Al Bat

Memo Garmendia

José Rafael Aguirre, gran colega historiador y amigo –Cronista de la Ciudad– y, Guillermo “Memo Garmendia” Muñoz Medina, han partido al viaje eterno y, su legado, será imborrable al paso del tiempo.

Hoy, junto a los fraternos amigos, Zenón Ochoa y Marcelo Mojica Cruz, disfrutan su nuevo ciclo de vida en algún lugar del universo.

A José Rafael, Zenón, Marcelo y Memo Garmendia, mis respetos y admiración como homenaje póstumo.

Por siempre, mis sentimientos hacia ellos.

Memo Garmendia

El deceso de Memo Garmendia, gran figura del boxeo en peso welter en los años 50´s, ocurrió en la capital del país el pasado domingo 22 a causa de un infarto al corazón.

De acuerdo al periódico deportivo Esto, Garmendia tenía 80 años de edad y señala en la nota que en 1953 disputó sin éxito el campeonato nacional welter a Tomás López “El Conscripto”, y se fajó con los mejores 147 libras de su tiempo.

“Dividió triunfos con Saúl Torres, quizá el ponchador de más fuerte pegada del boxeo mexicano; igual con Nicolás Morán, y peleó con figuras de su tiempo, como Alfredo Cota, Chucho Llánes, Rudy Jiménez, Rafael Hadad y Matías Fenoy, entre otros.

Le sobreviven cuatro hijos. Hace 19 años dejó de existir su esposa Concepción. Sus restos fueron cremados”.

El apodo

Hay toda una riqueza de historia en torno a Garmendia, la que compartiré con usted una vez me lleguen las fotografías (escaneadas) de su álbum familiar.

Por mientras, buscando aquí y allá, encontré una reseña que retrata en toda su dimensión la clase de boxeador que fue Garmendia, apodo con que lo bautizó el inolvidable promotor boxístico, Oscar Romo Kraft, “El Zorro del Norte”, por ser vecinos en la calle que lleva ese nombre en el centro de Hermosillo.

Esta histórica pelea sucedió entre 1950-51, aunque este dato está abierto para precisarse.

Empataron Llánes y Garmendia

“Después de 15 rounds sensacionales y en una pelea que pasará a la historia pugilística de Sonora como una de las más formidables que haya presenciado la afición de Hermosillo, empataron Chucho Llánes, un gran técnico del boxeo sonorense y el prometedor y voluntarioso chamaco Memo Garmendia.

Al final de la pelea, que terminó tal y como empezó entre una gritería ensordecedora, el referee Andrés Ruiz levantó la mano de ambos gladiadores en señal de empate.

Un Juez, el señor Alberto Lizárraga, otorgó su voto a favor de Chucho Llánes dándole en los 15 asaltos cuatro puntos de ventaja; el otro Juez, el señor Torres Enríquez dio su voto a favor de Garmendia dándole una ventaja de seis puntos. La puntuación del tercer hombre del ring, Andrés Ruiz, tenía 75 puntos para cada peleador; un empate perfecto.

¡Qué pelea señores…que peleón nos han dado estos dos dignos exponentes del boxeo norteño! Perfectamente bien entrenados y demostrando una vergüenza profesional digna de la ocasión, Memo Garmendia y Chucho Llánes han dado a la afición hermosillense una de las peleas más formidables que se han visto en esta ciudad, y con esta contienda, que sin duda alguna será comentada por mucho tiempo, crecerá la afición por el viril deporte de los puñetazos, ya que fue muchísima gente que muy pocas veces se paraba en este espectáculo.

La pelea se concertó a 15 rounds para ver quien de los dos demostraba superioridad, y ya hemos visto como estos dos peleadores han llegado al final de 15 formidables asaltos para terminar nuevamente en un empate”

Oscar Romo Salazar:

Muy querido JA… Como podrás imaginar, ahí estuve yo, y como en sueños recuerdo esa inolvidable batalla de colosos… Chucho en plena madurez y Memo ya en franca ruta hacia la brillante carrera que tuvo… Una gran pelea entre dos inmortales del boxeo sonorense…

Nostalgia pura, y flotando sobre todo la sombra del inolvidable “Zorro del Norte” Oscar “Chapo” Romo, mi padre…

Fíjate que él nos escribía de vez en cuando alguna carta… nunca se olvidó de mi papá y de nuestra familia… En aquellos tiempos él vivía en la calle Garmendia, casi esquina con la Oaxaca, y nosotros en esa misma calle, pero entre la Sonora y la Yucatán, apenas a cuadra y media del Memo.

Un abrazo.

Paulino Montes.
Paulino Montes.

 

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *