Al Bat

“El Mago” Septién

Mis respetos y admiración:

Si usted visita la Rotonda de los Hombres Ilustres de la Ciudad de Santiago de Querétaro, ahí encontrará la estatua de Pedro “El Mago” Septién, uno de los grandes cronistas deportivos, y en especial de beisbol, de todos los tiempos.

Un hombre que hoy 21 de marzo, igual que Benito Juárez,  llegó a sus 97 años de vida tocado por la mano divina y quien tiene un nicho de oro desde 1986 del Salón de la Fama del Beisbol Profesional de México.

Trasciende por su vasto conocimiento de los deportes, en especial el béisbol le La Gran Carpa, además de ser un riguroso hombre-estadística y siempre trae en sus manos lo orgullo lo que le llama “La Biblia del Beisbol”.

“El Mago”, hoy una persona muy apreciada, de gran personalidad y figura ya emblemática, desde muy joven se convirtió en locutor y cronista deportivo, logrando sus primeros trabajos en la XEQ.

En su notabilísima trayectoria, ha narrado más de 6.500 partidos de béisbol y 58 series mundiales de béisbol. La primera, en 1939, entre los NYY y los Cincinnati Reds.

En el registro que tiene en el Templo de los Inmortales, se dice de él:

“Es poseedor de un estilo ortodoxo para narrar; meticuloso, ordenado y preciso. Detallista sin igual, asocia la jugada actual con cualquier acontecer que su memoria registra al instante, de algo que sucedió hace 10, 20, 30 ó más años… El evento que narra se convierte en una copia perfecta en la mente de quienes lo escuchan”.

En efecto, gran conocedor de historia, de arte pictórica y de la cronología de su estirpe, heráldica y de las familias reales en todo el mundo.

Actualmente reside en Ciudad de México, trabaja para Televisa haciendo comentarios entre cada entrada desde los estudios en la capital del país de los juegos de la Serie Mundial de Béisbol y en el Programa de Radio “Marcador Final” de la Cadena RASA.

En su honor dos estadios de beisbol llevan su nombre: en  Pacho Nuevo, Veracruz y otro en la ciudad de Querétaro, su ciudad natal en 1916.

También ha hecho apariciones en películas mexicanas relacionadas con el deporte, donde realizaba el papel de la vida real.

Dr. Carlos Rodríguez Candila:

Con justa razón: respeto al deporte para el caso el beisbol y sus aficionados; y ejemplar la actitud  de borinqueños y japoneses.

Degradante la actitud de los medios televisivos mexicanos:

No hay que esperar que la futbolización de las empresas de medios de transmisión televisiva no se comprometan a eventos, sobre todo celebrados en nuestro país y para el caso Hermosillo, sede de la reciente Serie del Caribe.

Ellos, los comerciantes de estos medios  que hoy casi a modo de reparto de un pastel y sus otras formas, muestran su preocupación de si Calderón logró tal grado en la escuela J. F. Kenedy de Harvard a modo de refugio y que se difundió como maestro de tal lugar, lo hecho por los medios televisivos.

Mucha razón tiene el amigo que dice que su hijo ya está futbolizado proviniendo de una familia  beisbolera  y además sin rubor ni  más prejuicios pone en evidencia que este evento no obedece más que intereses que los de unos cuantos ávidos de dinero.

Además me atrevo a afirmar no se vende la cantidad de cervezas  y otras bebidas y alimentos estimados como sólo negocio, sin búsqueda  mayor que JO como bien empleaste el término en columna anterior ¿queremos seguir exhibiéndonos como pueblos torpes o idiotas?

No estaré de acuerdo que un país sea reprimido por una oligarquía insaciable.

Aprecio todos los deportes y me parecen-me refiero a deportes  cuando las capacidades físicas sin dañar físicamente con propósito o intención- el ser humano exhibe y sostiene su dominio y sus aficionados  disfrutamos las cualidades de haber comprendido y saber usar  tales.

Incluyo el box con todo lo cruento que llega a ser, más cuando en este terreno muchos boxeadores sostienen eso como “El deporte de Fistiana”.

Miguel Canto es un ejemplo de nuestro tiempo. BOXEABA, golpeaba sin lastimar y no se dejaba golpear fácilmente. Alabo las opiniones de quienes comentaron esta nota importante que escribes.

La educación hoy como sistema cuestionable por tratarse de un proceso que hace o debe tener la consigna de que competir no obliga a ganar, pero para lograrlo requiere de eso que los japoneses hicieron: DISCIPLINA, organización, planeación, y respeto sobre todo a la vida y aquí enfatizo; la salud reside primero en la conservación de los principios educativos en el hogar, segundo que el sistema escolar con directivos aptos para conducir tal proceso estén preparados y convencidos que para eso nacieron.

El deporte  es educación y eleva el espíritu del existir y conocerse porque por eso los grandes en todos los terrenos de la vida, desde el más humilde campesino quiere hacer producir de la tierra su conocimiento, un músico, pintor, albañil y hasta el mejor arquitecto o ingeniero ¿por qué  no se les distingue con un premio Nobel?

Por ejemplo, quienes hicieron las pirámides, el arte gótico, o churriguresco, o a Chava Flores, o a Don Gabriel Vargas, o Eduardo del Río y tantos donde ese nivel. Considero de Siqueiros, Juan O´Gorman, Diego Rivera, Pita Pérez, y para no apartarme del tema un Ramiro Cuevas  primer mexicano en lanzar un juego perfecto del beisbol.

Necesitamos Integración y Unidad Nacional: el beisbol no tiene por qué ser marginado en niveles amateurs y profesional.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *