Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ

Hubb Kittle.

Solamente dos managers duraron toda la temporada de 1954-55, siendo Memo Garibay, que llevó a los Venados a ganar su tercer cetro en ésta pelota. El otro fue Hubb Kittle con los Mayos, que los llevó al tercer lugar de la competencia. Otra novedad fue que Culiacán, cambió de apodo y ahora se llamaron Gallos. Por su parte los Medias Azules de Guadalajara, tuvieron su última experiencia en ésta pelota y desfilaron como managers, José Luis “Chile” Gómez, Adolfo Cabrera y el americano Hal Smith.

Al jugarse las primeras tres semanas, en forma sorpresiva los Yaquis estaban en primer lugar, luego Hermosillo y en tercer sitio los Mayos de Navojoa, que anunciaron que venía el famoso Darrell Herzog, que más tarde manejaría a los Cardenales de San Luis. Esa temporada fue pródiga en juegos de doble cero, donde los Mayos fueron dominados por el pitcheo de Ramiro Cuevas de Guadalajara. Fue el mismo pitcher que lanzó perfecto en la pelota de verano ante los Diablos, lanzando para los Tecolotes. La alineación de los Mayos fue: Ventura Morales 7, Héctor “Chero” Mayer 6, Darrell Herzog 8, Marvin Williams 3, Edward Barbarito 5, Felipe “Burro” Hernández 4, Miguel “Pilo” Gaspar 2, Julio Alfonso 9 y John André 1. El marcador final fue de 3-0.

El pitcher Emil Patrick de los Gallos de Culiacán, hizo algo fuera de serie, al lanzar dos juegos completos en el mismo día. En los primeros días de Enero de 1955, que fue Domingo, perdiendo el primero por 2-1 ante Gene Bearden de Hermosillo y luego le pidió la bola al manager “Caliquín” Gómez y venció 3-0 a Jaime Ochoa. Terminó la primera vuelta y los Mayos aterrizaron en tercer lugar con 20-20, siendo superados por el líder Hermosillo y Mazatlán en segundo. Se dio a conocer una noticia muy negativa, pues los Charros de Jalisco se salía de la liga. El Sábado 15 de Enero de 1955, sucedió algo no muy común, que un pitcher no permitió hit y pierde el juego. Eso le pasó al pitcher Gerry Casale de los Mayos, que solo admitió un hit y perdió ante los Yaquis, que tuvo de lanzador a Panchillo Ramírez, que le pegaron cinco hits, pero no le anotaron carrera. Pero dicen que el béisbol es justiciero, porque en el Estadio Revolución se volvieron a enfrentar estos mismos pitcheres y ahora Casale ganó 2-1 a Panchillo, que llevaba una racha de once triunfos al hilo. Esa temporada terminó con la coronación de los Venados, que derrotaron al campeón de la Liga Veracruzana, los Petroleros de Poza Rica… Después más lanzamientos.

 

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *