Al Bat

Sorpresivo Clásico Otoñal

*Agradecimiento a los asistentes al Simposio dedicado a Héctor Espino

Jesús Alberto Rubio

beisrubio@gmail.com

Los Gigantes de San Francisco llegan a la Serie Mundial sin un ganador de 20 juegos y en ser el  primer equipo, desde los Rojos de Cincinnati de 1990, sin contar con un toletero con al menos 30 cuadrangulares y 90 impulsadas.

Los de Frisco todavía buscan saborear un título mundial desde su arribo en 1958 a la hermosa bahía y su Golden Gate procedentes de Nueva York.

En su rica historia, la última vez que los Gigantes fueron campeones de una Serie Mundial fue en 1954 cuando limpiaron en cuatro a quienes habían sido marcados sólidos favoritos, los Indios de Cleveland que en campaña habían establecido el récord de 111 victorias.

Y es que los aborígenes traían al campeón bat del circuito, Beto Ávila (primero de México y Latinoamérica, con promedio de .341) y su poderosos staff de lanzadores integrado por Bob Lemon, Mike García y Earl Wynn.

Por cierto, en aquel 1954 por tercera vez se enfrentaron dos campeones bateadores en el clásico: Beto Ávila y Willie Mays (345), como antes lo habían hecho en 1909 Honus Wagner .339 contra Ty Cobb, .377, y luego en 1931, Al Simmons (.390) frente a  Chick Hafey (.349).

Más tarde, en 1962, los Giants perdieron el clásico ante Yankees; luego en 1989 cayeron en cuatro al hilo ante Oakland.

Por su parte, los Los Rangers de Texas, en sus “bodas de oro”, arriban por vez primera a un clásico mundial en su vida de 50 años –La franquicia nació el 26 de octubre cuando la expansión de la Liga Americana en de 1960, para entrar en acción en 1961 como segunda generación de los entonces Senadores de Washington– no así los Gigantes que en el 2002 perdieron el clásico ante los Anaheim Angels.

Para sorpresas…

Cierto es que aquellos jugadores de su fortuna en las apuestas, por estos días, andan en bancarrota: su pronóstico cayó estrepitosamente con Yankees y Filis.

En cambio, los que andan bailando como en carnaval son los Giants y Rangers por quienes nadie daba un cacahuate al inicio de la temporada y más tarde en postemporada.

Después de todo, los dos clubs tuvieron campañas perdedoras en el 2008 y un año antes habían sido últimos en sus respectivas divisiones.

Pero ya sabe usted: el beisbol es una bolita de sorpresas, tal cual una vez más ha sucedido para beneplácito de los buenos aficionados, que no fanáticos, amantes de este espectáculo.

Pasar, en seis juegos, sobre dos equipos grande$, milloneta$, no es cualquier cosa, de ahí la gran sorpresa.

La 106 Serie Mundial

MLB tendrá su 106ta Serie Mundial, la que por primera ocasión, desde el 2001, romperá hostilidades en un estadio de la Liga Nacional como cortesía de la victoria del viejo circuito en el pasado Juego de Estrellas.

Hoy, los ojos están puestos en el AT&T Park de San Francisco donde los Giants van 9-0 contra los Vigilantes en los famosos juegos interligas… aunque ese es otro boleto porque hablar de series Otoñales, es entrar a otra dimensión… desconocida.

De todas formas, no debemos perder de vista que desde 1998 los Rangers han perdido once juegos seguidos contra los dueños de ese terreno y pues… (qué curioso, ambos equipos protagonizaron el primer partido interligas, en 1997).

Pero, reitero: con todo y que el antecedente, la historia, ahí está para tenerla presente, lo cierto es que hoy estamos iniciando otro capítulo de Series Mundiales que podrían ser sorprendentes, diferentes.

Veremos qué tal se comporta la ofensiva texana: en campaña regular, fueron líderes en las  Grandes Ligas con promedio de bateo de .276, lo cual será un gran reto para los Gigantes, quienes cuentan con el promedio de efectividad colectivo más bajo del béisbol (3.36).

¿Bateo contra pitcheo? Parece que será la fórmula. Sin embargo, en  el primero de la serie tendremos un duelazo: Cliff Lee contra de Tim Lincecum.

Por segundo año consecutivo, Lee estará lanzando el primero juego de la Serie Mundial. Sólo que esta vez, el veterano lo hará para Texas. En 2009, lo hizo para los Filis.

No cabe duda: esta vez los héroes máximos en el pitcheo de este clásico se llaman Tim, debutante en esos clásicos, y Cliff, quien ya tiene la experiencia, favorable, de lograr par de victorias ante los Mulos del Bronx en el clásico pasado.

Y si Al Bat se trata, ahí están la nueva figura de Vladimir Guerrero y los dos JMV: Coddy Ross, el estelar Gigante que quería dedicarse a ser payaso de circo… y el poderoso Josh Hamilton.

Tendremos caras nuevas, frescas, pero también experimentados jugadores como Bengie Molina (campeón mundial con Anaheim, 2002); Edgar Rentería, héroe del Clásico de Otoño para los Marlins hace 13 años y repitió con los Cardenales en 2004; Juan Uribe, con los campeones White Sox del 2005; Pat Burrell obtuvo el anillo con los campeones Filis en 2008, entre otras figuras.

Las cartas están puestas sobre la mesa.

Bruce Bochy y Ron Washington hoy tienen en su cerebro y varita mágica adjudicarse el banderín otoñal.

Bochy, en su cuarta temporada con los Gigantes, ya estuvo de timón en la Serie Mundial de 1998 con San Diego, que fue derrotado en cuatro por los Tigres de Detroit.

Veremos, pues….

Pero le pediré algo: no apueste.

Mejor lleve a sus favoritos en su mente y corazón…es lo mejor.

Asistentes al simposio de Espino

En reconocimiento a su interés por disfrutar tan gratos momentos en el simposio dedicado a Héctor Espino, hoy le comparto nombres de la mayoría de los asistentes no ponentes:

Alberto “Galletas” López, Faviola Arvizu Gastélum, Manuel Araiza Grijalva, José Trinidad López, Lydia Sabina Rivera Moreno, Isabel Quintero, Juan Manuel Leyva, Ernesto Beyles Espinoza, Octavio Sandoval Estrella, Jesús Arturo Llánes Camacho, Víctor Hugo Vázquez, Rafael Sánchez Martínez, Cuauhtémoc Vázquez, Eduardo Álvarez, Carlos Coronado, Fernando Andrade Domínguez, Alberto “Gaetti” Gallegos y José Ricardo Hernández.

También: Samuel Moreno Denogean, Rodolfo Sánchez Corrales, Luis Fernando Rodríguez Tapia, Jorge Humberto Tirado Blancarte, José Ignacio Peña Molina, Julio César Hernández, Sandra E. Valenzuela, Juan Carlos Contreras, José Carlos Portoni Encinas, Karla González, Pablo Ramírez, Juan Cruz, Juan Antonio Jasso Rodríguez, Cristin Vernet, Oscar Soria, Diana Laura Navarro Arrechederra, Fernando Miranda Ledgar  Samuel Koiriff Martínez y el Dr. Ricardo Navarro Rosas.

Igual: Amílcar Peñúñuri, José Peralta Montoya, Áureo Arellano Romero, Leoncio Inda Durán, José Luis Meza López, Francisco Javier Martínez Martínez, José Luis Preciado Paredes, Alfredo “Yaqui” Rivera, Juan López López, Rafael Ibarra, Oscar “Colibrí” Maldonado, René Gómez, Gerardo Vázquez, Felipe Silva, Carlos Cota Rubio, Guillermo Carrillo y Guillermo León.

Lo mismo: Francisco Salazar Encinas, Carla Bustamante, Oscar Burruel, Rodrigo A. Jiménez, Mario Ibarra Mendívil, Humberto Ruiz, Jesús Armando Félix, Dr. Marco Mosqueira Molina y su hija Erika Mosqueira Murguía; Gregorio Núñez, Víctor Palomino Ocaño, Áureo Arellano Robles, Antonio Aguilar Preciado, Humberto Encinas Urquídez, Oscar Holguín y Eleazar “Cheik” Bórquez.

Y finalmente, Pedro “Chory” Carmona, Willie Valencia, Jaime Varela Salazar, Iván Santos, Héctor Cruz Íñiguez, Manuel Arroyo Soto, Rogelio Velázquez Ortiz, Casimiro Navarro Valenzuela y Daniel Espinoza Guzmán.

Claro, amigos, faltan más nombres.

A todos, ¡gracias por su asistencia!

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *