Estrellas del Béisbol

COMO RONNIE LO CONTÓ

LOS OSTIONEROS DE GUAYMAS CAMPEONES

Por Ronaldo “Ronnie” Camacho Durán

                                 RONALDO “RONNIE” CAMACHO

“Serían las 2 de la tarde aquel día memorable, digo memorable porque sucedió lo que nunca se había visto en los anales deportivos de una Liga Profesional de Béisbol de la Costa del Pacifico.
“Hola Ronnie, te habla “el Chino” Abundio de aquí de la oficina del equipo.” “Que bueno que ganaron anoche, todos estábamos pegados al radio.
Que bien estuvieron el “Yaqui” y el “zurdo” Bernal y luego Leyva lanzó lumbre al jom”.
“Gracias Abundio, se me hace extremadamente raro que me hables a esta hora, “déjatela caer” estoy listo” .
“Bien, ahí te va, acordamos vender a Vicente Romo a los Cañeros hoy, en una suma considerable para poder pagarles la quincena que se les debe” .
Me dijo con una tranquilidad asombrosa.
¿Qué, Quééé? no entendí bien, él está programado para lanzar hoy y este juego es muy importante para todos y para la afición de Guaymas”.

“Pues a ver cómo le haces, para comunicarle”.

“Llamé al “Bachichas” Frayde (qepd) a mi cuarto y le comuniqué lo que acaba de oír y me contestó de esta manera.

“Hijos de su pin….madre, lo que nos faltaba, estos juegos deberían de jugarse allá, pero no va la gente, y ahora, le vas a decir tú al “Huevo” que se va….?” “Así es, voy a su cuarto”.

“Con esto más se van a encabronar los muchachos y mira que se están fajando, ya no es tanto por las quincenas, es por el orgullo deportivo y el equipo está en primer lugar, ojalá y el “Huevo” comprenda la situación”.

Se me hizo largo el camino al cuarto de Vicente, toqué la puerta y me abrió”, Que pasa mi Ronnie”.

ENRIQUE Y VICENTE ROMO

“Vengo a decirte que me habló el “Chino” de Guaymas para comunicarme que te pasaron a los Cañeros a partir de ya, con eso nos pagaran algo de lo que nos deben y tú eres la salvación”, le dije con mucha pena a aquel hombre que me había dado más del 100% y era nuestro líder:

-“Pinche “Chino”, por qué no me avisó él, pero bueno, está bien, te entregaré el uniforme en el lobby del hotel al rato, voy a pedir la bola para lanzarle a ustedes hoy en la noche”.

-“No lo dudo que lo hagas, comprendo tu situación”, le dí un abrazo y le agradecí todos los momentos felices que nos hizo pasar a todos.

Cuando llegamos al parque Emilio Ibarra de Los Mochis, no cabía un alfiler, toda la tarde estuvieron anunciado en las colonias y en el centro de la ciudad con carros de sonido que Vicente Romo lanzaría hoy contra su equipo Guaymas, ya que lo habían transferido de última hora a los Cañeros de los Mochis.

Me reuní con mis jugadores en el doug out, les expliqué los motivos de la salida de Vicente y les pedí que siguieran jugando como lo estaban haciendo, de pronto, se escuchó una tremenda y larga ovación, volteamos para la caseta de los Cañeros y estaba saliendo el “Huevo” Romo a calentar el brazo, levantó los brazos y se quitó la gorra y saludó al respetable, ya estaba vestido de verde esmeralda, apuntó con el dedo hacia nosotros, como diciéndonos, aquí estoy….

Como yo no tenía lanzador fresco para esa noche, (iba a lanzar Vicente) tiré la bola al centro de donde estaban los lanzadores, fue entonces que Enrique Romo me dijo.

-“Dame la bola Ronnie, yo le voy a ganar, me siento bien fuerte”.

– “Bien, aquí está y te voy a dejar hasta que lo juzgue conveniente”.

-“De acuerdo, nomás denme dos carreras, con eso tengo”.

– El “zurdo” Leyva me dijo.

-“Ronnie, estoy listo yo también, aunque no creo que Enrique necesite relevo, lo conozco, cuando él te pidió la bola, a algo se atiene”.

Así era este equipo, todos éramos uno solo.

Entraron al campo los Cañeros, el “Huevo” lo hizo al último, caminó lentamente hacia la loma y otra vez la ovación fue mayor.

Vino a batear Garibay y dio hit, el “Yaqui” recibió un pelotazo, 2 en las bases y el “zurdo” Arturo Bernal le dio jonrón al primer lanzamiento muy por arriba de la barda del jardín derecho, en las gradas no se escuchaba grito alguno, todo era silencio…

Enrique me dijo cuando sacó los tres outs del cierre del primer inning.

– “Les voy a ganar, es todo lo que necesitaba.

HERMANOS ROMO

-“El juego transcurrió, con una gran exhibición de pitcheo del “Huevo” , después del jonrón, lo hicimos enojar y ponchó a 14 y ya no permitió carrera alguna.

A mí, me estuvo retando toda la noche, tirándome rectas nada más y luego me gritaba.

-“A ver hasta dónde la llegas”.

Grandioso lanzador.

Se vio como si estuviera en los Dodgers de aquellos años.

Ese juego lo ganamos 3-2 con Enrique y Vicente lanzando todo el trayecto”. El “Bachichas” Frayde, gritaba a pulmón abierto, órale cabrones….a este equipo nadie le gana, ojalá allá en Guaymas hayan escuchado el juego, esto no se ve todos los días”.

El Chino “Abundio (qepd) me gritaba en el teléfono lleno de emoción.

-“Cómo le hiciste, pinche Ronnie, para convencer al Enrique a enfrentarse a su hermano”.

Florencio fue más político.

-“Juego para la historia, lástima que fue afuera de nuestra casa, los felicito a todos, tienen muchos huevos….” FIN

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

 

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …