Al Bat

Carlos Noriega

* El nieto de Ramón “Pissi” Martínez, por su sólida  trayectoria, representa ya todo un  prospecto para la pelota profesional. Tiempo al tiempo

Por Jesús Alberto Rubio

beisrubio@gmail.com

Al igual que su abuelo, Ramón “Pissi” Martínez, quien se distinguió, por ser un excelente receptor de las Ligas Sunset, Noroeste, Sonora, Costa del Pacífico y Mexicana de Beisbol, el joven prospecto Carlos Noriega “pinta” de lo mejor jugando la misma posición a sus 17 años de edad.

Su futuro en la pelota luce muy prometedor como un nuevo talento del beisbol mexicano, con un perfil y calidad en el terreno de juego que seguramente nos dará en el futuro mediato muy gratas noticias.

Por su brillante desempeño y trayectoria que hasta hoy lleva, ahora si que también en él se acepta el dicho de que “nieto de tigre… pintito”.

Mire su trayectoria y verá:

A sus cinco años de edad, Carlos Armando Noriega Martínez empezó a destacar por su versatilidad y talento infantil en la Liga Pitic de Hermosillo y más tarde en la Municipal de Tijuana donde brilló en distintos torneos.

Por ejemplo, en abril del 2006  fue invitado al torneo de Las Américas del Imparcial representando a Baja California y en ese mismo año vio acción, en julio, en el Nacional celebrado en Cd. Obregón, ayudando a su equipo de Tijuana a ganar de forma invicta el campeonato al conectar ¡diez jonrones en ocho juegos!

De ahí, a los dos días de haber llegado a la ciudad fronteriza, Carlos Noriega partió hacia el Mundial en Hawai donde México quedó en el tercer sitio tras previamente ganar el derby de jonrones con 18.

Mas adelante, participó en un mundial celebrado en Culiacán, Sinaloa, quedando subcampeones, y él, en la competencia de jonrones, en segundo.

Luego en el verano del 2008  fue a Cuba a un torneo de invitación por parte del Gobierno de aquel país, teniendo como escenario a la ciudad de La Habana.

Carlos Noriega continuó jugando en una diversidad de torneos del país, siendo el año pasado cuando recibió invitación para que se integrara a la Academia de Beisbol de Nuevo León, previa firma con los Saraperos de Saltillo.

Después partió a la Rockie League y luego volvió a la doble A en abril de este año.

Ahora, está en espera de que lo llamen de la misma Rockie League para la próxima temporada, a iniciar en septiembre.

El muchacho, como su ilustre abuelo, también nació en Empalme (27 de Septiembre de 1993); mide 1.80 y pesa 85 kilogramos. Destaca por su muy buena defensiva, brazo, bat y poder.

Joya de foto

Entre las fotos que reciente recibí de su querida mamá, “Pissita” Martínez, destaca una que se puede calificar de una joya para el beisbol: ahí se ve y luce junto al  Pilo Gaspar, Héctor Espino y “Pissi” Martínez, así como Claudio, su hijo mayor.

La imagen la tomaron un 25 de diciembre de 1992 en el Nido de los Aguilas, de Mexicali.

“Mi vida ha sido puro beisbol, desde pequeña, al lado de mi papá y, para suerte a mi esposo también le fascina este deporte, así que  seguiremos apoyando  a nuestro campeón, porque como padres estamos muy orgullosos de él y esperamos en Dios se realicé su sueno de seguir en el Rey de los Deportes. Mil gracias por la atención  que le brinde usted al presente. Saludos y un abrazo”.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *