Al Bat

Cliff Lee.
Cliff Lee.

Cliff Lee, formidable

*Texas se pone 2-1 arriba… y de qué forma.

Por Jesús Alberto Rubio

¡Hasta mañana, babe!; enorme victoria de 8-0 de los Rangers, con un dominante Cliff Lee que sigue invicto en Nueva York.

Lee, inmenso.

Y no olvidemos: los Texanos estuvieron ¡a tres outs de ganar el primero de la serie… que pudo haberlos puesto, esta misma noche 3-0 adelante!

De no haber sido por aquella enorme reacción-retorno Yankee, la historia fuese diferente.

Pero, eso es, precisamente, historia.

Hoy, esta es otra gran verdad, objetiva:

Cliff Lee cumplió la expectativa, y de qué forma: 13 ponches y sólo dos imparables… ¡y vámonos nena!

Pettitte, bien, pero no a la altura de Cliff, quien repite lo del año pasado cuando en el clásico otoñal les ganó a los Mulos dos grandes partidos.

Olvídese.

Y Josh Hamilton de nuevo sorprendió: su tablazo de dos carreras, más que suficiente para el gigante Lee y la alegría del ahora magnate Nolan Ryan, un texano también millonario de verdad.

Control y velocidad

Ah: Me llama la atención el pitcheo de Cliff Lee: Velocidad a 93 millas por hora y control, suficientes para dominar a los Mulos. (Dio una base, hoy).

Pero, me pregunto: ¿no se le puede batear a lanzamientos a esa velocidad, cuando se supone que lo más difíciles pegarle a la pelota cuando supera las 96 millas por hora?

Probablemente la base se llame control, no tanto su velocidad. Saber colocar la pelota en la zona exacta. Quizá sea ese el quid del asunto.

También puede ser el respeto que se le tiene. (¿Cuestión psicológica?). No hay explicación para no conectarle a pelotas que están sobre la zona de strike… a 93.

Qué cosa.

Porque debo decirlo: Lee, de ninguna manera es intimidante. Su pitcheo es tranquilo, cerebral, firme, con gran ritmo y variedad en sus movimientos en cada lanzamiento –una liquidante recta cortada–, cayendo certero, brazo, cuerpo hacia el home.

Ahora, en los dos últimos años, Cliff Lee va invicto en sus últimas seis salidas en el Yankee Stadium (7-0 y 1.26 en ocho apariciones de postemporada).

Ahora tiene tres partidos de playoffs con 10 o más ponches.

Bob Gibson es el único lanzador con tres partidos consecutivos de diez o más abanicados en postemporada:  en el Juego 7 de la Serie Mundial de 1967 y dos más en los partidos 1 y 4 de la Serie Mundial del 68.

Pettitte, se quedó corto esta vez:

Claro, en postemporada sigue siendo el No. 1 en salidas (40), victorias (19) y entradas (262), con 25 de “salidas de calidad”.

Para terminar pronto:

Pettitte no ha sido derrotado en sus últimas nueve salidas en playoffs y en Serie de Campeonato y ahora tiene 7-3 en 14 salidas.

Pero ya vio:

Hoy no contaba con “la astucia de Cliff Lee”.

En fin, veremos qué sucede hoy martes en Nueva York, lo mismo que en San Francisco entre Filis-Giants, ambos empatados a 1 en el cartón por el pase al clásico otoñal.

Yankees tendrán dos juegos más en casa –con Lee esperando otra salida, que pudiera ser la del campeonato y la gloria– con dos brazos listos: AC y CC.

Por cierto, hay quienes piden a gritos que Girardi se incline por CC y no AC.

Caray.

Rangers ahora están a dos victorias de ir a su primer Clásico de Otoño. Sólo cinco equipos han dejado escapar una ventaja 2-1 en una serie de campeonato de la Americana: Kansas City (1977), Anaheim (1986), Seattle (1995) y Cleveland (1998 y 2007).

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *