Al Bat

PERICOS Y EL 9 DE RONNIE

Mientras se definen los siguientes semifinalistas de la LMP, qué mejor rescatar la siguiente historia, que estoy seguro le gustará:

Y, además, hacerlo, conlleva un gesto noble de reconocimiento a un distinguido empalmense miembro del Recinto Sagrado del Beisbol de México: Ronnie Camacho.

Usted dirá, compadre.

A ver:

Exacto: fue el pasado 30 de junio de 2019 cuando los Pericos de Puebla retiraron su número 9, por lo que de esa forma el dígito y él lo convirtió en un inmortal en esa franquicia donde escribió grandes páginas de oro en su paso por la pelota veraniega, especialmente en 1963 que usted la conoce mejor que yo por todo lo que hizo en aquella temporada dirigido por el “viejo” Tony Castaño.

El recuerdo de ese momento, su homenaje, quedó plasmado para siempre, unida a la historia del acontecer del beisbol de Puebla y México.

Por supuesto que en la ceremonia “La Roca de Empalme” fue plenamente ovacionado por miles de aficionados, quienes junto con la directiva le reconocieron todo lo que aportó al equipo poblano.

Debo destacar que Ronnie, acompañado de su querida esposa Blanca Aurora Sosa, lanzó la primera bola del tercer juego de Pericos y Acereros de Monclova y luego se procedió al histórico hecho: el retiro del número 9.

Y mire lo que para él le significó ese instante:

“El retiro del número 9  de la Organización Poblana ha sido para mí y familia lo mejor que me pudo haber pasado; fui el primer jugador ´del Equipo Pericos de Puebla que recibe  ésa honrosa distinción y mira que hay muchos excelentes jugadores que jugaron conmigo por 11 temporadas, de ahí, pues, el orgullo de haber sido seleccionado.

En aquel tiempo, fui el bateador que daba jonrones, que recibió halagos, que cosechó grandes amigos  que conocí la gloria y el infierno, y porque no decirlo, el que logró despertar a los fanáticos poblanos a dar las grandes asistencias a los juegos…. Gracias por haberme dado tanta felicidad…”.

Era boy.

Y sí, ¡honor a quien honor merece!

Abordar la vida del gran Ronaldo “Ronnie” Camacho lleva miles y miles de páginas, con una impresionante trayectoria como jugador y mánager de muy fuerte presencia, lo que al paso del tiempo le mantiene como toda una leyenda dentro y fuera de México.

Su rico historial ahí quedó registrado con letras de oro dentro del terreno de juego y la historia del beisbol mexicano.

Un gran pelotero que en su juventud muy bien pudo haberse establecido en el mejor beisbol del mundo, más allá de Ligas Menores, pero por diversas circunstancias de su tiempo –como sucedió con otros notables jugadores de su generación y época, no logró ese sueño dorado de todo pelotero.

Ese capítulo también usted lo conoce, donde el concepto racismo estuvo siempre vigente entre los magnates de la Gran Carpa de aquel tiempo.

En las imágenes que le comparto, puede usted apreciar a José Miguel Bejos, presidente de la franquicia; Alfonso “Chato” López, vicepresidente y gerente del equipo; César Tapia jugador de Monclova, “Chispa” Gastélum, de los Pericos, Blanca Aurora Sosa Campillo, y la Mascota del equipo.

En otra foto están César Tapia, la Mascota, el mismo Ronnie y  el “Chato” López.

Y qué decir donde aparecen José Miguel Bejos, Blanca Aurora Sosa, Ronnie y la Mascota…con el bat jonronero de Pericos de Puebla.

Léa también

Lanzando Para Home

Por ALFONSO ARAUJO BOJÓRQUEZ El puerto de Guaymas, ha sido escenario de grandes juegos en …