Al Bat

Effa Manley y Joe DiMaggio

Desde 1911, cada 8 de Marzo se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integro como persona. Mis respetos y admiración.

La Mujer en el beisbol

Miguel Jácome Oaxaca, jarocho do nacimiento, una vez me dijo: “Por principio soy un convencido de que la mujer es importante y fundamental en la sociedad y en la humanidad”.

De acuerdo, le contesté.

Esa vez, nos entregó un texto de oro sobre tan elocuente temática:

“Cierto es que a lo largo de años anteriores se ha relegado a la mujer en nuestra cultura occidental, cosa que afortunadamente ha cambiado, pero en otras sigue existiendo una gran diferencia de género ocasionado por creencias religiosas.

Hoy en día ya no es extraño ver mujeres taxistas o trabajando en alguna fábrica igual o mejor que un varón…Sin embargo a lo largo de estos años la mujer en el baseball va involucrándose más al grado de que en Cuba ya hay una umpire que imparte justicia en las Series Nacionales. Su nombre, Yanet Moreno.

También hubo una presidenta en las Ligas Negras y es la única mujer exaltada (2006) al Salón de la Fama en Cooperstown: Effa Manley.

Liga Profesional de Mujeres

Igual, existió una Liga Profesional de Mujeres en Estados Unidos donde muchas damas participaron y jugaron pelota y causaron gran admiración por el público que en esos años estaba ávido de ver pelota. Esta idea del dueño de los Chicago Cubs, Philip Knight Wrigley, dio auge al papel de la mujer en la sociedad estadounidense de esos años.

En 1943 fue fundada esta Liga de Mujeres (All-American Girls Professional Baseball League) y desde mi perspectiva ayudó a que años después también se rompiera la barrera racial en Grandes Ligas en donde los jugadores de raza negra no podían participar.

Effa Manley

Sobre Effa Manley, la única mujer en Cooperstown, pues hay muchas historias llenas de color y mito; se dice que además de ser una gran aficionada al baseball también era una gran conocedora del juego y sus reglas.

Siendo presidenta de Newark Eagles, cuando falleció su esposo Abe, ella controló todo lo que él había dejado y además lo mejoró.

Liderando movimientos sociales en pro de la igualdad y equidad entre razas en los Estados Unidos como una luchadora incansable y una soñadora, siempre vio el baseball como un medio en donde negros y blancos convivieran en paz y construyeran mediante el deporte un puente indestructible de hermandad.

En la tumba de la gran Effa Manley se puede leer la frase: “Ella amó al beisbol”.

Estas mujeres valientes no solo adornaron y engalanaron las gradas de un parque de baseball, sin conformarse con sólo mirar el juego, ir al estadio, tomarse un refresco o una cerveza y bailar.

Sin duda la mujer en el baseball es fundamental pues también son las flores vivas que adornan los parques y que incentivan a los jugadores a lucir sus mejores jugadas; son musas y HOY he querido rendirles un pequeño homenaje y reivindicarlas en este complejo y físico deporte en donde los hombres son actores principales.

Hoy la mujer está muy metida en baseball y las guapas y dinámicas reporteras de la cadena ESPN tanto en español como en inglés son profesionales que se meten al campo de juego y entrevistan a los peloteros.

Ellas están en las casetas o en las gradas siempre informando, como la venezolana Carolina Guillén y la estadounidense Erin Andrews, ambas hermosas damas que también aportan mucho en las transmisiones y que hacen amena la jornada…en fin y en pocas palabras la mujer en el baseball ya no es un adorno, ¡ahora las damas son parte del juego!”.

Joe DiMaggio

También, hoy temprano, leyendo las efemérides del colega historiador Alfonso Araujo Bojórquez, precisamente de pronto me ubicó con contexto histórico: un 8 de marzo de 1999, en su casa de Hollywood, Florida, murió a sus 84 años de edad el gran Joe DiMaggio a consecuencia de cáncer en los pulmones.

Por ello, además de brindar reconocimiento a la Mujer, hoy, mañana y siempre, juntos evoquemos la memoria del inmenso “Clipper”, nativo de Martínez, California:

Exactamente: fue en 1936 cuando arribó a NY  procedente  de Las Focas, de la Liga de la Costa del Pacífico, para encabezar e impulsar una nueva dinastía en las Ligas Mayores.

Cifraba 21 años y traía una elocuente tarjeta de presentación: 61 juegos consecutivos pegando de hit, un récord vigente en ese circuito y que logró a sus 18 años de edad con las Focas.

Además, había capturado el título de producidas con 169 carreras, lo que le dio el mejor contrato de la época para un novato con los NYY por 25,000 dólares.

Su aparición el 3 de mayo en el line up no podía ser mejor: triple y dos sencillos en la victoria de 15-4 de NY. sobre los Cafés de San Luis. En su espalda lucía el número 9, el cual pronto cambiaría por el famoso 5 de toda su vida.

En esa temporada, los Yankess se convirtieron en el primer equipo en Ligas Mayores en contar con cinco jugadores que remolcaron 100 o más carreras: Lou Gehrig, 152, DiMaggio 125, Tony Lazzeri 109, Bill Dickey 107 y George Selkirk 107.

Pero lo más grandioso de todo fue que implantaron un récord que figura como indeleble en los registros de la historia de Grandes Ligas: 600 carreras impulsadas entre Gehrig, DiMaggio, Lazery (109), Selkirk y Dickey.

Además, en ese gran team, estaban seis futuros  miembros del Salón de la Fama: Gehrig, DiMaggio, Dickey, Lazzeri y los pitchers Red Ruffing y Lefty Gómez.

Gehrig, por ejemplo, ese año fue el Jugador Más Valioso al pegar .354 y liderear a la liga en jonrones (49),  impulsadas (152), bases (130) y slugging (.696);  Frank Crosetti  logró anotar 130 carreras y Dickey bateó .362 y 22 vuelacercas.

En la Serie Mundial del 36, por cuarta vez se enfrentaron los Yankees y Gigantes de N.Y. en el llamado Clásico del “Subterráneo” porque todo lo que se necesitaba para ir del famoso Yankee Stadium-Polo Grounds, eran cinco centavos, costo del Metro.

Fue la primera Serie en que los Mulos no contaron con Babe Ruth y la primera en que hizo su aparición DiMaggio.

Un evento histórico fue que por primera vez el clásico se transmitió por radio en español, con Buck Canel y René Cañizarez de narradores.

Eran los días de Red Rolfe en tercera base, Joe Gordon en segunda, los jardineros DiMaggio, Charlie Keller, Tom Henrich y George Selkirk, Gehrig, Crosseti, Ruffing, Lefty Gómez…

Los 56 hits de DiMaggio

En 1941 Nueva York una vez más estaba en la cima del beisbol y se fue al Clásico contra Brooklyn:

En la temporada DiMaggio había implantado un récord que aún parece insuperable: 56 juegos consecutivos pegando de hit. Era su gran líder e inspiración.

DiMaggio finalizó la campaña con .357, tercero de la liga y segundo porcentaje más alto en su carrera; encabezó a la Liga en producidas con 125, fue sublíder en dobles con 43 y cuarto en jonrones con 30. Logró también once triples.

Ese gran truco le hizo ganar su segundo título de Jugador Más Valioso con todo y que en el mismo período de la racha, Ted Williams logró .412 de bateo y terminaría con porcentaje de .406, la última cifra ofensiva más alta en Ligas Mayores). También superó a Bob Feller, que había ganado 25 juegos para Cleveland.

Yankees, claro está, bajo la estrategia del genial mánager John McCarthy, fue el campeón del 41: terminaron 17 juegos sobre Boston y en cinco acabaron con Dodgers, quienes volvieron al clásico desde la última vez, en 1920.

Fue la serie que daba inicio a la acérrima rivalidad entre Yankees y Dodgers de Brooklyn y en la que el catcher Mickey Owen cometió un fatídico pasbol que permitió a los Mulos levantarse en el cuarto choque de una desventaja de 4-3 para ganar 7-4 y ponerse en el clásico arriba en el clásico 3-1.

Yankees no se detenía ante nada: En la siguiente campaña obtuvo su sexto banderín en siete años con 103 victorias y ventaja de 9 juegos sobre Boston para pasar de nuevo a la Serie Mundial, ahora ante Cardenales, que sorprendieron ganándoles en 5 juegos apoyados en Enos Slaughter, el entonces novato Stan Musial, Terry Moore, Walter y Morton Cooper y Johnny Beazley.

Los Yankees empezaron ganando con Red Ruffing superando a Morton Cooper, pero luego los Cardenales apantallaron con cuatro victorias en línea.

El el 43, NY sin contar con Joe DiMaggio porque ese año el Ejército lo llamó a filas, volvió a ganar el campeonato y en el Clásico de Octubre se enfrentó una vez más a Cardenales y la venganza les fue dulce, venciéndolos en cinco partidos.

El Clipper volvería del servicio militar el 46 junto con Phil Rizzuto, Charlie Keller, Joe Gordon y Tommy Henrich.

Cinco banderines al hilo

De nueva cuenta, Nueva York se volvió el centro del mundo:

Entre 1949 y 1953, Los Mulos superaron su propio récord de cuatro títulos mundiales seguidos al obtener cinco, ahora con el inolvidable Casey Stengel de mánager. (De 1936 a 1939 habían ganado esos cuatro con Joe McCarthy de timón).

En aquella época, fue un gran suceso; algo incomparable. Los NYY… eran invencibles.

En 1950, cuando limpió en 4 a Filis, contó con uno de los mejores staff de pitcheo de Series Mundiales: Vic Raschi, Allie Reynolds, Eddie Lopat… y Eddie “Whitey” Ford.

Ted Williams, ese año, se convirtió en el segundo pelotero mejor pagado en Ligas Mayores con 125 mil dólares por temporada, después de que una campaña antes Joe DiMaggio había logrado 100 mil. Fueron los grandes rivales, Ted y Joe, en aquella gloriosa época.

El 51, al gran Casey le tocó despedir a DiMaggio y recibir, a Mickey Mantle, quien comenzó a escribir y enriquecer otra formidable época con sabor a Manhattan y el Bronx.

“Cuando no se goza jugando el beisbol, el juego se hace largo y es hora de retirarse”, expresaría DiMaggio cuando a sus 37 años de edad decidió retirarse luego de su más mala campaña en su carrera al promediar .263 con 12 jonrones y 71 impulsadas. Y con todo y que le ofrecieron los mismos cien mil dólares para la temporada de 1952, ya no quiso continuar.

DiMaggio, así, dejaba el camino libre a Mickey Mantle, su sucesor.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *