La magia de las paradas cortas

Leo Rodríguez, Zacatillo Guerrero y Raúl Castro. Foto: forolm.com
Leo Rodríguez, Zacatillo Guerrero y Raúl Castro. Foto: forolm.com

* El autor de este artículo es uno de los más reconocidos periodistas del Rey de los Deportes, por lo tanto es un orgullo y un honor para PIT LANE tenerlo en nuestras filas. Le damos la bienvenida

Por ALEJANDRO LEON CAZARES

Una de las posiciones de mayor lucimiento dentro del deporte de las inteligencias es el short stop, o como lo nombran actualmente, las paradas cortas. En dicha posición el jugador debe presentar determinadas características para cubrir en forma brillante un diámetro de aproximadamente seis metros en derredor de su ubicación, ya sea a la derecha o la izquierda de la misma.

El desarrollo de un paracorto abarca los desplazamientos para levantar roletazos, aun los que rebasan la segunda almohadilla, los tiros a la inicial o a las demás bases, muchas veces “pivoteando” en el aire, tener un buen “resorte” para levantarse del piso para colgarse de las líneas, que pasen por encima de sus cabeza.

Los Diablos Rojos del México han tenido en esa posición a grandes estrellas, allá  por 1940 en su nacimiento el shortstop escarlata era Pat Patterson, jugador alto de estatura y sin mucha cobertura de terreno, pero eran épocas en que se jugaba con pelota “dura” pesada y no muy volátil, y eso permitía que luego de levantar la esférica, todavía golpearan la bola en el guante, antes de tirar a primera para sacar el out. Actualmente no se pueden dar ese lujo, ya que en su mayoría los peloteros actuales son atletas y llegan a la inicial en cuatro segundos o menos.

Eran épocas de acomodo y era difícil que alguien se apropiara de una posición por varios años, como sucede ahora. Frank Rizzuti compartió con Patterson en las temporadas de 1940 y 41. El legendario Anastacio “Tacho” Santaella fue el short escarlata en 1941. Para 1942 apareció Alberto Cornejo primer jugador mexicano en esa posición con los Diablos. En 1943 jugó el inolvidable Silvio “Cuba Libre” García y en 1944, aquel extraordinario Willy “Diablo” Wells. Y en el 46 aparece el gran zambo, Raymond “Mamerto” Dandridge, que es el primero en durar tres temporadas en el equipo como paracorto, auxiliado por su suplente, Antonio “Mosquito” Ordeñana.

Adolfo “Chamaco” García en 1949 fue el segundo mexicano en jugar las paradas cortas con el México. En 1950 José Gutiérrez, en 52 Gilberto “Gilillo” Villarreal en 1954 Justino “Tino” Nieves, Carlos Santiago en 1955.De 1956 a 1959, el dueño del lugar fue Héctor “Chero” Mayer. En 1960 el short fue Mauro “la bailarina” Ramírez, quien  descubrió a Héctor Espino.

En la década de los sesentas varios de los paracortos jugaron solamente un año y luego cambiaron de posición, Leo Rodríguez en 1962. El cubanísimo Héctor Rodríguez, rompió la cadena de mexicanos en 1963. Pero se recuperan los mexicanos  en 1964 con David García, en 1965 aparecen como suplentes Mario Félix y Rogelio Fernández. En 1966 llega el “Huracán” Abelardo Balderas.

Ramón "Abulón" Hernández. Foto: reydelosdeportes.com
Ramón "Abulón" Hernández. Foto: reydelosdeportes.com

Para el año olímpico el shortstop fue Ramón “Abulón” Hernández. En 1971, Ernesto Espinoza, en 1973, llega Abelardo “Cachorro” Vega, al año siguiente Antonio Villaescusa y en 1980 Sergio Gámez, y en 1981 el sandieguino Donald Cañedo cubre la posición.

El dominio de los shorts mexicanos retorna con Mario “Manos de Seda” Mendoza en 1982, en 1983 Juan “Dinamita” Hernández. En 84, Juan José Pacho y René Herrera en las suplencias. En 1986, Alí Uzcanga, en 87 Felipe Gutiérrez Delfín. En 1989, Vicente “Manos Mágicas” Verdugo y en 1990, llega el sensacional José Luis “Borrego” Sandoval, que se convierte en el extraordinario paracorto mexicano número uno de todos los tiempos. Líder de temporadas jugadas con 21. Más juegos jugados en todos los tiempos, Más doblepleys en todos los tiempos, más doblepleys en una temporada, son algunas de las marcas que ostenta el nativo de la Bajada de San Miguel Zapotitlán, en Los Mochis, Sinaloa.

A la ofensiva tiene las marcas de Más hits dobles conectados entre  juegos. Más jonrones de campo con casa llena en un juego. Finalmente aparece entre los diez mejores bateadores en todos los tiempos en dobletes, jonrones y carreras empujadas.

A la defensiva si la pelota es imposible el “Borrego” la hace posible, si es difícil la ejecuta fácil y si es fácil, a lo mejor la pifia., cubre tal cantidad de terreno que lo pueden acusar de latifundista, la mejor llave de dobles matanzas la conformó con Vicente Verdugo en la segunda, con quien realizaba los doble pleys hasta con los ojos cerrados. Hoy por hoy Sandoval es el mejor shortstop del beisbol mexicano.

José Luis "Borrego" Sandoval.
José Luis "Borrego" Sandoval.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓQUEZ Será la tercera vez que llegan a una final, Tomateros y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *