Willis Otáñez fue “El más Valioso”

El dominicano fue designado el "Jugador más Valioso" de la Temporada Bicentenario de la LMB. Foto: Prensa Pericos/LMB
El dominicano fue designado el "Jugador más Valioso" de la Temporada Bicentenario de la LMB. Foto: Prensa Pericos/LMB

* El toletero dominicano de los Pericos de Puebla -carismático por poseer un estilo de juego cargado de candela- fue el tercero mejor del circuito en promedio en base con .470, disparó 133 imparables y timbró 71 carreras

Ciudad de México.- El pelotero dominicano Willis Otáñez, cañonero de los Pericos de Puebla, fue nombrado Jugador Más Valioso de la Temporada Bicentenario con base en las votaciones de la prensa.

“Estoy muy contento, es algo que significa mucho para mi carrera, pues es la segunda vez que gano un premio así (el anterior fue en 2006 con Licey en Dominicana). Lo dedico a mi familia, que siempre me ha apoyado, a mis padres e hija, y a la que viene en camino. A Baltazar Mesa, mi compadre, que es quien me ha preparado cada vez que voy a México, a ‘Houston’ (Alfonso Jiménez, manager), a toda la directiva y afición”, comentó el pelotero vía telefónica desde Long Island, Nueva York, donde juega con los Ducks de la Liga del Atlántico.

Otáñez concluyó la Temporada Bicentenario como líder de bateo con promedio de .393, disparó 12 cuadrangulares y produjo 76 carreras.

“Fue una gran temporada, pero ha faltado dar el último paso y redondear con el Campeonato, ése es el compromiso”, sentenció el pelotero, quien se dijo dispuesto a volver con la organización verde para 2011. “En ellos está la decisión”, apuntó.

Willis aprovechó para felicitar a sus compañeros de franela también galardonados en 2010. “Desde aquí mando un abrazo a Luis Ramírez (Relevista del Año) y a ‘Houston’ (Manager del Año) por sus nombramientos, a éste último le agradezco su apoyo, pues nunca dejó que me viniera abajo. Cuándo me veía desanimado, me decía: ‘vamos a lo que venimos’ y me levantaba para dar lo mejor en el terreno, para hacer mis loqueras, mis bailes, brincar y disfrutar el juego, que es de lo que se trata”, ahondó.

El toletero -carismático por poseer un estilo de juego cargado de candela- fue el tercero mejor del circuito en promedio en base con .470, disparó 133 imparables y timbró 71 carreras.

Se declaró repuesto de la fractura del pie izquierdo que lo aquejó en la última parte del calendario regular y durante la Postemporada, incluida la Serie Bicentenario.

Por lo pronto, estará hasta el 19 de septiembre en Long Island y luego viajará a su natal República Dominicana para enrolarse con los Leones del Escogido, organización con la que negocia pasar el invierno.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *