Al Bat

Nuevos Yankees: Kerry Wood, Lance Berkman y Austin Kearns.
Nuevos Yankees: Kerry Wood, Lance Berkman y Austin Kearns.

NY y el Dr. Rodríguez Candila

Por Jesús Alberto Rubio

beisrubio@gmail.com

Los Mulos del Bronx también siguen armándose pensando en la retención del banderín otoñal: han adquirido al primera base Lance Berkman, de los Astros de Houston; y de los Indios de Cleveland, al jardinero Austin Kearns y el ahora relevista Kerry Wood.

Los tres refuerzos, desde cualquier punto de vista, son excelentes adquisiciones. Berkman y Wood, aportarán su experiencia; Kearns, es un nuevo talento que juega cualquier pradera (más en el izquierdo), de modo que el equipo de rayas tendrá en él una garantía a la defensiva.

Veremos.

Distinguidos amigos

A unas horas de regresar a Hermosillo, hoy mi Gris, su hermana Celia y un servidor tuvimos agradable reunión con el doctor en Medicina Interna, Carlos Rodríguez Candila y su esposa Magdalena, psicoterapeuta. Ambos ex académicos en la UNAM y el Tecnológico de Toluca, respectivamente.

Carlos, segunda base natural en sus años mozos en la pelota amateur; un amante de la historia del beisbol que ni contarle y, usted ya ha visto, uno de nuestros amables colaboradores en Al Bat.

A Carlos y Magdalena, mis respetos y admiración. Y fíjese las coincidencias: También viven en Metepec, al igual que mi cuñada Celia Guzmán Hernández, académica de la Licenciatura en Turismo de la autónoma del Estado de México, con maestría en Estudios Socioeconómicos y Físicos del Turismo, usted dirá.

Para que le digo que no si sí.

Jesús Varona:

“En mi época se decía que el pitcheo formaba el 75 por ciento del juego. También que cuando hay pitcher, no hay nadie en el home. Que los bates se ponen huecos.

Un pitcheo bajito y combinado con la velocidad requerida en cada caso, sin duda es la llave del juego ganado.

Garza dio su cero hit, el primero que dan los Rays y perdió el juego perfecto por una base por bola que dio. Pero el juego de conjunto también le salvo, con jugadas tremendas en el cuadro y en los jardines.

Por eso el base ball es tan grande. Un Juego de conjunto. Cuando el otro 25 por ciento se comporta, vale todo y salen estos juegos que ponen al aficionado de pie. Saludos y bien por las imágenes de esas Estrellas del Box”.

Cesáreo Suárez Naranjo:

Pues bien, mi estimado J. A. R., no te apuntaste un “10”; ¡no!, ¡te apuntaste un veinte!, con la semblanza que haces del buen “Charrascas” Ramírez, a quien conocí a fines de los años cuarenta; y, luego, lo vi actuar con el “Águila”, a principios de los años cincuenta. A pesar de ser regordete, se movía adecuadamente en el terreno de juego. No recuerdo con fidelidad haberlo visto pitchear (pero si fue así o no, de todos modos ya lo sabía, de cuando estuvo con los Pericos). Lo vi jugando primera base y jardín. Y que poder tenía.

Y, a propósito, ¿en qué quedó lo del origen de su apodo? Hay varios sobrenombres de los que no sé el porqué de ellos. Como el de “Chanquilón”, o el de “La Mala” Torres; o de la “Coyota” Ríos, o el de Laureano (¿era Kiriki?) Camacho (Así es).

Todo eso haría, sin duda, una buena historia, no como los que le inventan – a otros peloteros – algunos comentaristas. Como en el caso de Toño de Valdés (¡que es un buen muchacho!…pero), cuando de aquel Gary Gaetty (de los Mellizos) le decía “El Galleta”; o el de Tony Clark, quien únicamente por jugar con Detroit, le decía “El Tigre Tony”. Son sobrenombres muy pero muy forzados, que no tienen relación con la habilidad o cualidades de ese pelotero.

Al que le quedaba muy bien era al “Tanquecito”, Kirby Puckett; o al “Pingüino” Cey. Seguiremos esperando tus noticias (Y, a propósito: se me hace que – cuando regreses a Hermosillo – ¡te vas a tener que poner a dieta, porque te estás dando cada agasajada! ¡Provecho!).

Ronnie con Hiram Alonso y Len Tucker.
Ronnie con Hiram Alonso y Len Tucker.

¡Ah!, se me estaba olvidando: de esas fotos que agregas, donde aparece el “Charrascas”, la de Xalapa, de la temporada 1956/1957, confirma (¡no tenía porqué no!) la estancia del buen Ronnie Camacho. Pero de quien me quiero referir es de ese Len Tucker, quien fue líder en jonrones, con 24, y carreras producidas, con 93 (el campeón de bateo fue Tony Tornay).

La Invernal Veracruzana de los 50´s.

En aquella versión que te pasé sobre el beisbol invernal de principios de los años cincuenta – y especialmente en la temporada de la Liga Invernal Veracruzana 1951/1952, del equipo de mi tierra, “La Furia Cañera” de Cosamaloapan, del cual te di casi todo el plantel completo. Pero me faltó incluir a Roberto Reyna (creo que su segundo apellido es Rodríguez), también pitcher. Este muchacho (de aquella época) militó también en la Arizona-México y con el Monterrey (entre otros) en la L. Mexicana. Quizá lo hayas conocido. Un tipo moreno, algo fornido.

Y aprovecho para felicitar a Tito Rendón, por su recopilación sobre la Liga Nacional, que existió a mediados de los años cuarenta.

Pero, según mis consideraciones hubieron varias temporadas, por ejemplo, el Aztecas de Peralta ingresó en ese 1946 (y creo – según lo que dijo Kid Alto – que únicamente duró una temporada). Créeme que me gustaría obtener algo más de esa información que rescató Rendón.

En ese circuito militaron muchos conocidos. Pero pasó con él, cuando Pasquel era el ‘mandamás’, lo mismo que sucedió con la Liga de la Anabe, ya con Peralta (¡el mismo!): que tanto una como la otra liga fueron boicoteadas, y tronaron.

Léa también

Cleveland vence a Rojos con HR de Reyes

Shane Bieber se impuso a dos jonrones solitarios en poco más de siete entradas, el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *