Al Bat

Ave de capa caída

No se concibe, pero así suele suceder: horrible inicio del campeón de la temporada 2012 en la LMB, el Águila de Veracruz: hasta ayer, con 1-7 esconden la cabeza con el peor registro del rol y mire que tienen gira por Monterrey y Reynosa, de modo que ¡aguas, Pedro Meré!

Esperemos que las aguas vuelvan a la normalidad tras esta pésima racha del Ave Roja porteña.

Ya sabemos: el beis de pronto te da… o te quita.

Curiosamente, el subcampeón del año pasado, Aguascalientes, también carga con faroles rojos (2-6). En cambio, los Acereros de Monclova feliches, tutis y contentis, diría mi compadre Martínez, con 7-1 de líderes en la Zona Norte.

Los otros dos mejores equipos son Yucatán y Ciudad del Carmen, ambos con 6-2 para ser punteros en el Sur.

Claro, esto apenas comienza, pero mientras sean peras o manzanas, los Acereros, Leones y Delfines hoy por hoy se traen un ritmo ganador y eso ni quien se los quite. Veremos si siguen así a partir de este martes.

Apreciado regalo

Primero, el doctor (odontólogo/especialista en beisbol), Tomás Alonso López Ríos, me obsequió la revista que se editó sobre el III Clásico Mundial de Beisbol, y ayer, mi apreciable yerno, el ingeniero industrial Miguel López Muñoz, también me sorprendió regalándome otra obra del deporte rey, en este caso, sobre la historia del Yankee Stadium.

Obviamente, por agradecimiento no queda ante ambos valiosísimos acervos de beisbol.

Anote lo que dicen los autores sobre el libro Yankees, drama, glamor, and glory:

Yankee Stadium: homenaje de lujo y anecdótico de “La Casa que Ruth construyó”; rebosa de coloridos con sus personajes dentro y fuera del campo, sean directivos, jugadores, propietarios y algunos de los más grandes héroes deportivos, como Babe Ruth, Lou Gehrig, Joe DiMaggio, Mickey Mantle, Yogi Berra, Phil Rizzuto, Don Larsen, Whitey Ford, Billy Martin, Joe Torre, Bob Costas, Pete Hamill… la obra, un texto cronológico en hitos, listas de campeonato, breves ensayos y recuerdos; también contiene impresionantes ilustraciones que incluyen clásicas imágenes y fotografías raras e inéditas: Ray Robinson y Christoper Jennison.

Jesús Olivas:

Lic., como cada día, leyendo su columna donde me encuentro por lo menos en cada tres una crítica hacia el fútbol, y créame lo entiendo, lo que no me cabe en la cabeza es cuando una persona como el Dr. Carlos Rodríguez Candila expresa un comentario tan falto de argumentos y veracidad. Digo lo anterior ya que en esta crítica dice que los Estados Unidos le ganan a México en fútbol sin tener ligas formalmente establecidas.

Señor, ¿en qué época vive? La MLS es la liga de los EU, tiene más de 20 años que se volvió a conformar y  en promedio es el circuito que más gente mete a los estadios, 90% de llenos.

Y luego dice que México pierde cada vez, pues sólo quiero decirle que de los últimos diez juegos, México ha ganado seis, perdido dos y empatado igual cifra. Entonces si se va a criticar que se haga, pero con argumentos válidos, no con inventos, gracias, Lic.

Ronnie y su próximo homenaje

El colega Marco Antonio Rodríguez nos informa del desayuno que tuvieron en casa de Ronnie Camacho para organizarle su homenaje (27 de abril próximo) en la inauguración de la temporada de la LNM en el estadio “Estrellas Empalmenses”, con motivo de los 50 años que implanto el record de jonrones (27) campaña 1963-64.

Magnífico y ahí habremos de hacer acto de presencia, faltaba más.

   Ronaldo César Camacho Sosa (hijo); Chemita Parada, Ascención "Tibo" Sánchez, Ronnie Camacho, Marco Antonio Rodríguez, Sergio Matus y Joel Fuentes Cruz.
Ronaldo César Camacho Sosa (hijo); Chemita Parada, Ascención "Tibo" Sánchez, Ronnie Camacho, Marco Antonio Rodríguez, Sergio Matus y Joel Fuentes Cruz.

Luis Eloy Ramírez Cabrera:

Te adjunto mis comentarios finales sobre las opiniones de Paco Salazar. Como dice el amigo Paco, los cronistas gringos consideran por velocidad y defensa a los Rojos como lo mejor de lo mejor, en realidad, yo me salí de la línea de ellos- los sabio métricos y compañía -de la cual era furibundo seguidor-cuestión generacional- por culpa de Al Bat, pues aquí descubrí a Dihigo, Méndez, Torriente, Oliva, Tiant, Miñoso y tantos otros que me di cuenta que no hay que confiar a ojos cerrados con sus opiniones, sean de Gammond ó Stark.

Por ello ahora prefiero buscar mis propios argumentos, los cuales siempre esgrimo en mis opiniones. Saludos a la fraternidad de Al Bat y bienvenida la temporada 2013; mucha suerte a los venezolanos, dominicanos, mexicanos, colombianos, panameños, nicaragüenses y boricuas…

Cierto Paco pero……

Leyendo tu análisis sobre la “Maquina Roja” y los Orioles, me permito muy respetuosamente hacer algunos comentarios.

George Foster (51) y Cesar Gerónimo (82), no fueron precisamente robadores de bases. Pete Rose con 198 robos en 24 temporadas, y cuya cifra tope 20, sólo la alcanzó una vez tampoco era un excelso robador, lo impresionante era lo aguerrido y feroz para ir tras una base adicional.

Concepción (321), Morgan (689) y Griffey (200) si eran  buenos estafadores pero allí aparecen cosas a favor de Baltimore. Resulta que Frank Robinson con sus 204 robos supera a Griffey, el jardinero izquierdo Buford con 200 supera a Foster, y al jardinero central Paul Blair con 171, se gana a Gerónimo.

En el infield de Baltimore sólo su campo corto Mark Belanger con 167 podría considerarse un buen robador pero por el lado del Cinci, Morgan y Concepción llevaban ventaja.

Si añades que Blair sumó en su carrera 8 Guantes de Oro (7 consecutivos), Dave Johnson 3, Brooks Robinson 16 (todos consecutivos) y Mark Belanger 8 (6 consecutivos), estamos hablando de una defensiva tan buena o mejor que la de los mismos Rojos.

El jugador -no lanzador- que entre estas dos escuadras era diferente fue Johnny Bench, excepcional al bate, al campo y de paso se estafó 24 bases en 26 intentos entre 1975 y 1976.

Boog Powell.
Boog Powell.

Y es importante aclarar, soy de un país donde hasta principios de los 90’ con la llegada de las academias, éramos conocidos sólo por la magia de la defensa de nuestro campo cortos, es decir aprecio la defensa como el juego pequeño. Ahora el mejor club de la historia para mí: Yankees 1927. El mejor club después de esa máquina demoledora y desmoralizadora de los rivales, Los Orioles del 69-79.

El mejor equipo de la actualidad, el que gane un banderín sin usar tan descarada y obscenamente la chequera como arma principal.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *