Al Bat

Cy Young.
Cy Young.

Un Cy Young polémico

Por Jesús Alberto Rubio

De acuerdo: ganar 13 partidos y con ello el Cy Young, como que… sí, ahora se toman en cuenta estadísticas más minuciosas y no tanto el cúmulo de triunfos.

Por este nuevo enfoque, exactamente, Félix Hernández fue valorado/calificado como el mejor lanzador abridor de la Liga Americana. Y ni alegarle.

¿Qué dirá al respecto, allá en el cielo, el máximo ganador en la historia del Big Show (511), a quien se honró con el nombre el trofeo?

Cierto es que, por lo que hemos visto en los últimos años, este rubro ha dado un giro sorprendente:

En el 81 Fernando Valenzuela obtuvo el Cy  Young (y Novato del Año) con 13 victorias (13-7 y 2.48), claro en una campaña recortada por una huelga.

Pero más reciente Zack Greinke, de Kansas City, ganó el premio de la Americana con 16-8 y 2.16, y Tim Lincecum, de San Francisco, lo hizo el año pasado en la Nacional con 15-7 y 2.48.

¿Entonces Cy Young se aleja del tradicional veredicto de que gana el de más triunfos en campaña?

Hay que advertir que Greinke y ahora Félix, lograron el trofeo con todo y lanzar para equipos muy lejos de fórmulas bateadoras.

La diferencia en la historia quizá ha sido el zurdo Steve Carlton: a pesar de tirar para un equipo (Filis, 1972) que tuvo horrible registro de 59-97, el miembro de Cooperstown ganó el Cy Young con 27-10 y 1.97.

Steve Carlton.
Steve Carlton.

El No. 18 en triunfos

Félix Hernández, con su 13-12, ocupó la 18va posición en la Liga Americana en victorias, detrás del líder en esa categoría, CC Sabathia de los Yankes de Nueva York (por ocho triunfos), y quien era sólido favorito al galardón.

Pero ya vio.

El venezolano triunfó al recibir 21 de 28 votos para el primer lugar por parte de los miembros de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos. David Price/Rays (19-6 y 2.72 y fue el No. 1 en porcentaje de victorias), quedó segundo (cuatro votos para el primero).

Realmente, CC se quedó lejos, algo inesperado; fue el  tercer sitio, recibiendo tres votos del primer lugar a pesar de su 21-7,  3.18, líder de la liga en triunfos, además de alcanzar por vez primera dos decenas de triunfos en campaña.

La verdad, yo creí que Sabathia iba a adjudicarse el preciado Cy Young. Quizá usted también. Después de todo, fue el único ganador de al menos 20 en el nuevo circuito.

Pero, al final, lo que se vio es que fueron las  estadísticas, en general, las que le dieron el gane al estelar Marinero, especialmente al lanzar para un equipo, Seattle, que anotó menos carreras por juego que cualquier equipo desde que debutó el BD en el nuevo circuito (1973).

Félix encabezó las Grandes Ligas en efectividad (2.27); fue líder en el circuito en innings lanzados (249 2/3); segundo lugar en ponches (232) y un promedio WHIP de 1.06.

Incluso, después de Juego de Estrellas –al que no fue invitado– registró 1.53 de ERA, la tercera más baja después de ese partido de media temporada en los últimos 25 años.

Jon Lester(Boston), fue cuarto lugar;  Jared Weaver (Anaheim), quinto y Clay Buchholz (Boston), el sexto.

Luis Eloy Ramírez:

“Soy venezolano pero no patriotero, y en mi muy personal opinión el premio se llama así NO porque Mr. Young fuera un gran ponchador o un Sandy Koufax en eso de no permitir carreras; no, simplemente era una maquina de ganar juegos y por ello para ganar ese premio hay que ganar juegos, no necesariamente 20 pero si más de 13 y un % de victorias mayor de 525.

Ahora Félix será conocido como el pitcher abridor con menos victorias y peor % de victorias de la historia del premio.

Tal vez la Asociación de Cronistas del Beisbol estadounidense evolucionó y desde ahora las victorias no cuenten como factor de mayor peso; quizá debamos avanzar en nuestra visión de esos premios.

Quién sabe. También cabe la posibilidad de que no siempre los estadounidenses son la verdad”.

Ramón I. Martínez:

“Qué bueno que Félix Hernández recibió el CY… ya que de otra manera hubiera sido la más grande injusticia del año.

Además, totalmente de acuerdo con que el Ganados-Perdidos es la estadística más engañosa (o embustera).

Recuerdo que en 1983, Valenzuela tuvo 15-10 con 3.75 de ERA (y un pésimo fildeo con Steve Sax en segunda y Pedro Guerrero en tercera) mientras con la misma efectividad (y con mejor apoyo ofensivo y defensivo) Lamarr Hoyt ganó el CY de la Americana con 24-10.

Otro ejemplo referido al gran “Toro”, es el año de 1984: tuvo 12-17, pero 3.03 en ERA (10mo. en la NL) y 240 SO (2do en la NL), 34 juegos iniciados (3ro en la NL) y 261 IP (2do en la NL).  Saludos”.

Bien, Luis Eloy…. ¡bienvenido a Al Bat!

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *