Al Bat

Ausentismo en el Quisqueya

* Hoy, juego clave de los Yaquis ante Dominicana.

* En el marco de la 54ª edición caribeña, Neifi Pérez y Joaquín Andújar serán hoy exaltados al Salón de la Fama de la Serie del Caribe. (http://www.hoy.com.do/deportes/2012/2/5/413201/Exaltan-hoy-a-Neifi-y-Andujar)

Quizá se dio cuenta que de los ocho peloteros quisqueyanos activos en la pasada Serie Mundial –fueron los invitados de honor el la inauguración–, ¡solo uno hizo acto de presencia!

Lo vimos: Fue el pitcher de los Vigilantes de Texas, Neftalí Feliz, quien hizo el lanzamiento de la primera bola… y ¿… los demás?

Pero hay algo más dramático: y así lo reporta nuestro dilecto ingeniero Juan Antonio Jasso, presente en el clásico: se ha visto un preocupante ausentismo de la afición, lo que califica de lamentable y con toda razón.

¿Qué pasó con la afición de Santo Domingo o toda la isla dominicana anfitriona?

Recordemos que sus Leones de Escogido se coronaron campeones en el noveno decisivo del play off, de manera dramática, ante las Águilas Cibaeñas con un ambiente de mírame y no me toques y un lleno a reventar.

¿Dónde quedó, a dónde se fue toda esa afición…?

Precisamente le pregunté al ingeniero Jasso si acaso se aumentó (nada extraño aquí, allá y acullá en series de esta naturaleza) el precio del boletaje y por consecuencia la familia beisbolera se alejó del estadio.

Hay opiniones de expertos que hablan de otros motivos algo del por qué la afición del Caribe no hace acto de presencia en los clásicos, muy distante a lo que se veía en antaño:

Una de ellas, quizá la principal que citan, es por la ausencia de peloteros latinos estelares en Ligas Mayores llevado por reglamentos de Major League Baseball, lo cual le quita el brillo y baja el nivel/espectáculo a estos clásicos de febrero.

En efecto, las organizaciones de MLB –dueños sobre los derechos de los peloteros–, restringen la participación de sus jugadores estelares o en desarrollo en las ligas invernales aduciendo una cláusula de “fatiga extrema”.

Incluso, lo sabemos, muchos cotizados estrellas de la Gran Carpa, simple y sencillamente deciden descansar en invierno y no jugar en sus países de origen (incluyendo México, por supuesto).

Desarrollo de talentos

Sobre este tema, el presidente de la liga boricua, Sadí Antonmattei, advierte que hay otro ángulo a observar en estos torneos: el desarrollo de peloteros naturales de la región, todos talentosos.

“Los que están jugando, aunque sean de clasificaciones menores, juegan excelente. Tienen todas las destrezas que tiene un jugador de Grandes Ligas y eventualmente muchos de ellos van a llegar a Grandes Ligas”.

Para el colega Luis Santiago Arce, también presente en la serie,  existe, al parecer, un consenso de que ya el béisbol caribeño no debe depender de las grandes figuras de las Mayores.

“Depender exactamente no, pero es necesario porque son estrellas que la gente solamente las ve por televisión, y cuando tienes la oportunidad de ver jugadores de esa categoría es positivo”, expresó el veterano pitcher de Grandes Ligas, Miguel Batista, taponero de las Águilas Cibaeñas.

El presidente de ese equipo, Winston Llenas, enfatizó que “eso es algo serio que debemos mirar con mucha atención para que no desaparezca el béisbol caribeño que reúne tanta pasión y une a nuestros pueblos”.

“Cada año se hace más difícil hacer un buen equipo y tener una buena representación en las Series del Caribe… pero los oficiales que manejamos el béisbol latinoamericano estamos conscientes de esa situación y vamos a seguir trabajando para que esto no suceda”.

¿Cómo la ve…?

Juego crucial

Por mientras, esta tarde en el Quisqueya los Yaquis de Obregón (2-1) tienen un reto de vida o muerte: van contra unos Leones invictos (3-0) con  Marco Carrillo en la loma buscando darles alcance en el standing y así colocarse con probabilidades de buscar el segundo banderín consecutivo.

La ofensiva mexicana enfrentará a Francisco Liriano,  quien desde el 2005 es un estelar de los Mellizos de Minnesota.

Carrillo, ya sabe, un prospecto de 25 años de los Cachorros de Chicago, tiene marca de 38-21 en seis años en las ligas Menores. ¿David contra Goliat…? Eso es lo que vamos a saber. Ya sabe usted, en el beisbol todo puede suceder.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *