Al Bat

TED WILLIAMS Y PEDRO ORTA

Seguramente recuerda usted que Ted Williams, además de notable en el campo de juego, fue miembro del Cuerpo de Marines de los EU en la II Guerra Mundial y la de Corea; en la primera, instructor de vuelo en la Estación Aeronaútica de Pensacola, enseñando a los pilotos jóvenes como volar el F4U Corsair.

Cuando el conflicto bélico mundial terminó, él estaba en Hawaii y fue liberado del servicio activo en enero de 1946, aunque permaneció en las Fuerzas de Reserva de los Marines.

Sin embargo, en 1952, a la edad de 34, fue llamado de nuevo a servicio activo para la Guerra de Corea.

Después de ser entrenado con el nuevo F9F Panther en la Estación Aérea de los Cuerpos de Marines de Cherry Point, Carolina del Norte, fue asignado al Escuadrón de Ataque de los Marines 311 (VMF-311), en Corea.

Salva la vida

El 16 de febrero de 1953, Williams fue parte de un ataque de 35 aviones contra una escuela de entrenamiento para infantería y tanques justo al sur de Pyongyang, Corea del Norte.

Durante la misión, munición de artillería antiaérea golpeó su avión y estropeó su sistema hidráulico y eléctrico, causando que Williams tuviera que prácticamente arrastrar su avión para aterrizar dificultosamente en la base de la Fuerza Aérea K-13 la cual estaba muy cerca de las líneas enemigas.

Después de salir del avión Williams comentó, “Corrí más rápido que Mickey Mantle”.

Williams permaneció varios días en esa base hasta que su avión fue completamente reparado con el cual luego regresó a su estación de la Marina. Por estas acciones se le otorgó la Medalla Aérea.

Williams voló en 38 misiones de combate antes de ser retirado en junio de 1953 por molestias causadas por una antigua infección del oído.

Aunque estas ausencias que le tomaron cinco años de su carrera limitaron los totales de su carrera, Williams nunca se quejó sobre el tiempo que dedicó al servicio militar.

En el Fenway

Es famosa aquella área del jardín derecho del Fenway que se reconstruyó en 1940 para el bullpen y que fue denominada “Williamsburg” por los jonrones que comenzó a pegar el entonces un prospecto llamado Ted Williams.

Pedro “Charolito” Orta

Pedro “Charolito” Orta fue otro de los grandes peloteros cubanos que llegaron a nuestra pelota mexicana distinguiéndose por su excelente bateo, velocidad y el don de la caballerosidad.

Acumuló .301 en ocho temporadas de la LMB donde tres veces fue campeón robador de bases y, de seguro, la vieja afición de la Costa del Pacífico lo recuerda cuando jugó para los Venados de Mazatlán en la temporada 1950-51 que tripuló Memo Garibay.

En lo que fue la IV temporada sin campeón ya que Guaymas no se presentó a la final ante los “Tacuarineros” de Manuel “Shorty” Arroyo, el nativo de La Habana participó en el Juego de Estrellas donde los extranjeros dirigidos por Ken Richardson le ganaron 5-3 al equipo mexicano. Aquel partido estelar se escenificó en Navojoa, siendo “Shorty” Arroyo el mánager de los mexicanos.

Mundial Amateur de 1940

Antes de llegar a México, el padre de Jorge “Charolito” Orta, fue un sobresaliente pelotero amateur y profesional en su natal Cuba.

En el Mundial de Aficionados de 1940 bateó .282 para ayudar a su equipo a ganar la medalla de oro ante sus propios aficionados reunidos en el estadio La Tropical de La Habana.

Orta compartió ese triunfo con Napoleón Reyes, Conrado “Guajiro” Marrero, Antonio “Chino” Hidalgo, Pedro “Natilla” Jiménez, Tomás Echavarría, Daniel Parra. El timón era Reinaldo Cordeiro.

Su debut profesional fue en la temporada 1943-1944 en la que apenas bateó .235 como jugador utility del Marianao en la Liga Invernal Cubana.

Un año después fue todo diferente con el mismo team: promedió .350, además de llamar la atención por su velocidad en los senderos.

Para el 45-46, vio acción como jardinero y tercera base luciendo de nuevo en gran forma con el bat (.311).

Pedro Clodomiro llegó en 1946 a los Alijadores que en esa temporada lograron el bicampeonato bajo el mando de Armando Marsans y ayudó bateando par .283.

Orta fue parte de ese triunfo al lado de Héctor Rodríguez, Angel Castro, “Barney” Serrell y el pitcheo de Jesús “Cochihuila” Valenzuela, Manuel “Cocaína” García, Lázaro Medina y Ray “Jabao” Brown.

El 47 sólo jugó once partidos con los algodoneros (.107), peor en el 49 entre el México y de nuevo Torreón pegó .328 con 25 estafas.

También fue el tercera base de los campeones Cardenales de Motul del 48-49 que dirigió Zenón Ochoa en la Liga Invernal Peninsular y ahí brillaron el gran Sandalio Consuegra, Roberto “Guajiro” Ortiz, Pepe Adam, Leonel Aldama, Herbe Montañez, entre otros grandes.

Campeón con Torreón

En la temporada de 1950 con Memo Garibay de estratega, Unión Laguna obtendría su segundo gallardete de su historia (el primero lo gano el 42 con Martín Dihigo de timón) al vencer en el sexto juego de la final a Jalisco.

En aquella campaña del 50 Clodomiro promedió .303, además de robar 34 bases para ser el campeón en la especialidad.

El 51 pegó .298 y robó 18 bases para volver a ser el mejor; la siguiente campaña tuvo .311, 16 estafas y con 8 triples empató el liderato del circuito junto con Pablo García y Jesús Díaz.

El 53 promedió .310 y robó 28 bases para una vez más ser el mejor de la liga en este renglón.

Sin duda, esos años era el mejor robador de bases.

En 1954 Pedro Orta se despidió como jugador activo con los Leones de Yucatán donde bateó .276.

¡Cuántos peloteros “Reyes del Azúcar” llegaron a la hermosa Blanca Mérida en la década del 40!

Sus números totales en ocho temporadas en la Liga Mexicana nos dicen que acumuló .301 con 137 estafas en 500 partidos. En ese periodo conectó 37 triples y 76 dobletes.

Su No. 6 está retirado con los Vaqueros de Unión Laguna. Igual que el 11 de Memo Garibay y el 21 de Espino.

En Torreón también se recuerda su memoria a través de la Unidad Deportiva Aeropuerto que lleva honrosamente su nombre.

Pedro Clodomiro nació el 31 de junio de 1914 y falleció en Torreón en agosto de 2001.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *