Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ

Un viejo aficionado de Navojoa, nos pidió que recordáramos el primer equipo que jugó a nivel profesional, representando a esa ciudad. Se dijo que desde que inició la Liga de Sonora en 1944, gente de Navojoa estaba interesada en ingresar a dicho circuito y fue hasta 1948, cuando llegó el béisbol profesional a la región del Mayo.

Nombraron como manejador a Manuel “Ciclón” Echeverría y empezaron a entrenar en el Estadio Revolución, que lo habían construido en 1934, donde se llevaban a cabo los juegos del béisbol a nivel local. Era tan grande el estadio, por lo que respecta a sus dimensiones dentro del terreno de juego, que tuvieron que construir una barda especial, con las medidas reglamentarias. Yo vivía muy cerca del estadio y me di cuenta de esos arreglos que recibió el estadio y pronto supimos que Navojoa jugaría en la Liga de Sonora.

Un gran alboroto había en la región del Mayo, por la inauguración de la temporada que fue el Sábado 27 de Marzo de 1948 y por supuesto el parque se llenó a toda su capacidad, que no llegaba a 2 mil. Como era una serie contra Obregón, el alboroto fue en grande y se anunció por el sonido local la alineación de los Yaquis, que fue elaborada por el manejador Laureano “Kiriki” Camacho: Eloy Barrera 6, Lucio Olivas 7, “El Negro” Ángel López 5, Ismael “Oso” Montalvo 3, Laureano “Kiriki” Camacho 2, Luis “Chito” Martínez 4, Gustavo Galaz 8, Antonio “Músico” Estrada 1 y Vicente Dueñas 9 (Novato). El manager Echeverría puso a Pepe Uzcanga 6, Alfredo Lares 8, Julio Alfonso 9, Luis “Texano” Castro 5, Francisco Alcaráz 3, Ramón “Pisi” Martínez 2, Ramón “Pizarrín” Castro 5, Panchito Esquer 7 (Novato) y Manuel Echeverría el pitcher.

Era costumbre que el umpire principal, aún en las Ligas Mayores, se volteara hacía el público y diera a conocer las baterías por ambos equipos. Eso fue lo que hizo el umpire Guadalupe Leal. El pitcher de Obregón el “Músico” Estrada, le dieron una vapuleada de seis carreras y solo sacó dos outs. Lo relevó Miguelito Arvizu que paró en seco a los Mayos. Mientra el pitcher Echeverría admitió cuatro carreras en la segunda entrada y en la quinta le fabricaron seis más, para que el juego terminara 10-6.

El Domingo en la mañana los Mayos empataron la serie con excelente pitcheo del cubano Julio Alfonso, que un día antes, había bateado un jonrón de campo por el jardín derecho. Lanzó blanqueada de 4-0, perdiendo el de Nicaragua, Pancho Dávila. En la tarde hubo de todo. Lleno completo de 700 aficionados, que gozaron y sufrieron en el juego que terminó a favor de los Mayos por 2-1 en diez entradas, pero hubo un incidente en la sexta entrada, cuando Ismael “Oso” Montalvo, conectó un batazo entre izquierdo y central, donde el joven “Panchito” Esquer, hizo un buen tiro a la segunda base, donde el “Changuito” Escalante, tocó al corredor Montalvo y el umpire de bases, Alfonso “Loco” Díaz, marco out y se vino la “bronca”, primero la protesta del “Oso” y luego llegó el manager Camacho con una pelota en la mano a discutir y cuando el umpire Díaz, le contestó que era out, le pegó en la cara con la pelota en la mano y le aflojó los dientes. Fue una gran discusión que duró varios minutos, mientras los aficionados de Navojoa y yo, le gritábamos al “Oso” y al “Kiriki”, ya se imaginarán lo que les gritábamos. Finalmente los Mayos ganaron 2-1 y en Hermosillo, la presidencia de la liga, multó con cien pesos al empalmense Camacho. La Liga de Sonora, terminó en 1949 de funcionar, cuando solo compitieron Navojoa, Nogales, Santa Ana y Cananea… Después más lanzamientos.

 

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *