Al Bat

Dr. Arturo Vicente Carranza Fernández:

La “Tommy John” es doping

Coincido con el colega Angel Torres: “A  pesar de los pesares, no creo que Clemens y Bonds vayan a parar con sus huesos a la cárcel. Recibirán algún otro tipo de sentencia con todo y que ambos se lo merecen, uno por tramposo y el otro por altanero”.

Por Jesús Alberto Rubio

beisrubio@gmail.com

Con más de 34 años en el beisbol, con especialidad en Medicina Deportiva, el doctor Vicente Arturo Carranza Fernández es toda una autoridad para abordar el tema del doping y todo lo relacionado con el consumo de sustancias prohibidas en el deporte… y el beisbol.

“Mi Sangre”, con distinguida presencia y estrecha relación con equipos de MLB, México y el Caribe, hoy nos revela un asunto que realmente impacta por su vigencia e impacto en el beisbol: el doping.

Adelante:

“Amigo, ahí está lo que tanto he comentado en mis notas y conferencias: La “Tommy John” es doping”.

De inmediato, suelta la pregunta el por qué.

Y afirma:

“Con la sola intención de aumentar el rendimiento y que se lleve a cabo esa cirugía, ya se está infringiendo la definición de doping. Esto, para mi, no es otra cosa más que doping.

Ahora la cirugía “Tommy John” es una resolución profesional en los deportistas y  por lo tanto a la definición de doping se le deberían de agregar párrafos como el siguiente:

“Salvo que un deportista (atleta) llegue a tener una lesión o enfermedad que afecte y solamente que lo incapacite para el desarrollo del deporte… el organismo del deportista será sometido a examen y solución por un facultativo y profesional reconocido en la materia”.

Y así sucesivamente, con párrafos que en el beisbol siendo un deporte que  se juega profesionalmente a diario, es importante tener en cuenta ciertos tratamientos que hoy en día se hacen y no son doping aunque muchos otros si (anticonbulcionantes, desinflamatorios hormonales, etc.)…

“Mi sangre”, a tus ordenes…como siempre…”.

Ubaldo Veloz Obregón

Jesús: Quizá ya haya salido del control de Bud Selig los procesos en contra de los jugadores que tanto ya se han mencionado que tomaron en diferentes presentaciones los esteroides anabólicos para mejorar su desempeño en el juego, por haber cometido perjurio en presencia de los jueces encargados de los casos.

Pero vayamos un poco más atrás, al año 2000, en donde en un editorial en la revista especializada Major League Baseball 2000 el propio Comisionado Bud Selig, comenta en relación de algunos jugadores hoy tan cuestionados:

“Mientras entramos en un nuevo siglo, el tercero en el cual el Baseball se ha jugado como deporte profesional, nuestro juego está en la alborada de un gran renacimiento.

Durante las últimas cinco temporadas, hemos sido testigos de increíbles jugadas individuales de jugadores como Mark McGwire, Sammy Sosa,…etc”.

Y así menciona a otros tres jugadores y a tres equipos que han influido en la reconciliación del público joven con el juego.

Seguramente también pensó en Barry Bonds, en Clemens y en algunos otros, pero no los menciona en su carta a la afición.

Entonces, a lo que me quiero referir es que en esa carta ensalza a jugadores hoy acusados y los pone como ejemplo para las nuevas generaciones de aficionados, cosa muy distinta de cuando tomó la decisión de que se investigara el “dudoso proceder ” de jugadores hoy envueltos en el escándalo.

Yo insisto en que si sus marcas fueron logradas en juegos oficiales, éstas deben permanecer en las marcas, sin “asterisco” alguno, como lo han querido manejar allá en las Grandes Ligas.

¿Qué pasará si no se reconocen los jonrones de Bonds?, ¿Acaso tampoco se reconocerán las carreras que produjeron esos vuelacercas?

Toda una problemática para los récords, digo yo. Es mi opinión en este tema”.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *