Al Bat

Edwin Jackson.
Edwin Jackson.

Extraño juego sin hit

* La inusual joya de Edwin Jackson con Diamondbacks

* Enrique Kerlegand apoya idea embajadores del beisbol

Por Jesús Alberto  Rubio

beisrubio@gmail.com

Amigos, colegas y editores: con tanto movimiento (Monterrey/Saltillo/Hermosillo/Embajadores de beisbol), tenía pendiente la siguiente temática del “Pachi” César Ibarra, empalmense de corazón avecindado en Arizona:

Ocurrió el viernes 25 de junio cuando la victoria 999 de los Diamonbacks:

Luna llena. Tampa Bay –que no tiene estadio propio–, jugando en un estadio lejos de su ciudad, en St. Petersburg, a 30 kilómetros de Tampa.

Fue un esfuerzo extraordinario de Edwin Jackson, con 149 lanzamientos y ocho bases por bolas; siete en las primeras tres entradas. En la misma tercera entrada, regaló tres bases por bolas consecutivas.

Las cámaras se enfocaron en cuatro ocasiones, en las veces que el manager de Arizona mandaba “calentar” en el bullpen. Las cuatro veces volvieron a sus sillas.

Y aún con el desequilibrio del juego y la forma descontrolada de lanzar de Jackson, fue hasta la sexta que Hinch acudió a la loma a hablar con él solo para escucharle decir tres veces, “no quiero salir…..no quiero salir….no quiero salir”.

Hinch le entendió. Y permitió a la señora historia, llegar, saludarle y abrazarle.

Es el segundo juego sin hit para los Diamondbacks. El otro, el perfecto lanzado por Randy Johnson, contra Atlanta el 18 de mayo del 2004.

Jackson entra a otro grupo en la historia del beisbol: Es el cuarto lanzador logrando un sin hit, pero regalando 8 o más bases por bola y además, golpeando a un contrario.

En televisión, desde el principio, sentí “raro” este juego memorable.

La producción televisiva, inteligentemente, mandó en un par de ocasiones, enfocar la cámara en la bellísima luna llena, dando un toque místico al ambiente, y me recordó que aún los psicólógos no se ponen de acuerdo para determinar la relación de estadísticas con lo previo de un juego, para determinar lo que sigue.

Así como han fallado en explicar, cómo un niño camina por en medio de un charco con agua, en vez de darle la vuelta. El beisbol no permite intrusos. Sólo los que están en el campo de juego.

Y después del enfoque  de la cámara en la luna llena, otra se enfoca en una espalda con el número 7, el del manager Hinch, caminando a la loma.

Después del tercero, “lo raro” se convirtió en “maravilla”. Única, singular.

Y después de 2 horas y 45 minutos de un juego grandioso, una vez más quedó demostrada la importancia de “darle” la oportunidad de dejar que saque la casta un jugador o un trabajador, cuando la pide y se entrega con pasión para lograrlo: Diamondbacks 1, Tampa Bay, 0. Un juego para la historia.

Y al mirarlo por televisión, desde la misma tercera entrada me figuré escuchar el eco grandioso de solidaridad y apoyo, de nuestro gran Ronnie Camacho gritando desde el dogout: “¡Anda !, ¡Anda !, ¡ Anda ! ¡Anda!……

…..Y Jackson, lo logró…..

Enrique Kerlegand

Buena idea, Jesús, eres un compañero inquieto y eso es parte de un periodismo natural.

Proponer embajadores, aparte de producir una promoción beisbolera que mucho necesitamos en Mexico, sirve para estimular a tantos veteranos que podrían un poco tristes porque su actividad ha terminado.

Tu sabes que el jugador, manager, coach, instructor, periodista, directivo, etcétera, desgraciadamente se va borrando de la mente de todo el mundo cuando ya está marginado.

A veces por tener otras actividades y también porque nadie los llama. Saludos y un abrazo.

Juan A. Jasso Rodríguez:

Mi estimado Jesús, en la gran mayoría de las ocasiones se dice que las ideas, ya sean buenas o excelentes, son eso “ideas”.

Sin embargo para llevarlas a cabo, siempre será necesario un respaldo económico importante en la gran mayoría de las mismas.

Creo, que a ninguno de nuestros personajes le disgustaría ser embajador o representante de algo que amó como lo fue el beisbol y que producto de ese amor, lo practicó y lo llevó al lugar en donde solo unos cuantos llegan.

Alguien por allí te pregunta, ¿y el Recinto qué opina? y creo que a partir de allí, se da el inicio del programa.

Es decir, qué opinan los que ponen los dineros, ¿les interesa realmente esta idea?

Muchos te podrán decir adelante y luego…….Sin temor a equivocarme, lo que en estos difíciles tiempos de crisis te asegure una recuperación de tu inversión cualquiera que esta sea, se piensa no una, sino más de dos veces.

No quisiera ser ave de mal agüero pero su cristalización la veo muy complicada. Un saludo, amigo.

Mi posición

Al Ing. Jasso Rodríguez (y al Lic. José Rodolfo Valdez Ramón, Tamaulipas), les he respondido:

El planteamiento está hecho.

Si el Recinto lo retoma, excelente (con estrategias de enlaces-vínculos por regiones) y así poco puede “invertir”, realmente.

Debo decirte que cumplí con mi obligación/responsabilidad como ex presidente del Comité Elector (y miembro activo), de hacer una nueva/renovada propuesta y no sólo estar ahí como “invitado especial”  nomás disfrutando la camaradería/el momento, pero sin pensar en proponer algo. (Qué mejor en ese marco, ¿no?).

Ahora, esperemos respuesta del Recinto Sagrado y directivos de clubes y circuitos del béisbol profesional de México.

Pero, como ayer lo señalé, en todo caso, nosotros como especialistas/historiadores del béisbol, podemos colaborar localizando/ubicando a los inmortales que estén en cada región y buscar espacios donde ellos (los que puedan, claro), como parques de béisbol profesional y de ligas   infantiles/juveniles,  centros escolares, hospitales, centros comerciales; donde ofrezcan charlas, clínicas, firmar autógrafos, etc.

Sólo es cuestión de solicitar apoyo-espacios para ello. Y, claro, con la debida difusión y créditos publicitarios como intercambio al apoyo recibido por determinada empresa/institución/organismo/agrupación de beisbol.

Y concluí: se enaltece al inmortal y al béisbol que hoy  tanta ayuda necesita (ante el avasallamiento del futbol, especialmente), que nos está quitando a miles y miles de niños que antes se iban a jugar beisbol.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *