Al Bat

Jaime Efraín Rey.
Jaime Efraín Rey.

Jaime Rey

Estos ciclos de vida, amigos…

Precisamente, el domingo en la mañana, estaba pensando en el colega y amigo Jaime Rey:

En cualquier momento nos puede llegar la triste noticia de su partida física”, me dije.

Y así fue.

Hoy siento su deceso y acompaño en sentimiento a quien fue su compañera en los últimos años de su vida, Lolita, lo mismo que a su sobrino, Arturo Rey, el ex receptor de los Naranjeros, Rojos del Águila de Veracruz, Alijadores de Tampico y otros equipos del beisbol mexicano.

Tuve oportunidad de conocerlo, primero por Internet, y luego personalmente cuando la Universidad de sonora me envió a darle cobertura a la Universiada Nacional de 2010, en Chihuahua.

Por supuesto, esa vez me di tiempo para acompañarle una noche durante un juego de los Dorados, ahí en su Estadio Monumental, en donde los directivos Mario y Tania Rodríguez, Hiram Campos Lara y Leo Rodríguez Clayton nos ubicaron en un palco atrás del home, que ni mandado pedir.

Guardo con afecto las imágenes que nos tomaron esa vez y que creo ya compartí con usted.

Jaime Rey, un hombre de beisbol, periodismo y muchas cosas más que le hicieron ganarse un lugar muy especial.

Sergio R. Batres y Manuel Renovato:

Esta mañana, primero el joven colega de Chihuahua, Sergio Rodríguez Batres, me hizo llegar su columna, (Desde las Gradas) enterándome del deceso de Rey, y luego Manuel Renovato, desde Monterrey, expresa su sentimiento en torno al amigo que ha partido al viaje eterno.

Renovato, con un dejo de tristeza, expresó: “Triste y lamentable noticia. No encuentro palabras para expresar nuestro pesar;  Jaime es una de tantas pérdidas que se tienen en la vida pero como la de él es incalculable. Nuestro más sentido pésame a su familia que sabemos incluso tiene en Monterrey donde nos saludábamos cuando viajaba por acá, igual a sus paisanos. Lo vamos a extrañar mucho”.

Por su parte, Sergio, en el título de su columna, apuntó: Hasta Siempre Buen Amigo:

“Pareciera que la única razón que encontrado para escribir es la partida de los grandes amigos que he cosechado en el mundo del beisbol. El domingo 25 de Marzo, dejó de estar entre nosotros físicamente mi gran amigo y maestro Jaime Rey Ramírez.

Don Jaime, como le llamaba con respeto, fue un personaje polémico. Siempre en sus columnas tenían un toque de sarcasmo, crítica abierta y descarada en contra de todos esas personas que tienen cola que les pisen.

Ese temperamento lo desarrolló desde niño, cuando quedó huérfano y tuvo que dejar su natal Camargo para buscar una mejor oportunidad de vida en la frontera. Pero Dios, que es muy grande y nos pone ángeles de la guarda, hizo se encontrara con el que fue su padrastro, Patricio Guerra, quién lo adopto y le dio educación.

Don Jaime estudió periodismo en UCLA; trabajó durante años en periódicos de alta circulación en Los Ángeles, CA. Luego en el Houston Chronic donde llegó a ser jefe de redacción. También fue piloto aviador y perito de desastres aéreos.

Este hombre era polifacético, principalmente por su forma de ser inquieta. Cubrió a los Dodgers y a los Angelinos durante años; entrevistó a beisbolistas de la talla de Brooks Robinson, Rod Carew, Nolan Ryan, con quién llevó cierta amistad, y otros destacados peloteros de las Ligas Mayores, teniendo la fortuna de compartir y reportar para los lectores de los periódicos donde trabajó.

Muchas de las cosas que yo se acerca de Don Jaime, fueron por las interminables platicas de beisbol, cada vez que nos encontrábamos en la Liga Mexicana, o en la Liga Estatal. Por su carácter y peculiar forma de ser se ganó miles de amigos, pero también gente que se sintió agraviada por sus comentarios claros y concisos. Siempre en busca de la verdad, como un auténtico periodista.

Dentro de sus trayectoria también es autor de dos libros, El Majestuoso Arte de Pitcheo y Estrategias para Beisbol; dos obras  muy instruccionales. Durante años escribió en los medios electrónicos con su famosa columna Alta y Adentro y después se cambio un poco al lado político en Jiribillas.

Siempre con un estilo muy especial para escribir, hasta con cierto con descaro, fue censurado en varias páginas por los comentarios tan abiertos que hacía. Pero como él decía, “la verdad, aunque duela e incomode”.

Su personaje favorito para sus comentarios era el Teniente Coronel Alonso Pérez Cualquiera, como le decía. Hace unos meses nos envió un correo electrónico a todos sus amigos donde nos manifestaba que tenía una enfermedad muy grave. Después nos mandó su última columna despidiéndose y disculpándose de todos aquellos a los que juzgó, bien o mal,  pero que creyó causó agravios.

Víctima de cáncer en los pulmones se nos fue no sólo un gran hombre, sino un gran escritor, además de gran amigo y maestro. Su última voluntad fue que se creara una beca de periodismo, que llevara su nombre. Y me lo comentó así: “para hacer verdaderos periodistas, con los valores que a mí me inculcaron”.

Esperemos que la gente de Camargo, amigos y gente que lo conoció podamos hacer posible, la beca o el premio Jaime Rey para el periodismo deportivo.

Sólo me resta decir, gracias por tus enseñanzas, por tu amistad, por tus consejos, por esas platicas de beisbol. Mi más sentido pésame para su familia, especialmente para la Sra. Güera, que es como la conocíamos, y fue la compañera de Don Jaime los últimos años de su vida. Descanse en paz, mi gran amigo y Maestro”.

Será sepultado en Camargo

El colega de El Heraldo de Chihuahua, Sergio Suárez, nos dice que Jaime nació el 20 de abril de 1932 en Ciudad Camargo, Chihuahua; se graduó en Ysleta High School, estudio Literatura Inglesa y Administración de Empresas en la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA).

Finalista en dos ocasiones del Premio Pulitzer, notario público en los Estados Unidos, piloto aviador e investigador en accidentes aéreos y sirvió 4 años en la Marina estadunidense, así como editorialista en el Houston Chronicle, el San Bernardino Sun de California y el Hispanic Link, distribuía sus columnas en 200 diarios en la Unión Americana.

Su cuerpo es velado en una funeraria frente al Auditorio Municipal aquí en Chihuahua y hoy será llevado a su tierra natal Camargo, donde recibirá un merecido homenaje promovido por el diputado Chuchi Sáenz e integrantes de la Asociación de Camarguenses Radicados en Chihuahua, AC.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *