Al Bat

Aguila de Veracruz.
Aguila de Veracruz.

Agustín Verde y El Aguila

Por Jesús Alberto Rubio

beisrubio@gmail.com

28 de agosto: fecha histórica: nacimiento del inmortal mánager cubano-veracruzano, Agustín Verde.

Día ilustre.

En la historia del Club Aguila de Veracruz, sigue siendo considerado el mejor mánager en la historia del equipo jarocho.

Fue toda entrega, amor y consistencia en el beisbol, trascendiendo por haber dirigido 28 años consecutivos en la pelota mexicana.

En ese proceso, llevó al bicampeonato a los Rojos del Aguila en las temporadas de 1937 y 1938 y con  ello se ganó el reconocimiento como gran estratega.

Agustín Verde llegó en 1900 con su familia a Veracruz procedente de su natal Pinar del Río, Cuba, cuando cifraba los 12 años de edad y ya traía por dentro la “espinita” por jugar béisbol.

Comenzó a jugar pelota cubriendo la tercera base y a veces los jardines, caracterizándose por ser un bateador consistente de líneas promediar siempre sobre los .300 de porcentaje.

Más tarde, fue el principal patrocinador del Club Aguila y periódicamente traía novenas de Cuba para que jugaran series contra su equipo, el cual también dirigía.

También celebraba encuentros contra los equipos estadounidenses de los barcos que atracaban en el puerto.

Bicampeón con El Aguila

Sin embargo, su mejor época ocurrió entre los años 1937 y 1938 cuando llevó a la obtención de los campeonatos en ambas temporadas a los Rojos del Veracruz cuando se jugaba en el desaparecido Parque Deportivo Veracruzano (PDV) que estuvo ubicado en 20 de Noviembre y Azueta.

En 1937 Agustín Verde iba a recibir en su equipo ni más ni menos que a un portento de pelotero procedente de Cuba: Martín Dihigo y con él, la historia iba a ser diferente.

Cuando arribó al muelle, el 8 de agosto, entre la gran multitud de aficionados estaban el mánager Agustín Verde, el jardinero cubano Agustín Bejarano, el tremendo Santos Amaro y Nerón Arjona, entre otros peloteros del equipo rojo.

Con Dihigo, el orgullo de Matanzas, de gran líder e inspiración tanto con su pitcheo y bateo, Verde iba a llevar al equipo a obtener su primer banderín en la Mexicana.

Ese año Dihigo fue el primer pitcher en lanzar sin hit ni carrera. Esto aconteció el 16 de septiembre de 1937 en contra de Nogales con blanqueada de 4-0. Bueno, y también en pasar a la historia por ser el primero en pegar de 6-6 en un partido.

El gran cubano terminaría la campaña bateando .357 y en el pitcheo con 4-0, 0.93 en efectividad y 51 ponches.

En ese glorioso club también estuvieron: Agustín “Pijini” Bejarano, Felino Cárdenas, Estaquillo Martínez, Martín Francisco Medina, Alberto Cornejo, Nerón Arjona, Donato “Toco” Aldama, Ramón Michelena, Antonio Tenorio y Julián “Pajón” Ramírez. En el pitcheo,  a Gustavo Ortiz, Sabás Mora y el ingeniero Carlos Rubio.

El máximo ganador en ganados y perdidos fue Sabás Mora con récord de 7-0 y un porcentaje de carreras limpias admitidas de 2.09, mientras que los triunfos no menos importantes y que le dieron el título al Águila fueron logrados por Martín Dihigo, quien ganó los 3 juegos en fila que el equipo veracruzano disputó ante el Agrario de México para adjudicarse la serie extra.

El Agrario llegaba como el mejor equipo de todo el campeonato con dos tremendos lanzadores en un momento inmejorable: Alberto Romo Chávez (8-0, 0.78) y Basilio “Brujo” Rosell (11-2, 2.06), además los hermanos Pancho y Chucho Torrijos llegaban bateando arriba de .360 cada uno.

Repiten el 38

En 1937 Agustín Verde iba a recibir en su equipo ni más ni menos que a un portento de pelotero procedente de Cuba: Martín Dihigo y con él, la historia iba a ser diferente.
En 1937 Agustín Verde iba a recibir en su equipo ni más ni menos que a un portento de pelotero procedente de Cuba: Martín Dihigo y con él, la historia iba a ser diferente.

La siguiente campaña de nuevo Martín Dihigo estuvo impresionante y su mánager Verde más que satisfecho, claro está.

El “Maestro” apantalló con impresionante .387 para ser el campeón bat y en la loma fue amo y señor: 18-2, 0.90 de efectividad y 184 abanicados para llevarse la Triple Corona de Pitcheo.

Sus compañeros en esa campaña fueron Silvio García, Jacinto Roque, Manuel Salvatierra, Nerón Arjona, José Luis Gómez Rodríguez, Donato “Toco” Aldama, Raúl “Chicalón” Méndez, Jorge Rosas, Alberto Cornejo, Amado Álvarez y Julián “Pajón” Ramírez por los peloteros de campo. Y los pitchers fueron: Martín Dihigo, Julián “Pajón” Ramírez, Silvio García, Tirso de Anda y Raúl “Chicalón” Méndez.

Con  esos dos equipos y con Dihigo de gran líder, a Agustín Verde nadie le iba a ganar.

Sin duda, Agustín y Martín, unidos por el destino histórico en ambos años.

Agustín Verde Naranjo nació el 28 de agosto de 1888, falleció el 28 de septiembre de 1952.

Luego, en 1973, lograba un nicho de oro en el Recinto de los Inmortales.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *