Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ

Siguiendo con el historial de los Mayos de Navojoa, dentro del béisbol profesional, llegaron en 1950 a la fuerte Liga de la Costa del Pacífico, con el roster de Hermosillo que abandonó la liga, junto con Tijuana, que había entrado en sustitución de Mazatlán. Nombraron como manager de los Mayos al americano Ken Richardson, que ya había jugado en ésta liga con los Cañeros. Casi puros jugadores de Hermosillo, como Manuel “Ciclón” Echeverría, David “El Llorón” Ocampo, Alejandro “Cabezón” Uriarte, Herman Reich, Tony Ponce, Armando “Indian” Torres. Hubo caras nuevas como el cubano Mario Arencibia, el pithcer James LaMarque y el shorstop Otello Renfroe.

José Luis “Chile” Gómez.

Los Mayos tuvieron un principio flojo y despidieron al americano Richarson y contrataron a José Luis “Chile” Gómez que fue despedido de los Cañeros. La primera vuelta quedó en poder de Guaymas, con Navojoa en segundo lugar, pero a cuatro juegos. La segunda fue para Culiacán y ahora los Mayos se desplomaron hasta el penúltimo lugar, dejando la cola para Obregón. Cuando se pensaba en una serie final entre Ostioneros y Tacuarineros, los directivos de Guaymas no quisieron jugarla, porque aducieron que se habían ido, sus jugadores estelares. Así que oficialmente no hubo campeón.

En la VII temporada, llega a la presidencia de la liga, el señor Alfonso Robinson Bours y hubo muchos cambios en la liga. Se trajo pelota americana, para que hubiera más jonrones y ahora el líder fue Marvin Williams de Los Mochis con 17 bambinazos, superando la marca de 13 de Jack Graham de Culiacán. Nuestro buen amigo Manuel Alberto Yépiz, fue nombrado anotador oficial de los Mayos y poco después fue cronista del mismo equipo y se ganó el apodo de “El Palomón”. Los Mayos se la llevaron en la parte media de la tabla de posiciones y finalmente los “Tacuarineros” de Culiacán fueron los campeones.

En la temporada de 1952-53 se aprobaron ocho equipos y las primeras series fueron: Hermosillo en Mazatlán; Obregón en Guadalajara; Culiacán en Guaymas y Los Mochis en Navojoa. Como había poco material nacional, se aprobó que cada equipo podía tener 7 extranjeros. Al inaugurarse la temporada en Obregón, se guardó un minuto de silencio, para recordar la muerte de Adolfo “Chamaco” García y de “Corazón” Torres, que murieron en el accidente que sufrió el autobús, donde viajaban los Sultanes. Tanto Cañeros como Ostioneros se salieron de la liga y quedaron solo seis. Faltando dos semanas para terminar oficialmente la liga, se aprobó cortar por lo sano e impedir más pérdidas. Mazatlán fue el campeón con Navojoa en segundo, Obregón en tercero, Culiacán en cuarto, Guadalajara en quinto y Hermosillo cargó con el farol rojo…Mañana seguimos con la historia de los Mayos y su primer banderín.

 

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *