Al Bat

SE CUMPLIÓ EL ANHELO

Y se hizo el sueño, anhelo de todos los grandes aficionados al beisbol –que no fanáticos, conste, porque hay diferencias –: un séptimo y definitivo juego entre Houston y Washington.

El favorito para los expertos en la materia sigue siendo Houston, pero vale más ni meterse en ese asunto, tal cual lo hizo el amigo que apostó 10 millones de dólares a que se coronan los Astros. ¡10 mdd!

Un servidor, por estar dos paisanos, Jeff Luhnow, el Yuli, Yordan y más latinos con el equipo texano, ya sabe por dónde se inclina, aunque sin dejar de admirar a estos Nats por haber llegado hasta este séptimo partido cuando antes de que entraran como primer comodín nadie daba un cacahuate por ellos.

Ya sabemos que los Nacionales se convirtieron en este año en el oceavo equipo  que dio la sorpresa en la postemporada.

Recordemos, Boston, Colorado, Detroit, Houston, Kansas City, Anaheim, Miami (dos veces), Mets, San Francisco (dos veces), San Luis y Washington, son las escuadras que llegaron a octubre como comodines y se metieron hasta el Clásico de Otoño… de ellos, cinco han sido campeones, incluidos dos títulos de los Marlines.

Ya veremos dentro de unas cuantas horas de este 30 de octubre que tanto amamos por todo lo que representa y no sólo por sus hermosas lunas llenas.

Ya sabe a qué me refiero; sí, sí, ¡las series otoñales!

Lo inédito…

Así es: el equipo visitante, en efecto, ha ganado los primeros seis juegos de la Serie Mundial del 2019, algo sin precedente en la historia del Clásico de Otoño.

¿Cuán inusual ha sido este Clásico de Otoño?

Es la primera vez en 1,420 series al mejor de siete juegos entre MLB, la NHL y la NBA que el equipo de la ruta ha ganado los primeros seis compromisos.

Además, el duelo monticular entre Max Scherzer de los Nacionales y Zack Greinke de los Astros marcará la primera vez en que dos lanzadores que han ganado un premio Cy Young se miden en un Juego 7 de la Serie Mundial. (Nota en MLB).

Ampayers-robots

En relación a que Crece el clamor por robots umpires en las Grandes Ligas, el colega Víctor Cantera señala que este tema ha  cogido  fuerza en  estos  días debido a que la  zona  de  strike  de algunos  umpires   no es consistente  y  la  varían,  aunque  como persona pueden  equivocarse.

“Creo   que   en  el  béisbol  si  se le ha puesto  tecnología  es  al  home plate,  donde  este año  he  visto    en un  cuadro  los promedios  de  los   bateadores  en las  diferentes  zonas.

El lanzamiento  al  home a  veces lo toman  desde  diferentes ángulos de  cámara  y hasta se  ve en  3D;  también   han cogido  fuerza las  formaciones  irregulares  del   cuadro ,  donde  en ocasiones  vemos el  segunda base en  el  short stop,  o la  tercera en el  campo  corto, lo  cual me parece que  todo  esto tiene  la  base en que  se ha  perdido la  costumbre  del  toque   de  bola en el  béisbol  moderno.

Hay  peloteros   que  si notan  que el  tercera  base está algo  retirado,  por  ahí  mismo  te  tocan  la  bola. Recuerdo  a  Luis  Ulacia  que  hizo  un  arte  el   toque de  bola  en marcha  entre  la  primera,  el pitcher  y la  segunda base.

Bueno, amigos, no  creo  que el  robot  umpire  resuelva  este problema. Ayer se  armó  tremenda jodedera  por la  obstrucción  de  Turner  y el  Yuli  en  primera en cuanto a que si  corrió  por dentro  o  fuera de la línea,  esto  no  hubiera pasado  en el  Pablo  Avelino  de  Cárdenas”.

Ok.

PD: se reporta don Alfredo Mendoza Torres, jarocho eterno de corazón y progenitor del lanzador Luis Alonso Mendoza (Naranjeros), diciéndonos que más que listo para ir al estadio a disfrutar las incidencias contra los Venados de Mazatlán a quienes Hermosillo venció ayer 6-4 y pues ya veremos esta tarde-noche subiendo a la loma a Juan Pablo Oramas para enfrentar a Francisco Moreno.

¡Bienvenido, Alfredo!

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *