casa sin outs. Hideki Okajima subióentró a la loma por Boston, Marcus Thames entró a batear, sacó rola a la antesala y Granderson  fue puesto fuera en el pentágono.

Juan Miranda se presentó a la caja de bateo, recibió base por bolas con la casa llena y ahí acabó un extraordinario encuentro que puso fin a la temporada 2010 en el estadio de los Yanquis, quienes salieron por la puerta grande al ganar 4-3.

La victoria hizo que los Muos de Manhattan recortaran a uno el número mágico para llegar a los playoffs en lo que seguramente será la décimo quinta ocasión que lo logran en los últimos 16 años, y dejo a Boston con un pie fuera del gallardete al rezagarlo a seis juegos y medio, cuando a los medias Rojas les quedan siete juegos de temporada regular.

EL DUELO

El lo que fue el último domingo de la temporada regular, los visitantes se pusieron en ventaja en la tercera entrada mediante un elevado del jardinero izquierdo de los Medias Rojas de Boston Bill Hall, al prado izquierdo en donde Gardner  dejo caer la pelota y el error se convirtió en doble.. Un elevado más y llegó a tercera en  pisa y corre y más tarde Víctor Martínez con sencillo al central, empujó la carrera de la quiniela.

En la parte alta del quinto episodio, de nueva cuenta Bill Hall se embasó en base por bolas, pero Lars Anderson bateó para doble matanza rara, el primera base Texeira atrapó la pelota de bote pronto, pisó la inicial y luego atraparon en tira-tira a Hall, cuando el cátcher Jorge Posada cubrió dicha base y tocó al corredor para completar dos outs.

Al finalizar cinco entradas, el dominio de Matsuzaka sobre los bateadores Yanquis era total, hasta entonces había lanzado 57 disparos al plato, de los cuales 37 fueron strikes y solamente 20 estuvieron fuera de la zona. Ponchó a seis y solamente permitió dos imparables.

Al abrir la séptima entrada, Hughes quien llevaba lanzados 105 disparos, otorgó dos bases por bolas seguidas. El coach neoyorquino relevó a Hughes. Ya en la loma de las serpentinas Kerry Wood se fajó los pantalones. Ryan Kalish adelantó a sus compañeros con toque de sacrificio por tercera base; Hall roleteó con fuerza al parador en corto Derek Jeter, quien maniató a los corredores e hizo el out en la primera almohadilla.

Sin embargo los Medias Rojas dejaron a dos en las bases y los Yanquis se salvaron de recibir más anotaciones cuando Lars Anderson se ponchó. Jorge Posada soltó la bola, pero lo sacó en tiro a la inicial.

En esa misma fatídica entrada,  Alex Rodríguez, quien no tenía extra base ante Matsuzaka y con cuenta de cero bolas y dos strikes conectó su cuarto cuadrangular de la serie para llegar a 29. Fue un estacazo por el jardín central que trajo dos carreras ya que Mark Teixeira se había embasado por segunda ocasión ( ambas al chocar la pelota con la parte más delgada del bat ). La pelota conectada por Rodríguez la trató de atrapar un aficionado, cayó el terreno de juego y Boston reclamó sin fortuna, ya estaban abajo 1-2.

Enseguida Robinson Cano, el otro jugador que había conectado un hit, de los tres que recibió Matsuzaka, sacó un difícil batazo por el jardín central que atrapó Ryan Kalish al lanzarse al frente de clavado. Esa jugada a la defensiva valió el boleto en este tercer cotejo. Hasta los aficionados de los Yanquis aplaudieron y reconocieron el tremendo lance.

En el octavo episodio con dos corredores en base y dos outs, los Yanquis enviaron al montículo a Mariano Rivera, su estrella apaga fuegos para tratar de salvar la victoria. Se enfrentó a Adrián Beltre a quien obligó a roletear a segunda para terminar con este episodio. Los anfitriones se colocaron a tres outs de una importante victoria.

En la parte alta de la octava los Medias Rojas le dieron la vuelta a la pizarra 3-2. Ryan Kalish conectó sencillo al central, se robó la segunda y tercera base, ante el descuido del cátcher Jorge Posada. Bill Hall trajo el empate con imparable que le pasó cerca al antesalista Alex Rodríguez quien de héroe se convirtió en villano al cometer un error fatal. El propio Hall se robó la segunda y después la tercera y anotó cuando Mike Lowell elevó de sacrificio al centro.

Para la parte baja del noveno episodio ya no salió Matsuzaka, quien lanzó un tremendo juego de pelota, tiró 110 esféricas al plato de las cuales 69 fueron dentro de la zona de strike y solamente 41 bolas fuera. Su lugar lo tomó  Jonathan Papelbon, quien no pudo completar  la tremenda labor de pitcheo del abridor, quien permitió sólo cuatro imparables de los neoyorquinos.

En esa entrada, Nick Swisher conectó imparable, entró a correr por él Eduardo Nuñez, para no variar, Teixeira se embasó por tercera oportunidad con hit. Los Yanquis devolvieron la afrenta cuando Nuñez se robó la tercera. Teixeira, quien había conectado imparable, se quedó en la inicial y fue reemplazado por el corredor Ramiro Peña. Todo estaba listo para que Alex Rodríguez se convirtiera en el héroe de la película, pero recibió base por bolas para llenar la casa con un out.

Robinson Cano vino a la caja de bateo  y con imparable trajo la carrera del empate. Ramiro Peña quien estaba anclado  en segunda iba a toda velocidad rumbo a home, pero fue detenido por el coach de tercera base. Todo estaba listo para que Jorge Posada se sacara la espina de sus errores, pero fue ponchado y enseguida la pesadilla terminó con un elevado al jardín izquierdo.

Para el inicio del décimo acto, Joba Chamberlain relevó a Mariano Rivera , sacó dos outs, antes de salir. Boone Logan subió al montículo y no tuvo problemas para completar el inning. En la parte baja del décimo acto se produjo la victoria como la describimos líneas arriba.

HOMENAJE AL DUEÑO DE LOS YANQUIS

Los Yanquis le rindieron tributo a George Steinbrenner , dueño de los Mulos de Manhattan desde 1973, quien falleció el pasado 13 de julio de este año a los 80 años de edad. Ahora su monumento acompaña en el jardín central del nuevo estadio al de Miller Huggins (develado en 1932), Lou Gehrig (1941), Babe Ruth (1949), Mickey Mantle (1996) y Joe DiMaggio (1999). El busto de DerekJeter probablemente lo acompañará algún día en ese lugar de honor para los neoyorquinos.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *