Ya son 13 años sin Héctor Espino

Doña Carmen Vázquez, viuda de Espino, Héctor Espino Vázquez, uno de sus hijos, el Ing. José Maiz García, presidente de los Sultanes de Monterrey, y el Lic. Roberto Magdaleno montaron guardia ante la efigie del legendario pelotero. Foto: Prensa Sultanes/LMB
Doña Carmen Vázquez, viuda de Espino, Héctor Espino Vázquez, uno de sus hijos, el Ing. José Maiz García, presidente de los Sultanes de Monterrey, y el Lic. Roberto Magdaleno montaron guardia ante la efigie del legendario pelotero. Foto: Prensa Sultanes/LMB

Monterrey, N.L.- La mañana de este martes se montó una guardia de honor en memoria de Héctor Espino, uno de los más grandes jugadores mexicanos de todos los tiempos, junto a su efigie, ubicada en la explanada del Estadio de Beisbol Monterrey, para conmemorar los 13 años de su partida.

En el acto estuvieron Doña Carmen Vázquez, viuda de Espino, Héctor Espino Vázquez, uno de sus hijos, el Ing. José Maiz García, presidente de los Sultanes de Monterrey, y el Lic. Roberto Magdaleno, presidente adjunto de la novena regiomontana.

También asistieron al acto el C.P. Mario Morales, director del Salón de la Fama, así como Ángel Macías, autor del juego perfecto en Williamsport, y el porrista sultán Jelipe Moreno, además de jóvenes peloteros, medios de comunicación, familiares y amigos.

Don José Maiz pronunció el siguiente discurso:

Un día como hoy, 7 de septiembre, falleció Héctor Espino, la máxima figura de nuestro béisbol. Hoy se cumplen 13 años de su sentido deceso.

El hombre leyenda del béisbol mexicano, dueño de la mayoría de récords ofensivos en los dos circuitos más importantes de la república, se nos adelantó en el viaje eterno, a unos días de reportarse con los Naranjeros de Hermosillo, equipo en el que desempeñaba labores de coach.

La noticia fue impactante. Una noticia sorprendente que a todo mundo dejó pasmado. Se iba el gran ídolo de Chihuahua. El hombre que había acaparado infinidad de páginas deportivas en los diversos periódicos de México y en las revistas especializadas de beisbol, nos decía adiós para siempre dejando un enorme vacío en el ámbito beisbolero.

La noticia corrió como reguero de pólvora. Todo mundo hablaba de Héctor Espino. Aquellas páginas que en muchas ocasiones destacaran sus múltiples hazañas sobre el diamante, ahora daban a conocer su muerte, conmocionando a los amantes del rey de los deportes a lo largo y ancho de la República Mexicana.

Espino impactó al mundo beisbolero desde la campaña de su debut, hecho acontecido en la temporada 1960-61 con el equipo naranjero, de lo cual, próximamente celebraremos el 50 aniversario.

Posteriormente fue nombrado el mejor Novato del Año en la Liga Mexicana de Béisbol alineando con los Sultanes de Monterrey, equipo en el cual impuso récord de jonrones, disparando 46 en la campaña de 1964.

Era el comienzo de una multitud de hazañas conseguidas a lo largo de 24 de carrera en ambos circuitos, destacando por su poder y consistencia.

Como persona fue una persona amable, de pocas palabras, pero sincero en el trato. Hoy se cumplen 13 años de su sentido fallecimiento.

Descanse en paz el gran ídolo de Chihuahua.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *