Al Bat

Horacio López Díaz y “Melo” Almada

Hubo anabólicos al por mayor

* No los olvide: ayer se recordó el aniversario de fallecimiento de Horacio López Díaz  (1992) y hoy el de Baldomero Almada (1988). Dos baluartes en la historia del beisbol. El primero, como presidente de la LMP incorporando (1970-71) al circuito a la Confederación del Caribe y,  “Melo”, convirtiéndose en 1933 en el primer mexicano en establecerse (Red Sox) en MLB.

* Miguel Díaz Quiroga afirma que la LMB pone la muestra trasmitiendo su serie final Pericos/Saraperos por la cadena ESPN, con la crónica de especialistas de la Gran Carpa, como Ernesto Jerez “diciendo que no a la pelota”, por lo que nos pide comentemos de ésto al presidente de la LMP, Omar Canizalez  “porque los señores  “de la Liga  es nuestra” (Megacable) ya la están anunciando nuevamente y que ojalá en esta ocasión sea la transmisión de todas las plazas.

Por Jesús Alberto Rubio

beisrubio@gmail.com

En relación a sustancias prohibidas, vicios, drogas y otras cositas concurrentes en el beisbol, guardaré en el  anonimato el nombre de un amigo ex pelotero del beisbol profesional mexicano, quien me habló sobre tan delicado y preocupante temática que, debo advertir, lamentablemente impacta a una diversidad de deportes.

De inicio, advierte cómo se trata de quitarle mérito a A-Rod por haber llegado a 600 jonrones, pero que al tercera base de los Yankees no se le puede juzgar de “tramposo” porque está seguro que cuando menos ¡tres cuartas partes! de las Ligas Mayores también consumieron anabólicos/esteroides.

Dice que no le tocó jugar en la Era Esteroides, “los que apenas estaban llegando”, pero afirma que un 90 por ciento de los peloteros usaban “algo”, ya sea anfetaminas “greenies”, cerveza, marihuana y un sin números de cosas que “les ayudaban” en su rendimiento.

Incluso, recuerda que los peloteros veteranos de su época comentaban cómo en los viejos tiempos todo mundo (jugadores) tomaba percodan y prodolina.

Por ello, se pregunta: ¿Acaso toda esta gente que critica a los peloteros de ahora sabe que, los poseedores de marcas “sagradas”, los establecieron limpiamente? Enseguida, sostiene que en aquellos tiempos nadie sabía lo que pasaba en el club house.

¿Cómo la ve?

Ubaldo Veloz Obregón:

Jesús: He estado leyendo la diversidad de opiniones que se han vertido en tu foro acerca de los esteroides anabólicos en el beisbol.

Mira, hemos opinado muchos que esos récords deberán o no, ser reconocidos por las máximas autoridades del deporte ya que ellos tienen la última palabra. Nuestras opiniones nunca serán tomadas en cuenta y sólo servirán para comentar y definir alguna posición personal en foros y reuniones de amigos, pero hasta ahí llegarán.

En los deportes amateurs, casi siempre, después de alguna competencia internacional son retiradas una o dos medallas de cualquier metal y también el récord obtenido (de los archivos), porque quién la obtuvo resulta que tenía una sustancia rara no permitida por el cuerpo médico.

El caso más reciente son las medallas que se le retiraron a México en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, también se le castiga al deportista con un tiempo de suspensión, rara vez el deportista regresa a alguna competencia, se acaba su incipiente carrera.

En el deporte profesional, por la cantidad de dinero que ganan los protagonistas y los interese comerciales de las empresas que patrocinan los eventos, el tratamiento es muy diferente.

No me imagino que las autoridades del automovilismo retiren a un corredor, que las del tenis castiguen a las estrellas de la grama y así todos los deportes profesionales como el basquetbol, futbol americano, futbol soccer hasta llegar a nuestro deporte, el beisbol.

“Many is Manny”

Cuando mucho se les castiga con suspensiones temporales, caso Manny Ramírez, el más conocido, así como de los jugadores que en su momento fueron señalados como practicantes del dopaje en sus diversas manifestaciones.

Sus marcas no han sido retiradas ni mucho menos se ha hablado del tema a profundidad, si fuera el caso de retirarlas, tendrían los cronistas de beisbol que reescribir la historia del deporte y por decreto borrar las imágenes de las jugadas en las que intervinieron nuestros ídolos y que por siempre quedarán grabadas en nuestra mente.

En tanto se permitan en las Ligas Mayores, Ligas Menores y en donde se practique el beisbol profesional que los jugadores, sea quién sea, sigan participando e imponiendo marcas para la historia del beisbol, éstas deberán de respetarse, pues fueron logradas en juegos oficiales y ninguno de estos juegos, “tenían un asterisco”, como quieren ahora ponerle a algunas marcas oficiales.

El beisbol seguirá siendo grande, por eso ahí estamos viendo un juego o participando en el parque modesto de cualquier pueblo, en el llano donde lo jugamos y de donde salieron muchos de nuestros ídolos, el las Ligas Pequeñas, en las regionales y nacionales y en las Mayores, por mucho que algunos no quieran reconocer las marcas, estas ahí están, en nuestra pasión que es este deporte”.

Léa también

Los Yankees y Rays dividieron victorias

Gerrit Cole se quedó a un strike de conseguir su 20ma victoria consecutiva en temporada …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *