Estrellas del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com
SERIES MUNDIALES DE LOS 198Os
Por Héctor Barrios Fernández

En los ochentas, la mayoría de los equipos estuvieron en la pelea por el título en algún momento de la década.
¿Sería ésta en la que los Medias Rojas finalmente romperían la maldición del Bambino?
En 1986 se enfrentaron a los Mets de New York.
Los Medias Rojas estaban adelante 3 juegos a 2, cuando la Serie cambió al Estadio Shea en Queens, New York.
Pero cada vez que Boston se iba al frente en el juego seis, los de New York empataban.
Para la primera parte del décimo inning, los Medias Rojas tomaron el campo.
Aún se sentían confiados en ganar.
Estaban a tres outs de distancia de ganar la Serie.
La pizarra al fondo del estadio centelleaba con la frase, “Felicidades Medias Rojas.”
El primera base Bill Buckner sufría de un esguince.
En cada juego de la Serie que ellos habían ganado, el manager lo había retirado del juego casi al final del mismo.
Pero ahora Buckner permanecía dentro de él.
¿Cuáles serían las consecuencias?
Dos bateadores llegaron y dos bateadores se retiraron cuando los pusieron out. Los de Boston estaban a un out de la victoria.
Pero los siguientes tres bateadores conectaron sencillos y se anotó una carrera.
El marcador señalaba a los Medias Rojas aún arriba 5-4.
Mookie Wilson de los Mets, se paró en la caja de bateadores.
La cuenta se fue a dos bolas y dos strikes.
Después vino un lanzamiento descontrolado.
El corredor de tercera entró con la carrera del empate.
Wilson le tiró al siguiente envío.
La pelota rodó hacia primera base.
Parecía que sería un out fácil.
Un out de rutina.
Pero de alguna forma la pelota se escurrió entre las piernas del primera base Bill Buckner.
Wilson llegó quieto a primera y otro Metropolitano anotó.
New York ganó el juego, además también la Serie Mundial en el juego siete.
Los aficionados de Boston perdonaron a Buckner.
Después de todo no fue su culpa.
La “maldición” los golpeó de nuevo.

Para el siguiente año, fue una Serie todo California.
Los Atléticos se enfrentaron al equipo del otro lado del puente de la Bahía, los Gigantes de San Francisco.
Los favoritos Atléticos ganaron los dos primeros juegos celebrados en Oakland, gracias a los bats de José Canseco y Mark McGwire.
La tarde era cálida y sin viento.
Clima inusual en San Francisco.
A la cinco en punto, sesenta y dos mil aficionados estaban en el estadio.
Los jugadores esperaban en el campo para ser presentados.
A las 5:04 p. m., un rugido se escuchó por todo el estadio.
La tierra se movió.
Las paredes, los asientos, todo se desplazaba de un lado a otro sin control.
¡Era un terremoto!
La policía ordenó que el estadio se evacuara.
Los jugadores corrieron por todos lados en busca de sus familias.
Los aficionados se apresuraron a las salidas del parque de pelota.
Afuera la ciudad entera estaba ennegrecida por el humo que se encontraba por todas partes.

El puente de la Bahía estaba completamente fracturado.
El reporte era que sesenta y tres personas perdieron la vida.
Tres mil más estaban lesionadas.
Miles más perdieron sus casas.
Pero todos y cada uno de los ocupantes del Candlestick Park salieron ilesos.
La Serie fue pospuesta por diez días.
Al final los Atléticos barrieron a los Gigantes en cuatro juegos.
Exactamente como se esperaba que sucediera.
¡Ni la Serie Mundial es nunca una cosa segura!

EQUIPOS GANADORES DE LA SERIE MUNDIAL DE LOS 1980s.

  1. Filis sobre Royals.
  2. Dodgers sobre Yankees. (Fernando Valenzuela ganó el tercer juego 5-4)
  3. Cardenales sobre Cerveceros.
  4. Orioles sobre Filis.
  5. Tigres sobre Padres.
  6. Royals sobre Cardenales. (Un error del umpire, que después reconoció, permitió que Jorge Orta llegara quieto a primera base. Esta decisión cambió el curso del juego y de la Serie)
  7. Mets sobre Medias Rojas.
  8. Mellizos sobre Cardenales.
  9. Dodgers sobre Atléticos.
  10. Atléticos sobre Gigantes.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Léa también

Estrellas Del Béisbol

www.beisboldelosbarrios.com RICARDO “RICHIE” JIMÉNEZ MERCADO Por Héctor Barrios Fernández La ciudad de Ensenada, en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *