Lino Donoso Gálata, de resistencia infinita

 

JUAN A. MARTÍNEZ DE OSABA Y GOENAGA

 

Un zurdo de armas tomar

Lino Donoso.

Este lanzador, zurdo, nació en la barriada del Cerro, La Habana, el 23 de septiembre de 1922 y falleció en Veracruz, México, el 13 de octubre de 1990. Alcanzó 5´11 de estatura y 160 libras de peso. Se destacó en los campeonatos juveniles, donde alternaba en la inicial, los jardines y como lanzador. Según el periódico El crisol, Año X, No. 201, del 25 de agosto de 1943:

Integró un equipo llamado Estrellas de León (probablemente el nombre del director técnico. N. del A.) y por sus condiciones fue seleccionado por el director Duque González para hacer una gira por el país con un equipo denominado Estrellas Juveniles, conformado por adolescentes de La Habana. En ese team se dieron a conocer Fernando Díaz (Bicho) Pedroso y Luis Bay…

Afirma Oreidis Pimentel Pérez, cronista de la Oficina del Historiador de Camagüey, que Fausto Miranda dedicó pequeñas crónicas a Donoso ese año, cuando el zurdo logró un cero hit, cero carreras e impuso un récord para juveniles, de ponches en un partido (22), que estuvo vigente hasta 1953.

Por entonces asistió con un equipo Cuba, que llevó Rodolfo Fernández a Ciudad Trujillo, con motivo de la serie Interantillana, por el Centenario de esa nación (entre febrero y marzo). Allí ganó uno de los dos juegos, en una serie de siete. Estuvo poco tiempo como amateur en la Liga Inter-Provincial de Las Villas, con la presidencia en Placetas, donde se desempeñaban jugadores desde Colón hasta Camagüey. Según Pimentel Pérez, refiriéndose al equipo Sancti Spíritus, tercer lugar del torneo de 1944, en el periódico Escambray (s/f), p. 7:

Los espirituanos fueron la revelación del año. En sus filas estaba un negrito, flaquito, zurdo, con el nombre de Lino Donoso, que venía de las filas juveniles del Cerro habanero y no solo se convirtió en la carta de triunfo, sino que con el tiempo pasaría como profesional por Camagüey, Marianao, Piratas de Pittsburgh, New York Cubans y el Veracruz, ciudad esta última que lo exaltó al Salón de la Fama Mexicano…

Continúa Pimentel:

Fue orgullo para Sancti Spíritus, que se diera a conocer aquí, aunque este dato esté ausente de sus biografías. Ese año ganó nueve juegos y perdió cuatro, fue el noveno pitcher en promedio de carreras limpias, por eso gracias a su actuación su equipo terminó con once victorias y solo cinco derrotas, casi todo el tiempo en la punta, pero finalmente en el tercer lugar, detrás de Vertientes y Cromo […]

En noviembre de 1944 pasó al poderoso Cromo, de Camagüey, debutando con derrota. Hasta septiembre de 1945 lanzó en 16 juegos, como segundo abridor o relevista, ganó 10 y perdió 4. Se reincorporó al Sancti Spíritus en la Liga Interprovincial de ese año y regresó al Cromo en noviembre.

Cuando la inauguración de los juegos nocturnos en Camagüey, propinó 13 ponches al Cuban Minning. Hasta 1946 ganó 14 y perdió 2 (con Cromo, en total fueron 24 y 6). Sin embargo, había firmado como profesional con Camagüey, en la Liga Profesional de Verano y su debut fue el 16 de abril de 1946, con victoria sobre Matanzas.

Junto al derecho Eliécer Álvarez fue el artífice de la coronación del Camagüey en aquel fugaz torneo, al ganar 9, ceder en dos ocasiones y salvar un desafío. Como profesional obtuvo otros cinco laureles y sufrió otros dos descalabros antes de integrar el equipo All Cubans que, de gira por Venezuela, promovió la creación de la Serie del Caribe.

En la Liga de la Federación ganó 1 y perdió 2 con Camagüey, antes de pasar al Marianao de la Liga Profesional Cubana, donde participó en seis temporadas. En 1946-1947, con el Marianao (1-2), 1947-1948 (3-3), 1948-1949 (3-4), 1949-1950, alternando entre Marianao y Almendares (0-0), 1954-1955, con el Almendares (4-3) y 1955-1956 (2-3). Total: en 107 desafíos, 4 de ellos completos, logró balance de 13-15 (.464), con 167 ponches y 150 bases por bolas.

En 1955 participó con el Almendares en la Serie del Caribe, donde lideró los juegos lanzados (4), su balance fue de 0-1 y efectividad de 1,42. Integró el New York Cubans, de Alejandro Pompez, en las temporadas 1947, 1948 y 1949, en las llamadas Ligas Independientes de Color, o Ligas Negras norteamericanas. En su primera campaña logró un balance de 8-2, con 2 lechadas. Asimismo, en ese circuito, tuvo dos decisiones en la Serie Mundial de ese año.

A instancias de Martín Dihigo, en 1950 se fue a México para integrar el Águila de Veracruz. Llegó a las Grandes Ligas en 1955 con el Pittsburgh Pirates, de la Liga Nacional y estuvo dos temporadas. Fue el primer lanzador de la Isla en ese equipo.

Debutó en ese circuito mayor, el 18 de junio de 1955 y su último encuentro fue el 2 de mayo de 1956. Lanzó en 28 desafíos, de ellos 3 completos, ganó 4 y perdió 6 (.400). En 97 innings permitió 108 hits, otorgó 36 bases por bolas y ponchó a 39, con un promedio de carreras limpias de 5,20. Bateó .185 y fildeó para .923. Usó el número 31. En 1953 había llegado a esa Organización desde el Veracruz.

En total participó en siete campañas de Ligas Menores, en Estados Unidos y México, con los equipos Hollywood y Columbus, así como Tigres, Juárez y Veracruz. Sus totales en esos circuitos fueron: en 196 desafíos, obtuvo un balance de 48-33 (.593), con una efectividad de 2,72. Integró el Todos Estrellas en 1954, en la Liga de la Costa del Pacífico, jugando con el Hollywood.

Regresó a la Liga Mexicana con los Tigres y fue líder ponchador en tres campañas consecutivas. En 1951 ponchó a 197 bateadores y lideró la efectividad. En 1952 tuvo su mejor año en ese país, consagrándose como uno de los serpentineros más dominantes con 235 ponchados. Su tercera corona en ponches fue en 1953 (160). En 1957 resultó campeón de picheo, con los Tigres y balance de 8-2.

Después retornó a Estados Unidos y estuvo un tiempo en la Liga de El Paso, Texas. En 11 temporadas veraniegas logró balance de 118-84 (.584) y 2,92 de efectividad. En 1959 Donoso había sido contratado por el ingeniero Carlos Rubio por tres temporadas con el Águila de Veracruz, donde terminó su exitosa carrera.

También estuvo en la Liga del Pacífico en 1950-1951 con el Guaymas, 1951-1952 con Sinaloa, Mazatlán en 1952-1953 y 1953-1954, así como 1956-1957. Jugó en la Liga Veracruzana en 1957-1958, con los Aztecas y el Puebla. En 1957 fue elegido como mejor lanzador de la Liga de Verano Mexicana.

Tanto se destacó en ese país, que en 1988 fue electo al Salón de la Fama, ubicado en la ciudad de Monterrey. En Venezuela integró el Gavilanes, de la Liga Profesional de Zulia (1948 y 1949).

Liga Profesional Cubana:

JL JC JG JP PROM INN SO BB PCL
107 4 13 15 .464 286 167 150

 

Grandes Ligas:

JL JC JG JP PROM INN SO BB PCL
28 3 4 6 .400 97 39 36 5,21

 

(Con documentación de Enciclopedias de las Grandes Ligas, Baseball-Reference.com, Jorge Figueredo, James A. Riley, Carlos Castillo Barrio, Javier González y Carlos Figueroa, Oreidis Pimentel Pérez, Jaime Cervantes, Jesús Alberto Rubio, Guías del Béisbol cubano y mexicano, Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga, Severo Nieto, Fausto Miranda, Yasel Porto Gómez, Peter Bjarkman, Adonhay Villaverde Blanco, y otras fuentes).

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga.

Julio de 2020.

Léa también

Al Bat

“EL JEFE” DURAZO Ha fallecido, ayer domingo aquí en Hermosillo a causa de un infarto, …