Al Bat

Los inmortales del beisbol mexicano.
Los inmortales del beisbol mexicano.

* Inmortales:

Embajadores del beisbol

Por Jesús Alberto Rubio

beisrubio@gmail.com

Seguramente estará de acuerdo en que los inmortales del Recinto Sagrado del beisbol mexicano se conviertan en Embajadores fomentando el interés y amor por este deporte, especialmente entre niños y jóvenes.

En la reciente rueda de prensa que se organizó con los nuevos miembros del Salón de la Fama –en el Parque “Francisco I. Madero” de los Saraperos de Saltillo–, fue donde expuse esa idea ante la presencia del director de esa institución, Mario Morales Salazar.

Ahí, mi planteamiento fue el diseñar estrategias de enlace/vinculación para que los inmortales, con el apoyo del mismo Recinto, clubes y circuitos de beisbol y dirigentes del deporte rey infantil y amateur, organicen acciones relevantes que permitan fomentar y formar nuevos públicos/nueva generación en torno a este deporte.

Imagínese a los entronizados, en sus respectivas regiones (más fácil), ofreciendo charlas, conferencias, clínicas, seminarios, etc. con  la presencia de niños, jóvenes, padres de familia y la crónica especializada. Incluso, montándoles alguna exposición/muestra fotográficas sobre la historia del beisbol.

Sea un inmortal ampayer, cronista, dirigente o pelotero, tendría la misma función: divulgar/difundir/fomentar/apoyar al beisbol con su ejemplo, trayectoria, consejos, valoraciones, anécdotas, conocimientos, experiencias, etc.

Ojalá y de alguna forma esta idea cristalice en bien del deporte rey que hoy más que nunca necesita de tanta ayuda, ya sabe el porqué.

Un enorme objetivo que requiere de la conjunción/esfuerzos de todos: colegas cronistas, narradores, historiadores, periodistas especializados, aficionados, directivos, patrocinadores y súmele.

Y si en este marco se involucran a los inmortales del beisbol mexicano, pues mucho mejor, porque ellos ya son ejemplo/modelo a seguir, especialmente por las nuevas generaciones.

A ellos no sólo debemos de verlos, admirarlos y saludarlos cada año en las ceremonias de entronización y menos que su presencia, distinguida, no vaya más allá de su nicho de oro. Tenemos que activarlos, “aprovecharlos” y “sacarles lustre” de toda su experiencia y conocimientos de beisbol.

Y verá que si todos estaremos/estarán contentos participando de estrategias de difusión, vinculación, extensionismo y acercamiento con la afición, niños, adolescentes, cronistas y en general con toda la familia de beisbol.

Recuerde que, en MLB, los miembros de Cooperstown, claro que son Embajadores del Beisbol.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *