“Lo importante es que ganamos”: Uribe

Juan Uribe (der) es felicitado por Cody Ross luego de su HR en el Juego 1. Foto: mlb.com
Juan Uribe (der) es felicitado por Cody Ross luego de su HR en el Juego 1. Foto: mlb.com

* El héroe de los Gigantes en el arranque de la Serie Mundial, oriundo de Baní, República Dominicana, no es un bateador de mucho promedio. Pero su valor se mide en su sólida defensa en tres posiciones (SS, 3B y 2B) y, como se ha visto en estos últimos días, su bateo oportuno

SAN FRANCISCO – Otro juego de postemporada de los Gigantes. Otro jonrón crucial de Juan Uribe. Así ha sido la dulce historia para San Francisco en los últimos cinco días.

Después de conectar cuadrangular decisivo por los Gigantes el sábado en el Juego 6 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, el dominicano volvió a la carga el miércoles en el primer choque con los Rangers aquí en la Serie Mundial.

Después de que los Gigantes le entraran al as de Texas, Cliff Lee, en 4.2 entradas, Uribe le dio una bienvenida poco amistosa al juego al relevista Darren O’Day en el quinto episodio con dos abordo, depositando la bola en las gradas del jardín izquierdo para darle una ventaja de 8-2 a San Francisco y esencialmente poner el juego ya en manos de los locales.

Uribe, propenso a dar la cara en momentos clave, prefirió hablar del éxito colectivo en vez de lo individual después del partido.

“Lo pude hacer en el momento para ayudar a mi equipo”, dijo Uribe, rodeado de los medios de comunicación en el camerino de los Gigantes. “Para mí lo más importante fue que ganamos el partido, no fue el jonrón”.

El oriundo de Baní, R.D. no es un bateador de mucho promedio. Pero su valor se mide en su sólida defensa en tres posiciones (SS, 3B y 2B) y, como se ha visto en estos últimos días, su bateo oportuno. Es algo que se valora entre sus compañeros de equipo.

“Hasta fuera del bateo, está haciendo grandes jugadas”, dijo el abridor de los Gigantes en el Juego 1, Tim Lincecum, quien se benefició de la gran ofensiva de San Francisco para adjudicarse la victoria, aun cuando no lanzó su mejor partido. “Ha venido saliendo con el hit grande, sea el batazo para irnos arriba o para empujar la carrera importante en general. Lo ha hecho. Es alguien medio callado, pero da la cara en el terreno”.

Uribe es uno de los líderes del equipo de San Francisco desde que llegó en el 2009. Su bateo oportuno es algo ya conocido en estos lados, y los números de este año-tanto en la campaña regular como en postemporada-reflejan eso.

En la temporada regular del 2010, el quisqueyano tuvo promedio de apenas .248, pero conectó 24 vuelacercas y empujó 85 carreras en 521 turnos. En playoffs/Serie Mundial hasta ahora, batea para average de sólo .156, pero ha empujado siete carreras-cuatro de ellas con los dos bambinazos que han sido tan importantes en las victorias de San Francisco, primero para llegar a la Serie Mundial y ahora para picar adelante en el Clásico de Otoño.

“Se ha puesto el equipo al hombro en los momentos importantes”, dijo el infielder venezolano de los Gigantes, Pablo Sandoval. “Ha hecho buen trabajo”.

Uribe es de los pocos integrantes de los Gigantes con experiencia en Serie Mundial, ganándose un anillo con los Medias Blancas de Chicago en el 2005. De hecho, nunca ha perdido un partido del Clásico de Otoño, ya que aquel equipo del venezolano Ozzie Guillén barrió 4-0 a los Astros de Houston en la gran final. Para Uribe y los demás jugadores de San Francisco, fue clave empezar la serie con buen pie, sobre todo ante un lanzador de la clase de Lee.

“Es bien importante arrancar adelante”, dijo el pelotero de 31 años. “Nos da la confianza a nosotros mismos, a los compañeros, a la gente, de que podemos hacerlo. Eso es bien grande para uno”.

¿Y a nivel personal, cómo explica su bateo oportuno en octubre?

“Para mí pienso igual que todos los juegos”, manifestó el veterano de 10 años de Grandes Ligas. “Voy a jugar mi juego de pelota. No trato de hacer más de la cuenta, sino que trato de seguir jugando mi juego como todo el tiempo lo he jugado.

“Siempre voy al home plate igual”, continuó. “Siempre hago mi mismo swing y hacer lo mejor para ayudar a mi equipo”.

En cuestión de cinco días, ese “mismo swing” ha sido dos de los más importantes en la historia reciente de los Gigantes. En San Francisco, definitivamente, quieren “más de lo mismo” del dominicano para llegar a la meta.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ Los “Dodgers” se fundaron en 1883 como Brooklyn “Athletics” y jugaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *