Desde La Butaca…

“LA PROEZA DE PETE ROSE”

Cuando Ty Cobb se retiró en 1928, dejo varias marcas que parecían muy difíciles de superar, una de ellas fueron sus 4191 hits. El “Durazno de Georgia” los consiguió a la largo de 24 campañas.

En los 40s surgió la figura de Stan Musial quién arranco de manera impresionante con Cardenales de San Luis y para mediados de los 50s a los 35 años ya acumulaba 3000 hits, sin embargo sus últimas temporadas acosado por lesiones y la edad, bajo considerablemente su rendimiento terminando en 1963 con 3,630.

Precisamente en 1963 debuto gratamente un joven con Rojos de Cincinnati, sus 173 imparables le valieron para ser el Novato del Año y fue el presagio de lo estaba por venir.

Para 1965 tuvo su primer temporada con 200 o más hits(acumulo 10), sin lugar a dudas la constancia fue clave en la carrera de Pete Rose, además la ausencia de lesiones importantes le ayudaron a mantenerse en activo por 24 temporadas(igual que Cobb).

En 1968 llego a los 1000 imparables, en 1973 a los 32 años y en gran momento alcanzo los 2,000, esa campaña implanto marca personal de hits con 230, obtuvo su tercer título de bateo y fue el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. En 1978 a sus 37 años y todavía con bastante nivel arribo a los 3,000. Para 1979 termino su primer ciclo con “La Máquina Roja” y emigro a Filadelfia donde siguió regando inatrapables. La marca de los 4000 parecía cuestión de tiempo, y así fue, en 1984 se convirtió apenas en el segundo jugador con esa cantidad. Aquella campaña inicio con Montreal pero en agosto fue cambiado a Cincinnati donde le dieron la oportunidad de fungir como manager-jugador.

La temporada de 1985 fue todo un reto, con 45 años a cuestas sus facultades habían mermado notoriamente, pero conscientes del momento histórico que se avecinaba, la directiva Roja lo mantuvo en su puesto. Solo 94 hits lo separaban de la mítica marca. En otros tiempos le hubiera bastado media campaña para conseguir esos hititos, pero ahora ocupo de casi 500 turnos para lograrlo. El 8 de septiembre sumo 2 más contra los Cachorros en Chicago para llegar a 4191 y empatar con el legendario Ty Cobb. El 11 de septiembre ante su gente en el “Estadio Riverfront” enfrentando a Eric Show de Padres de San Diego conecto el histórico imparable que lo convirtió en el “Rey del Hit”. Ese año termino con 4202, conectando todavía 54 más el siguiente para culminar con 4256.

Lo que vino después para Rose con acusaciones de apuestas y su veto  fue algo muy lamentable. Pero lo hecho dentro del terreno de juego fue impresionante, considerado pelotero clutch y con cualidades innatas para él Béisbol, muchos lo recuerdan  como uno de los jugadores con más garra y entrega que han pisado los diamantes.

Existen récords difíciles de romper,  la proeza de Rose es uno de ellos.

Que tengan un excelente día.

Hermosillo, Sonora a 11 de septiembre del 2019.

Dr. Tomas Alonso López Ríos

Director de Solo Béisbol México

Email: thomas.71@hoitmail.com

Twitter: @solobeisbolmx

Léa también

Sexo, bebidas, béisbol y mentiras (I)

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga   Para El Señor Pelotero Los peloteros salen …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *